Brilliance V5 1.6L 5MT: La evolución de un origen

por

4362 posts

PENDIENTE: EL V5 es un paso adelante que pavimenta el camino que otros vehículos chinos deben transitar. Un buen crossover citadino, con buenos argumentos para mantenerse como un competidor relevante dentro de los crossover de entrada, aunque, eso sí, con un motor algo más potente sería aún mejor. Precio versión probada: CLP $7.990.000…

Hace unos días se presentó un nuevo modelo de la marca china Brilliance (representada en Chile por el Grupo Fortaleza S.A Gildemeister). Se trata del crossover compacto V5 (el igualito al BMX X1) y que llega a casi dos años que la marca asiática iniciará su comercialización en el mercado nacional. De momento llegará en dos versiones, una mecánica de 1.6 litros de 118 caballos (motor de origen Mitsubishi), caja mecánica de cinco cambios y un valor de CLP $7.990.000 (con bono de CLP $600.000 que durará unos tres meses) y que profundizaremos en esta toma de contacto en Bólido. Recordemos que hay otra automática (5AT) full a valor de CLP $9.990.000.

El V5 corresponde al primer modelo con carrocería SUV en incorporarse a la gama de modelos de Brilliance en Chile.  La competencia clave de este modelo está en el Chery Tiggo, Haima7, Lifan X60, Ford Ecosport, Great Wall Haval3 y Daihaitsu Terios, entre otros. La garantía es de 3 años ó 60.000 kilómetros, lo que primero suceda. Recordemos que la actual gama de Brilliance en Chile suma el sedán de entrada a la marca denominado FSV, el sedán mediano Splendor; el Splendor Wagon Cross, además del hatchback mediano FRV.

BRILLIANCE V5 GAMA MAYO 2013:
Brilliance V5 1.6L 118 CV 5MT: CLP $7.990.000 (nuestra toma de contacto)
Brilliance V5 1.6L 118 CV 5AT Full: CLP $9.990.000

Dentro de sus principales sistemas de seguridad, tanto pasiva como activa, destacan los 4 airbags (versión AT, la 5MT trae dos), frenos ABS con EBD, Control de Estabilidad (ESP), barras de acero en puertas laterales, carrocería con deformación programada, volante colapsable, sensor de retroceso y sistema antirrobo con inmovilizador de motor. Entre su equipamiento suma neblineros, llantas de aleación aro 17, sunroof eléctrico en la versión Deluxe, aire acondicionado, alarma, alzavidrios eléctricos, espejos exteriores eléctricos, cierre centralizado con mando a distancia, cierre de ventanas con la llave, radio al volante y sistema de Audio Surround con lector de CD, MP3 y conexión auxiliar y USB.

¿EL X1 DE LOS POBRES?, ¡NO!, ES UN V5 CON SUS PROPIOS MÉRITOS

Para los que no lo conocen, el V5 busca en su concepción combinar características de un hatchback compacto y un deportivo utilitario SUV, teniendo como resultado un aspecto crossover. Por lo mismo cuesta definirlo, no es un hatchback, tampoco un crossover como el que conocemos habitualmente, sino una mezcla de todo. Ahora no es algo tan extraño, ya que muchas marcas se han acostumbrando últimamente a jugarretas de diseño, a mostrarnos modelos frente al que no sabemos definir con exactitud (ahora esta esta un corriente de diseño cada vez más extendida, no sólo de algunos). Aunque no llega a ser uno de esos modelos que rompen todos los esquemas y redefine un concepto, no, simplemente conjuga lo mejor de dos mundos, el de los hatchback medianos con comportamiento y aspecto levemente de crossover, esa es la mejor forma en que lo definiríamos. Lo vemos situado como un producto ideal para esos clientes que siempre quisieron llegar a una 4×4, más que nada por su mayor despeje y visibilidad, sin que necesiten tener tracción o un mejor comportamiento offroad

Viéndolo en detalle, el X1, agrrrr el V5 tiene líneas atractivas (obviamente muy similares al BMW X1 debido a la colaboración con BMW en China) en donde destaca su parte trasera que integra luces leds. Sus dimensiones, en tanto, alcanzan los 4.405 mm de largo, 1.800 mm de ancho y 1.614 mm de alto, con una distancia entre ejes de 2.630 mm.Por su parte, cuenta con una capacidad de carga en el maletero de 430 litros, que se puede ver incrementada hasta los 1.254 litros con los asientos traseros abatidos.

Lo que llama más la atención por fuera es su altura, más baja de lo normal y más cercana a los turismos pero con proporciones de SUV, de crossover, es apenas un poquito más alto que un hatchback mediano tradicional. Me gusta ahora mucho más la parte delantera, ya que acá integra un frontal agresivo, acompañado de una gran máscara y dos grandes ópticos, en la zona baja vemos dos neblineros circulares y una parrilla muy a lo BMW (aunque no lo sea). Atrás es menos atractivo, con unas luces posteriores mejoradas, pero todavía poco llamativas, con un gran portalón central, y abajo un parachoques negro y molduras cromadas inferiores, que nos señalan que estamos en frente de un crossover.

MUY MEJORADO EN TERMINACIONES

La habitabilidad es muy buena para los de adelante y un poco justa para los de atrás. Si el que maneja tiene una altura normal, digamos hasta 1,80, no habrá problemas. Atrás tiene espacio suficiente de sobra, eso si, poco menos en la altura disponible. Todo el ambiente está trabajado en negro con aplicaciones en aluminio y un plástico grafito brillante en la consola. Llama la atención la calidad de los polímeros de la consola central (blandos), algo que nunca había visto en otros vehículos chinos (y eso que acá en Bólido los hemos probado todos). La calidad general constructiva del interior es netamente superior a todos los de su origen (hasta los olores plásticos son mejor logrados). Ello, quizás, es lo que más se nota al abordar este V5, que se aprecia muy mejorado frente a otros, y realmente es un par de peldaños más frente a lo que conocíamos en crossover chinos.

La unidad que probamos integra una pequeña pantalla central con información del aire acondicionado y de la radio, con regulaciones desde el volante también. En general funciona muy bien, los controles de la consola son bastante intuitivos y sobretodo el audio al poner un dispositivo USB es muy bien logrado (otro claro plus frente a su competencia).

El tablero tiene los típicos relojes circulares con el velocímetro y tacómetro y otros pequeños con la temperatura motor y estanque de combustible. Al centro un gran display con información del computador abordo (consumo instantáneo, pero no tiene promedio y lo que queda en kilómetros del estanque de combustible), todo bastante bien terminado. La información del computador abordo se regula con un pulsador en el volante (de hecho lo encontré parecido al Chevrolet Cruze).

LO MÁS DÉBIL ES SU MOTOR

Llega con un motor de 1.6 litro capaz de entregar 118 HP entre las 5.600 y 6.000 rpm y un torque máximo de 151 Nm a las 4.000 rpm. Puede estar asociado a una caja manual (1.6 MT Comfortable, la de este contacto) y otra automática con tracción delantera (V5 1.6 AT Deluxe), ambas de cinco marchas. Las versiones 1.5L turbo (136 caballos) y la 1.6L 4×4 de momento no están disponibles para nuestro mercado, pero si están proyectadas dentro de este año.

Sobre la dinámica de manejo del 1.6L mecánico, olvídese de tener la sensación de estar muy alto, con esa seguridad que entrega manejar una gran SUV, sino que acá las sensaciones son muy cercanas a manejar un hatchback mediano, quizás levemente más alto. Por ello, este V5 tiene muchísimas más cualidades on-road que off-road. Una vez manejándolo y como primera sensación sentimos una dirección más pesada de lo normal pero una vez en movimiento esa sensación se transforma en robustez. Si no se abusa de la presión en el acelerador, el pequeño motor 1.6L litros de 118 caballos responde correctamente. Ahora, sobre las 4.000 se sienten bastante en el habitáculo.

Ahora, encuentro que los casi 120 caballos del V5 son escasos para la plataforma, con una caja de cambios con relaciones muy largas, que ayudan poco a una respuesta más agresiva. Es muy progresivo en las aceleraciones, muy equilibrado, por lo que será ideal para el conductor que privilegie un crossover para un manejo citadino y tranquilo, sin la violencia de un motor turbo (aunque hay una versión 1.5L de 130 caballos que todavía no llega a Chile, si a Uruguay por ejemplo). El consumo, a 120 km/h, y con un motor girando a apenas 3.200 vueltas en quinta marcha, es de 13,6 km/l. Por su parte, a 90 km/h logramos en promedio unos 15 km/l. En cliclo urbano baja poco menos de 10 km/l. Su velocidad máxima no supera los 170 km/h.

La suspensión también es bastante más dura de lo que uno podría suponer, considerando la puesta a punto de los autos chinos, que es en general muy blanda. Tiene un andar muy aplomado, con un feeling excelente para el conductor, es muy dócil y comunicativo en sus reacciones. Lo probamos con casi puro uso en carretera, y demostró un comportamiento muy destacable, con una sensación de seguridad excelentes.

Resumiendo, el nuevo Brilliance V5 es lo mejor en crossovers chinos, y con bastante diferencia. Considerando que por lo menos la versión de entrada está bajo los CLP $8 millones, es más atractivo aún, considerando los precios con que llegaron los Brilliance hace un par de años. Un paso adelante en todo sentido, y que pavimenta el camino que otros vehículos de su origen deben transitar. Un buen crossover  citadino, lleno de buenos argumentos para mantenerse como un competidor relevante del de los crossover de entrada.

¿Qué te pareció el nuevo Brilliance V5 en su versión mecánica?, coméntanos.

RESUMEN TÉCNICO BRILLIANCE V5:
Modelo de Motor: 4A92S, Gasolina
Tipo de Motor: Gasolina,4 tiempos, 4 cilindros, 16 válvulas, VVT, DOHC, MIVEC, refrigerado por agua
Cilindrada (CC): 1600
Potencia (HP/r/rpm): 118/5600-6000
Torque máx. (Nm/r/min): 151/4000
Emisión: EURO IV+EOBD
Tipo de Combustible: Gasolina de 93 Octanos o superior