Hyundai Accent RB 1.6 GLS MT Full: Un compacto más refinado [Test Drive]

por

4362 posts

ACTUALIZADO: Sus atributos están en un diseño más atractivo, un interior bien logrado y un motor alegre. En contra el tacto de su dirección y estabilidad en carretera…

ACTUALIZADO. El nuevo Hyundai Accent es uno de esos modelos que uno espera probar y por varias razones. Primero porque es uno de los modelos más vendidos dentro del segmento de los sedánes mediano-compactos en donde tenemos a un gran número de marcas presentes. Acá compite con el Toyota Yaris, Nissan Tiida, Renault Logan, Mazda2 Sedán, Chevrolet Sail, JAC B15, Geely EC7, entre otros.

Y segundo porque hay un interés mayor por parte de nuestros lectores en saber las características, manejo, comportamiento y en general de saber todos los detalles de este modelo. Por ello, puntualmente en esta semana en Bólido probaremos el modelo Accent full mecánico, es decir el RG 1.6 GLS MT Full, que tiene un valor de $8.590.000, gentileza de Automotores Gildemeister.

 

HYUNDAI ACCENT RB Sedán
ACCENT RB 1.4 GL AV                               $6.690.000
ACCENT RB 1.4 GL AC                               $7.090.000
ACCENT RB 1.4 GL AC 2AB                        $7.490.000
ACCENT RB 1.6 GL AC 2AB                        $7.790.000
ACCENT RB 1.6 GLS 2AB ABS                 $8.590.000 (nuestro test)
ACCENT RB 1.6 GL AC 2AB AT                   $8.090.000
ACCENT RB 1.6 GLS 2AB ABS AT               $8.990.000
ACCENT RB 1.6 GL AC DIESEL                   $8.290.000
ACCENT RB 1.6 GLS 2AB ABS DIESEL         $9.490.000
ACCENT RB 1.6 GL (C)                              $6.690.000
ACCENT RB 1.6 GL AC (T)                         $7.390.000
ACCENT RB 1.6 GL DIESEL (C)                   $7.490.000
ACCENT RB 1.6 GL AC DIESEL (T)              $8.190.000

En esta tercera generación en Accent creció en tamaño: 4.340 mm de longitud total, 1.700 mm de ancho, 1.460 mm de alto y la distancia entre ejes llega a los 2.570 mm. Las líneas son similiares a todos los nuevos productos de la casa coreana como el Hyundai Elantra, Azera y Sonata.

Llega al mercado chileno en dos versiones de motor gasolina: un 1.4 litros con una potencia de 106 caballos y 135.4 Nm a 5.000 rpm y un 1.6 litros de 121 caballos de potencia y 155 Nm de par motor, con transmisión mecánica de cinco velocidades (el motor y caja que testeamos). Además durante la últimas semanas se sumaron las versiones diesel que reseñamos en esta nota.

AGILIDAD ACOMPAÑADO DE UN MOTOR ALEGRE

Antes lo habíamos probado en su lanzamiento en altura en el norte de Chile y ahora nos tocó la prueba en Santiago. Acá lo noté aún más más ágil y “nervioso”. Se siente un auto liviano, el típico compacto ideal para moverse rápido por la ciudad y en carretera.

Para los que manejan rápido este nuevo Accent les va a gustar por como sale desde ralentí, desde parado. Para los más tranquilos, deberían regular mucho las aceleraciones porque responde muy rápido y con sensibilidad a la intensidad de las aceleraciones. Ahota tiene muchos moviemientos de carreocería a velocidades de carretera.

Por su  parte, el escalonamiento desde la tercera marcha hasta la quinta son muy largas, permitiendo llevar el auto con agilidad, sobretodo en carretera. La primera y segunda son bastante cortas.

Sin embargo, encontramos que al nuevo Accent le vendría mejor una caja mecánica de seis velocidades (como lo traen actualmente las versiones diesel del Accent), así este motor 1.6 litros andaría incluso mejor, más desahogado y de paso permitiría aprovechar el caudal de potencia de este excelente nuevo motor de 122 CV. A modo de ejemplo, a 120 km/h en 5ta va a 3.600 vueltas, en cuarta a 4,400 y en tercera a 5.300 RPM.

RPM POR CADA CAMBIO Y VELOCIDAD

A 120 km/h: 3.600 en 5ta; 4.400 en 4ta y 5.300 en 3era
A 110 km/h: 3.400 en 5ta; 4.200 en 4ta y 5.000 en 3era
A 100 km/h: 3.200 en 5ta; 4.000 en 4ta y 4.600 en 3era
A 90 km/h: 2.900 en 5ta; 3.700 en 4ta y 4.100 en 3era

Es suave, bien aislado pero antes decíamos también que tiene andar nervioso porque su tren trasero tiende a moverse a velocidades sobre 100 km/h, lo que hará a varios conductores a perder confianza frente a maniobras rápidas a velocidades crucero.

Los frenos son regulares con un pedal algo sensible, con mucho “mordiente” pero con la asistencia justa. La dirección es nerviosa, reacciona rápido con poco feeling para el conductor (un mal endémico de las direcciones electro-asistidas). Además a velocidades bajas tiene mucha asistencia, pero es cosa de acostumbramiento.

En carretera por ejemplo la dirección se pone muy sensible en curvas rápidas y necesitará un período de manejo, de acostumbramiento para lograr las maniobras justas y los movimientos precisos.

Sobre su rendimiento, en lo que llevamos de la prueba logramos 16,1 km/l en carretera, 11,5 km/l en ciudad. Consumo mixto de 13,7 km/l.

RENDIMIENTO KM/L CARRETERA
CAMBIO /5ta /4ta / 3era
120 km/h: 14,6 13,9 12,5
110 km/h: 15,2 14,2 13
100 km/h: 15,7 14,7 13,4
90 km/h: 16,1 15,2 14,1

A pesar de ser un compacto, el espacio en alto, ancho y largo es óptimo para cuatro personas. Adelante el conductor no tendrá problemas de altura y con el asiento casi al límite de longitud no sacrifica tanto el espacio para piernas de la segunda fila. Atrás dos pasajeros irán cómodos, con unos asientos bastante blandos, ideal para viajes largos.

Atrás la altura disponible es óptima para pasajeros altos, lo que va acompañado con tres apoyacabezas y la ausencia de un apoyabrazos. La maletera es bastante amplia (389 litros) con una boca de entrada grande que optimiza la entrada del equipamiento.

El puesto de manejo es alto, con posibilidad de regulación en altura solo para el conductor. El volante tiene cuero con un grip agradable y con la posibilidad de regulaciones en altura y no de profundidad. El tablero y consola central están muy bien terminados y en general en este ítem es sobresaliente. En los plásticos de la consola y puertas predominan los polímeros duros.

La versión que testeamos tenía un tablero que se ilumina al encenderlo (creo que esta característica la tiene solamente el modelo que estamos testeando, lo confirmaremos y revisen las fotos) . Tiene un display central que indica seis funciones del computador abordo, km/l instantáneo y promedio (en litros cada 100 kms), kilómetros del estanque disponible, velocidad promedio, tiempo de manejo y reloj, todo con letras blancas bastante legibles (revisen las fotos a los distintos diplay de la pantalla central).

El audio es excelente. Incluye MP3, Bluetooth, USB y todo con comandos al volante. Es un claro salto en calidad de terminaciones,  y su nuevo diseño es más atractivo. Los comandos al volante para regular las funciones de audio es bastante intuitivo. A la derecha podemos regular las sintonias de la radio, adelantar canciones o el modo que queremos (radio, USB, CD). A la izquierda los mandos para volúmen y abajo dos botones (rojo y verde) para regular las funciones del Bluetooth.

Además esta unidad tiene un climatizador muy eficiente, no es bizona pero regula muy bien la temperatura y con un funcionamiento bastante silencioso. Sumen a eso que  trae espejo retrovisor con cámara trasera para las maniobras de estacionamiento (no habilitado para Chile). Súmele a ello asientos de cuero y sistema de encendido sin llave (ver foto) que no está en la configuración nacional.

Estos detalles se los señalamos para no confundirlos a la hora de evaluar esta unidad y que sepan que algunos de los elementos de equipamiento del Accent no están disponibles para esta zona.

Dentro de su competencia relevante como el Mazda2 Sedán y el Toyota Yaris, el Accent 2011 es el mejor logrado, aunque su precio es mayor aunque le juegan a favor su mayor atractivo estético (a nuestro juicio).

Además crece en tamaño, en terminaciones y en calidad constructiva. Claro, también crece en precio, y bastante, pero es mucho mejor que el modelo precedente. En contra un feeling de dirección poco intuitivo, sensación de inestabilidad en carrertera y la falta de una sexta marcha.