Skoda Octavia 1.9 TDI 2008: Harold está feliz con su eficiente liftback checo [Test Drive del Lector]

Fue una buena compra, ya que elOctavia TDI cumple al 100% con mis necesidades. El consumo es el de esperarse en un auto diésel de éstas características, bordeando los 17,5 km/l mixtos. Es un auto que no peca de ser pretencioso, sin embargo tiene un diseño agradable a la vista. Estas son mis apreciaciones...

TEST DRIVE DEL LECTOR: Harold Rogers (32 años)

  • Marca, modelo y año: Skoda Octavia 1.9 TDI 2008
  • Motor: Diesel 1.9 de 105 HP
  • Tipo de Caja: DSG Automática de 6 velocidades
  • Seguridad: 4 Airbag, ABS, ASR
  • Consumo mixto: 17,5 km/l

Todo comenzó en Septiembre del año pasado, cuando por razones de fuerza mayor tuve que vender mi Subaru Legacy 3.0R del 2005, comprado unos meses antes. La verdad es que siempre me llamó la atención Skoda, encontraba que tenía bonitos modelos, consumos más que buenos en su modelos TDI y la fiabilidad ya comprobada del grupo Volkswagen.

Una vez vendido el Legacy me puse en la búsqueda del siguiente auto… las especificaciones: Que fuera automático, con buena seguridad y máximo 8 millones. Es así como vi mil y un autos, pasando desde un Polo, a un Mazda 6… fueron varios días de extenuante búsqueda, hasta que cuando estaba a punto de tirar la toalla, me encuentro con un Skoda Octavia TDI Automático del 2008 en una automotora en Bilbao.

El auto estaba en optimas condiciones, con todas sus mantenciones hechas en MJH hasta los 71.000 kms. Lo compré con 72.300, así que estaba completamente sanito. De hecho, se lo llevé a un tío, que es ex mecánico de Volkswagen y tiene ahora su taller propio. Le puso scanner y lo revisamos entero…. El auto estaba completamente OK, con todos sus sistemas sin ningún problema. Finalmente, después de un par de negociadas y al cabo de dos días, me estaba llevando el auto.

Mis opiniones del auto pueden ser un poco sesgadas, ya que me declaro un enamorado de éste… y por que no, ahora de la marca, pero voy a tratar de ser lo más objetivo posible.

De afuera para adentro, el diseño, si bien puede ser un poco “plano” o poco atrevido, a mi gusto está justo en el medio de elegancia y deportividad. Al ser un liftback, le da un toque de “juventud” a un auto que más bien se puede ver como “de papá” (bueno, soy papá de una niñita y otro enano en camino). El auto venía con sus neumáticos y llantas originales aro 15, lo que al poco tiempo cambié por unas aro 17 del Octavia vRS de uno de los usuarios del foro SKODACHILE.COM, que dicho sea de paso, fue clave en la compra de mi Octavia y es una tremenda fuente de información para los que estén interesados en la marca. Como se comenta en las conversaciones, el foro es lejos el mejor concesionario de la marca!!!!

Foro aparte, con las llantas aro 17 encuentro que el auto ganó tremendamente tanto en pinta como en manejo, ya que los neumáticos también son más anchos y a mi parecer, con eso el auto ganó bastante en estabilidad. El auto estéticamente es simple, pero elegante y esa combinación la verdad es que me gusta mucho y si bien ya hubo un facelift y ahora viene el modelo 2013, a mi parecer el modelo en cuestión aún se ve bien y para nada viejo.

VAMOS AL INTERIOR

Otra vez nos encontramos con algo un tanto simplón, pero muy funcional y de materiales muy buenos. Acá me encuentro con materiales blandos en casi todos lados, menos en la parte inferior del tablero, como la tapa de la guantera, donde hay plásticos duros y que se pueden rayar fácilmente. Los asientos son bastante cómodos, quizás un poco angostos para alguien más bien alto y un poco ancho (es mi caso), pero lejos de ser incómodos. En los asientos traseros hay bastante espacio y además hay anclajes isofix, que la verdad son excelentes y cómodos para poner una silla de guagua (bebe).

La posición de conducción es fácilmente regulable ya que el asiento se regula en altura y el manubrio lo hace en altura y profundidad. El espejo retrovisor es muy comodo ya que se oscurece para evitar encandilamientos, entonces no hay que estar subiéndolo o bajándolo cuando hay alguien atrás con luces altas.

En cuanto al equipamiento, la verdad es que encuentro que es bastante bueno. El auto entre otras cosas tiene climatizador bizona, los elementos de seguridad ya mencionados al principio, control de velocidad crucero, alzavidrios de “un toque” en las 4 puertas, cierre centralizado con mando a distancia y activación a los 20 km/h, sensor de lluvia y de luces.

ALGUNOS DETALLES DE EQUIPAMIENTO

Mirando el lado negativo, echo de menos el manubrio con comandos de radio y control de crucero, aunque éste último está en un telecomando detrás del manubrio y no es incomodo. Donde si se cayeron en Skoda (Maco a decir verdad) es en la radio. En éste modelo en particular, pusieron un radio aftermarket Sony, en vez de haber utilizado la original de doble din y la verdad, es que se ve “atorrante” por decir lo menos. Tengo ganas de comprar una original, pero no se si valdrá la pena gastar esa plata, considerando que más adelante lo venderé y lo más probable es que vaya por otro Skoda, que si traerá la radio de fabrica. Si bien no se escucha mal, estéticamente esta Sony la verdad es que no pega ni junta con el diseño del interior del auto y a mi gusto es el gran aspecto negativo de éste.

La conducción es bastante adaptable al tipo de manejo que uno le quiera dar. Personalmente ando bastante relajado y generalmente en las autiopistas no paso de los 100 km/h. Desde que soy papá me puse medio mamón… jajajajaja! Eso si, la caja tiene un modo SPORT, lo que hace que los cambios se pasen más arriba y eso aumenta la “deportividad” del auto.

TURBO + CAJA DSG = SATISFACCIÓN GARANTIZADA

Ahora bien, el auto en si tiene buen pique, gracias al turbo y al gran torque que oferecen los motores diesel, que tiran desde abajo. La caja DSG es una delicia y la verdad es que si bien no comprendo completamente su funcionamiento, el paso de los cambios pasaría imperceptible de no ser por el tacómetro y el ruido del auto, que a altas velocidades es bajísimo.

La suspensión es firme, pero no dura, tampoco tan suave como un citroen, pero el andar del auto es bastante cómodo. Otro gran punto a destacar y que olvidé al momento de hablar del interior es la maleta del auto. Es realmente ENORME, de hecho, es más grande que la maleta del Chevrolet Orlando de mi señora y eso para mi, que soy aeromodelista me sirve mucho, ya que tengo que meter avión y cajas de herramientas varias cada vez que voy a volar.

En resumen, el auto cumple al 100% con mis necesidades. El consumo es el de esperarse en un auto diésel de éstas características, bordeando los 17,5 km/l mixtos. Es un auto que no peca de pretencioso, sin embargo tiene un diseño agradable a la vista. En el interior nos encontramos con un auto que sin tener lujos, se nota de buena manufactura, cómodo y funcional.

En cuanto a fallas, hasta ahora no me he encontrado con ninguna. En la mantención de los 80.000 kms se le hizo cambio de kit de distribución en un taller oficial de la marca, pero no concesionario.

LO BUENO:

  • Diseño
  • Rendimiento
  • Comodidad
  • Funcionalidad

LO MALO:

  • Radio aftermarket
  • Manubrio sin comandos
  • Habría sido rico un manubrio tapizado en cuero

¿Qué te pareció el test drive del Skoda Octavia TDI 2008 de Harold?, coméntanos...

powered byDisqus