Probamos en Noruega el nuevo Nissan Leaf 2013 [Test Drive]

Oslo está acostumbrada desde hace varias décadas a los automóviles eléctricos, por ello probamos aquí el nuevo Nissan Leaf 2013 europeo, centrándonos sobre todo en los cambios que se han hecho para mejorar sus ventas, no muy numerosas en esta región. Estas son nuestras impresiones...

Reconozco que el tema de los autos no es mi fuerte, más bien la tecnología. Pero la oportunidad era única, ya que tuve la posibilidad de probar un reconocido automóvil eléctrico, el nuevo Nissan Leaf 2013, una posibilidad bastante interesante vista como un usuario común. Y más en estos tiempos, en los que los usuarios más bien prácticos (por lo menos en Europa) tienen meta un EV (Electric Vehicle), debido a su inexistente gasto en combustible y de paso, sin contaminar, ¿qué mejor?. Por ello, claramente si te compras un EV lo haces por lo que te quitas de encima un motor a combustión, uno a gasolina. La tecnología EV es relativamente nueva (por lo menos a nivel comercial). En tan sólo media década varias marcas de automóviles han conseguido crear una gama de EV muy competitivos a nivel mundial, sobre todo gracias a la tecnología usada en las baterías que por fin permiten hacer kilómetros, casi, sin preocuparse de donde te dirijas.

En Oslo (Noruega), una ciudad acostumbrada desde hace varias décadas a los automóviles eléctricos hemos estado viendo las novedades del nuevo Nissan Leaf 2013 para Europa, centrándonos sobre todo en los cambios que se han hecho para mejorar sus ventas, no muy numerosas en esta región, y en que hay de verdad en su frase publicitaria de que han hecho 100 cambios para adaptarlo a Europa.

LAS SENSACIONES AL CONDUCIRLO

La principal ventaja de que su producción sea europea es que los costos bajan al saltarse la importación. La primera versión se trajo desde Japón al resto del mundo. Evitar este paso y fabricarlo en diferentes regiones hace que se ahorre en tasas y en el precio final.

A primera sensación en comparación con la versión anterior es que se siente como un vehículo más tradicional y no algo tan futurista como la primera versión por su tapicería y salpicadero (tablero) de color blanco-crema. Con cambios en los asientos haciéndolo mucho más cómodo, el panel de la consola pasa a ser mate, mejorando su visibilidad en luz directa, aunque tanto la consola como la pantalla del GPS bajo luz directa, sigue siendo difícil de ver en algunos ángulos.

No existen muchos cambios en sus baterías de litio-ion. Siguen siendo las mismas de la versión de 2010, en formato laminado, con más carga que las baterías cilíndricas, con la que conseguir esos kilómetros extra.

Nissan asegura una vida de las baterías que rondan los 100.000 kilómetros o los cinco años de uso, pasado este tiempo la carga de las baterías, como en todas las baterías de este tipo, empezará a ser de menor capacidad. Un nuevo kit de baterías puede rondar los 7.000 euros en Europa, hay que tener muy en cuenta el dinero que te puedes ahorrar con un coche completamente eléctrico para que en cinco a diez años puede que tengas que cambiar las baterías.

SILENCIO, TODO ES SILENCIO

Se convierte en una batalla entre tu mismo y los kilómetros que puedes hacer con la carga que te queda y con la energía que puedes recuperar de las frenadas. Como decía un compañero en las pruebas "se hace adictivo el ganar kilómetros con el modo ECO", y ahí esta uno de esos cambios de mentalidad al conducirlo completamente eléctrico como el Nissan LEAF 2013, piensas en cada movimiento que vas a hacer, incluso en si pones la calefacción o si pones a cargar tu móvil en los puertos USB que integra.

Silencioso, muy silencioso, que es quizá para mi uno de los puntos importantes en su dinámica de manejo. No se siente ni un solo ruido más que el aire cortando la aerodimámica. Una suspensión en la que ha colaborado gran parte de su desarrollo la planta de Nissan en Barcelona, hace bastante a la hora de hablar de comodidad. Las calles de Oslo no están muy cuidadas y existen muchos baches, desperfectos y rotondas que tomar, pero la conducción se sentía cómoda.

Nissan LEAF 2013 se pondrá a la venta en España desde el 1 de junio en tres versiones, empezando por los 24.000 euros sin ayudas del gobierno español. Se puede hacer un pago extra de 5.900 euros para comprar las baterías integradas, pero si quieres una garantía de por vida en la que puedas cambiarlas en cuanto empiecen a perder carga pasados los años, pagas unos 79 euros al mes.

¿Qué les pareció el nuevo Nissan Leaf?, coméntanos...

powered byDisqus