Mazda6 2.5L R SkyActiv-G 185 CV 6AT: Mejoras en tecnología, seguridad y respuesta dinámica

El nuevo Mazda6 se siente un auto ágil, cómodo, moderno, tecnológico con rasgos deportivos, y en un frasco muy bien equilibrado. Sus tecnologías SkyActiv -tanto el motor y un chasis mucho más liviano- lo transforman en un sedán de nueva generación muy innovador y adictivo tanto por fuera como en su dinámica de manejo. Precio versión probada: CLP $17.400.000...

Seguimos con el adelanto de información y luego la toma de contacto que le hicimos a uno de los modelos (en específico el 2.5L 6AT R) dentro del lanzamiento en Dalcahue, Chiloe (X Región) del nuevo Mazda6, invitados por Derco. Básicamente, esta es una nueva y completa regeneración del modelo (ahora en su tercera generación), al que Mazda llama "All New Mazda6". Al país llega con motorizaciones 2.0 litros de 155 caballos (versiones 6MT y 6AT), una 2.5 litros 6AT full (185 caballos) y otra diesel 2.2 litros SkyActiv-D full (175 caballos y 420 nm a 2.000 RPM, modelo que tiene además la tecnología i-Activesense), y todos, obviamente, con la tecnología SkyActiv. Es el primer modelo del fabricante japonés en adoptar el sistema regenerativo de energía en frenado llamado Mazda i-ELOOP (en el 2.5L) y pesa menos de 200 kilos que el modelo que reemplaza. Ejecutivos de Derco esperan vender unas 80 unidades mensuales, con énfasis en las dos primeras versiones (50% del total). El inicio de ventas está contemplado para el 16 de marzo.

Dentro de la presentación destacaron que sus principales valores son "El diseño y calidad que son agradables de observar, una performance dinámica que entrega una emocionante sensación de conducir, propias de los autos Mazda. Reúne lo mejor de nuestra tecnología del reconocido sedán de la marca", agregó Cristián Castillo, gerente general de Mazda Derco.


PRECIOS ALL NEW MAZDA6 MARZO 2013:
Mazda6 V 2.0L SkyActiv-G 6MT: CLP $12.900.000
Mazda6 V 2.0L SkyActiv-G  6AT: CLP $13.900.000
Mazda6 LE 2.0L SkyActiv-G 6AT:  CLP $14.900.000
Mazda6 R 2.5L SkyActiv-G 6AT: CLP $17.400.000 (modelo de nuestra toma de contacto)
Mazda6 R 2.2D  SkyActiv-D 6AT: CLP $18.900.000

Este sedán mediano participa dentro de un nicho clásico a nivel mundial, el segmento D, con participantes como el nuevo Peugeot 508, Renault Latitude, Honda Accord  (de hecho se renueva en nuestro mercado este 6 y 7 de marzo, y Bólido asistirá a su presentación), Hyundai Sonota/KIA Optima, Toyota Camry y Avensis, entre otros. Los precios fluctuarán entre los CLP $12.990.000 hasta los sobre los CLP $18.900.000. Los colores disponibles serán Soul Red Metallic (rojo metálico, típico de Mazda), Blue Flex Mica, Meteor Grey Mica, Jet Black Mica, Stormy Blue Mica, Aluminium Metallic y Snowflake White Pearl Mica. Todos los interiores serán negros con y sin cuero, las versiones con cuero blanco serán a pedido (llega en tres meses). Las versiones SW están contempladas en un futuro cercano, no así las versiones Sport (cinco puertas). El precio de las tres primeras mantenciones son sumadas sobre los CLP $400.000 y utiliza bencina regular de 93 octanos.

TODOS LOS DETALLES DEL NUEVO MAZDA6....

Esta nueva generación se fabrica completamente en la planta de Hofu, Japón, y es el segundo vehículo en adoptar completamente el paquete de tecnologías para el ahorro de combustible SkyActiv, como también el nuevo lenguaje de diseño llamado KODO, el cual pudo ser visto por primera vez en el Mazda Takeri Concept y que se caracteriza por líneas mucho más notorias y esculpidas, dando como resultado un sedán con fluidas y marcadas líneas, quizá esto sea lo que Mazda necesitaba para hacer que su sedan se destaque entre sus rivales japoneses.

Además es el único sedán de origen japonés con motorización diésel que llega a Chile. Además, es el primer modelo de fabricación en serie que cuenta con i-ELOOP, el moderno sistema de regeneración de energía de Mazda. Este es además el elemento más reciente del Zoom-Zoom Sustentable, la estrategia de Bloques de Construcción de Mazda para desarrollar vehículos de una eficiencia sin concesiones y que da gusto conducir. El i-ELOOP se une al innovador sistema de corte de ralentí “ i-stop” y a los trenes de potencia, chasis y carrocería SkyActiv, con el fin de establecer un nuevo patrón de referencia para economía de combustible y emisiones de CO2 (14,4 km/Lt. y 166 g/km en su versión 2.0 lt MT a gasolina y 16,7 km/Lt. Y 159 gr./km. En su versión 2.2 diésel, ambos en modo mixto) en su segmento, sin sacrificio alguno en la performance. Además les contaremos algunos de sus tecnologías innovadoras.

i-ACTIVSENSE (sólo versión tope de gama diesel 2.2L SkyActiv-D)

La filosofía de Seguridad Activa de Mazda (i-Activesense) adopta un enfoque centrado en el conductor. En lugar de dejar simplemente que los sistemas intervengan y tomen el control del vehículo. Entre sus características incluye:

  • Apoyo Inteligente del Freno en Ciudad, que frena el vehículo automáticamente para evitar o reducir la severidad de colisiones de frente en el margen de velocidades de entre 4 y 30 km/h, complementando el Apoyo Inteligente del Freno a bajas velocidades y en entornos urbanos.
  • Sistema de Advertencia de Salida de Pista, que alerta al conductor de cambios no intencionales, como por ejemplo quedarse dormido al volante.
  • Monitoreo de Vehículos Traseros, que detecta y advierte al conductor de vehículos que se aproximan desde atrás por carriles adyacentes y no pueden ser vistos con facilidad por el conductor.

  • Sistema de Control de Luces Altas, que efectúa un cambio automático entre las luces altas y bajas, con el fin de no afectar la visión de otros conductores.
  •  Sistema Adaptable de Iluminación Delantera, que gira los focos delanteros para una mejor iluminación de las curvas.
  • Asistencia al Arranque en Pendientes, que controla la presión de los frenos para ayudar a evitar que el vehículo ruede hacia atrás durante los arranques cuesta arriba.
  • ABS estándar con distribución electrónica de la fuerza de frenado (EBD), asistencia al freno, control de estabilidad dinámica (DSC) y sistema de control de tracción (TCS).

También cuenta con una gama de innovadoras características de seguridad pasiva, como (todas las versiones):

  • La carrocería SKYACTIV-BODY absorbente de impactos y de alta rigidez, con más acero liviano y de ultra alta resistencia a la tracción.
  • Un diseño mejorado del extremo delantero con mayores zonas de deformación absorbente para evitar mejor la deformación de la cabina, reduciendo también los gastos de reparación posteriores a una colisión moderada.
  • Una estructura de cabina en forma de jaula fortalecida para una mejor protección de los impactos laterales, junto con refuerzos en el bastidor trasero y en la estructura de los parachoques.
  • Tapizado y otros componentes interiores rediseñados para evitar o reducir lesiones a los ocupantes.
  • Superiores asientos delanteros a prueba de lesiones cervicales.
  • Componentes reforzados del asiento trasero para ayudar a evitar que el equipaje se desplace entrando en la cabina.
  • Airbags delanteros, laterales y de cortina como equipo estándar.
  • Un capó mejorado para proteger aún más a los peatones, especialmente de lesiones en la cabeza.
  • Un parachoques diseñado para proteger las piernas de los peatones en el caso de un impacto.

i-ELOOP: El sistema de regeneración de energía de Mazda (sólo versión 2.5 R)

El nuevo sistema de frenado regenerativo i-ELOOP (abreviatura de “intelligent Energy Loop” – Regeneración de Energía Inteligente) es el primer sistema del mundo para autos de pasajeros que usa un condensador para almacenar la electricidad recuperada durante la desaceleración a fin de alimentar los sistemas eléctricos del vehículo, mejorando de esa manera la economía de combustible. Combinado con el i-stop, el i-ELOOP puede mejorar la economía de combustible hasta en un 10% de acuerdo con las mediciones de Mazda.

Los ingenieros de Mazda determinaron que la fase típica de desaceleración de un vehículo dura sólo unos 10 segundos. Dándose cuenta de que la efectividad del frenado regenerativo hasta la fecha se ha visto limitada por los inconvenientes de la carga y almacenamiento de las baterías de arranque convencionales de plomo ácido, ellos adoptaron en su lugar un condensador eléctrico de doble capa (EDLC), que se recarga en sólo unos pocos segundos. Un eficiente alternador de voltaje variable de 12 V-25 V genera la electricidad y carga el EDLC; a continuación un convertidor de DC/DC reduce el voltaje para alimentar los componentes eléctricos como los sistemas de control climático y de sonido, y cualquier excedente se canaliza a la batería de arranque.

Una carga completa del condensador es suficiente para hacer funcionar los sistemas eléctricos del vehículo durante un minuto aproximadamente. Esto convierte al i-ELOOP en el compañero perfecto para el i-stop, dado que no hay necesidad de recurrir a la energía de la batería cuando el sistema de corte de ralentí de Mazda ha apagado el motor.

Durante la conducción de arranques y paradas en la ciudad, con frecuencia la carga se reanuda antes de que el condensador se descargue por completo. Por lo tanto, el i-ELOOP puede producir la mayor parte, y a veces la totalidad, de la electricidad que necesita el vehículo, aunque normalmente se requiere algo de la potencia del motor tan sólo para accionar el alternador. Gracias a liberar esta capacidad del motor, el i-ELOOP aumenta la economía de combustible en el manejo urbano de cada día.

TOMA DE CONTACTO A LA VERSIÓN 2.5L R

Como explicamos antes este modelo hereda el diseño del conceptual Takeri, presentado en Ginebra en marzo pasado. En sus formas es la más pura adaptación del lenguaje de diseño “KODO – Alma del Movimiento”, que fue inspirado por el movimiento de los animales en su hábitat natural y simboliza la distintiva vitalidad y agilidad de Mazda. Mide 4,864 mm de largo, 1.840 mm de ancho, 1.451 mm de alto con una distancia de ejes de 2,830, de las más grandes de su segmento. Si revisamos sus líneas, veremos que ahora, y más que nunca., este modelo mezcla con fuerza y con total “democracia” la deportividad, lo familiar, con un modelo que más que nunca no pasará desapercibido, ya que se logró un equilibrio justo, con una apuesta que logró complementar un andar dinámico con la comodidad de un sedán clásico.

Su renovación estética está por todos lados. Lo primero que nos llamó la atención del nuevo Mazda 6 es su diseño. Tiene un frontal más afilado y una carrocería musculosa, llena de curvas y aristas, muy a la tendencia actual del mercado marcada por los japoneses, que cambia y fluye en el auto desde el frontal a la maletera. Por los costados la zona vidriada es alta con una línea de cintura superior que recorre todo su entorno. Atrás destacan sus dos escapes cromados y las luces tipo “alteza” con leves cambios que le dan un fuerte aire de deportividad. Recordemos que los focos delanteros incorporan LED y una nueva luz en aro luminoso y que esta version R suma llantas de 19 pulgadas.

ADENTRO MEJORÓ MUCHO EN DEPORTIVIDAD

Adentro apreciamos en la toma de contacto a este 2.5L R (aproximadamente unos 150 kilómetros entre Puerto Montt y Dalcahue, Chiloe) una atmósfera que se aprecia más sofisticada y armoniosa. Acá se buscó lograr una cabina de mando mucho más orientada al conductor con una apariencia más uniforme (y bastante parecida al nuevo CX-5) con una disposición de los controles a muy intuitiva. Se logró conjugan aspectos tanto emocionales, prácticos y deportivos logrando una muy alta calidad apreciada en las terminaciones y equipamiento, lo que otorga una vida a bordo simple y confortable. Ahora lo que me gustó menos, y lo que encuentro de los pocos defectos de este Mazda6, es su poca zona vidriada (debido a su diseño agresivo) y una posición de manejo muy baja (tipo coupé) que a conductores altos les incomodará. Para lograr la mejor posición hay que dejar el asiento muy abajo.

El panel de instrumentos e información abordo es muy parecido al CX-5, con cambios en el tapiz y pequeños retoques en la consola central. Este sistema multimedia touch es muy preciso, seguro. Todo ello se controla con varios botones desde el volante. Sus características incluyen:

  • Pantalla de información múltiple de 3,5 pulgadas en el grupo de instrumentos para brindar información de manejo al conductor.
  • Pantalla táctil de 5,8 pulgadas para los sistemas de información y entretenimiento ubicada en una posición elevada.
  • Sonido envolvente Bose (según versiones) con 11 parlantes diseñado exclusivamente para el nuevo Mazda6, incluyendo las tecnologías Audiopilot y Centerpoint 2 de reproducción envolvente virtual.
  • Conexiones de iPod, USB y Bluetooth, así como una toma AUX.
  • Se mejoró el sistema de eliminación de ruido y funcionalidad de reconocimiento de voz.

También el puesto de manejo está mejor logrado, por los asientos, botones y palancas están muy cerca y de manera intuitiva. Para cuatro personas es muy amplio y bien proporcionado en todas las cotas. La calidad de las terminaciones del interior se mantiene muy correcta, es bastante satisfactoria y entrega una fuerte sensación de solidez. Todos sus materiales entregan una buena sensación. El maletero es de 438 litros, dentro del promedio de su segmento y algo menor al anterior Mazda6. Además, cuenta con una distancia entre ejes de las más largas del segmento (2.830 mm) y ofrece un espacio trasero para las piernas y un despeje para las rodillas muy amplio.

UN MOTOR EQUILIBRADO, PERO TAMBIÉN RÁPIDO

Al nuevo Mazda6 se realizaron cambios totales en el exterior, interior, seguridad, tecnología y lo que más nos gusta a los que probamos autos, a la dinámica de manejo, a la comodidad de marcha, desarrollando y optimizando numerosas piezas del automóvil con el fin de entregar una combinación para un mayor placer de manejo y calidad de marcha y abordo... y por cierto que lo lograron. El nuevo bloque motriz es de 2.5 litros con tecnología SkyACtiv G logra 185 caballos a 5,700 RPM con un torque de 250 nm a 3,250. Lo que más nos sorprendió en esta toma de contacto es que responde muy bien a cualquier rango de revoluciones, hasta bastante arriba (con un sonido de motor sobre los 4.000 RPM bastante deportivo). Siempre nos permitió  viajar con desahogo. Por ejemplo, al partir desde Puerto Montt, en uso citadino el motor tiene una respuesta agradable al acelerador, además está muy bien aislado y es muy silencioso al circular tanto por ciudad y luego por la carretera rumbo a Chiloe, en donde logramos velocidades de 120 km/h a muy bajas RPM, a 1.900 RPM en sexta marcha. Sobre 140 km/h el ruido del motor no se incrementa demasiado y la velocidad se siente poco. El consumo que logramos con casi total uso en carretera fue de 16,1 km/l.

Ahora (comparándolo con el anterior Mazda6) me gustó mucho más el nivel de asistencia que otorga ahora la dirección, que antes era demasiado alta cuando se necesita manejar a alta velocidad, y que ahora es notablemente más precisa. En general tiene un buen tacto y otorga mucho confort a la hora de estar muchas horas manejando, este auto no cansa manejarlo, un punto muy destacable para los que necesitan estar varias horas al volante facilidad para estar cómodo al volante. Y otros aspecto que se mejoró bastante es que la actual caja AT, que es bastante más rápida al sumar y quitar velocidades y que cuenta con un embrague de un margen de bloqueo ultra amplio, entregando cambios rápidos y directos (recordemos que antes era de cuatro marchas, ahora de seis). De hecho la electrónica de esta permite reducir cambios hasta cerca de la zona roja del tacómetro, lo que sorprende para un sedán más orientado al confort. Pero en uso “normal”, responde muy bien, es decir más en relajo, claro en Ditecta (D) cuando pasa los cambios muy rápido, orientado más bien al ahorro de combustible.

La suspensión está muy bien puesta a punto para cualquier situación y es menos rígida que antes, lo que permite que este nuevo Mazda6 sea un auto muy agradable de conducir tanto en carreteras a alta velocidad como en zona de curvas, ideal para quienes disfrutan de la conducción deportiva. De hecho parece mucho más liviano de lo que es y entra en ellas con una facilidad poro comunes en su segmento, transformándose en un modelo con feeling de manejo preciso y deportivo. Tiene muy poca tendencia al subviraje y los movimientos de la carrocería son bastante contenidos tanto al frenar, acelerar y doblar. Los frenos responden bien, tiene poca resistencia al calentamiento y el tacto del pedal de frenos es dosificable. Entrega la sensación de frenar muy lineal y contundente, sin mayor esfuerzo, pese a llevarlo al límite o al uso excesivo.

En suma, el nuevo Mazda6 se siente un auto ágil, cómodo, moderno, tecnológico y deportivo, en un frasco muy bien equilibrado. Sus tecnologías SkyActiv -tanto el motor y un chasis mucho más liviano- (de hecho la versión 2.5L litros pesa 1,444 kilos en orden de marcha) lo transforman en un sedán de nueva generación muy innovador y adictivo tanto por fuera como en su dinámica de manejo, por lo menos en la versión testeada. Un modelo que se mantiene como muy tecnológico, intuitivo, muy bien equipado y simple de usar.Acá se entregó modernidad pero sin estridencias.

¿Qué te pareció el nuevo Mazda6 2013?, coméntanos...

powered byDisqus