Ginebra 2013: Como matar un Mercedes Clase G (o un muy buen intento)

Algo a lo que no estamos muy acostumbrados en estos lados es que en los salones del automóvil además de los vehículos de serie presentados y vehículos de concepto, se presenten versiones modificadas (o tuneadas) de ciertos modelos, algo que si ocurre en los grandes salones de Europa o EEUU. Pero esto puede ser algo bueno en ciertos casos, ya que nos libra de ver como pueden convertir un precioso y clásico Mercedes G500 cabrio en un Mansory Speranza.

El dicho de que sobre gustos no hay nada escrito es la mejor explicación para esto, y es que el preparador Mansory, con basta experiencia en preparar la versiones de 5 puertas del Mercedes clase G, ahora tuvo la oportunidad de modificar un modelo corto cabriolet de la ultima versión del Clase G.

Las modificaciones comienzan en su carrocería, la que agrega o remplaza muchas partes por piezas en fibra de carbono, agrega luces de conducción diurna LED hechas a la medida, y modifica la ubicación de los intermitentes delanteros (rasgo muy característico de este modelo).

Las llantas son de 24 pulgadas (no se trataba de un todo terreno?) y calzan unos neumáticos Vredestein en medida ridículamente deportiva de 305/35 R24. Por lo menos el motor si acompaña esta monta de zapatos, ya que el motor ha elevado su potencia hasta los 700 CV y unos brutales también 900 nm. No se ha hablado de prestaciones, pero deberían ser muy elevadas.

Y llegando al interior, es donde posiblemente mas se ha modificado este vehículo, ya que vemos detalles en cuero negro, rojo y hasta unos cojines del tipo sillón en el asiento trasero. Pero más que seguir describiendo, es bueno que vean las fotografías Uds. mismos y comenten.

powered byDisqus