Presentado en sociedad: El nuevo Audi S3 Sportback promete mucho dinamismo

El gigante alemán, Audi, acaba de presentar en sociedad el nuevo Audi S3 Sportback. Este compacto de cinco puertas con motor 2.0 TFSI de 300 caballos de potencia (221 KW) y 380 Nm de par, que estará llegando a los mercados de América Latina y el Caribe a mediados de este año.

Integra un bloque motriz de 2.0 TFSI de cuatro cilindros de nuevo desarrollo, que sólo tiene en común con su predecesor la cilindrada, 1.984 cc. La potencia máxima, que aumenta hasta los 300 HP (221 kW), se obtiene a 5.500 rpm, mientras que el par máximo alcanza los 380 Nm, un valor que permanece constante desde las 1.800 hasta las 5.500 rpm.

Este motor de alto rendimiento responde de forma inmediata a los requerimientos del conductor, y ofrece un sonido muy deportivo, que se acentúa cuando se selecciona el modo más dinámico en el sistema Audi drive Select. El 2.0 TFSI hace gala de una eficiencia ejemplar, gracias a la utilización de nuevas tecnologías como el sistema de inyección dual –una inyección indirecta adicional que complementa a la inyección directa de gasolina en régimen de carga parcial–, el sistema de distribución variable Audi valvelift system –con variación continua en el árbol de levas de admisión–, y el colector de escape integrado en la culata como parte fundamental de una novedosa gestión térmica.

Equipado con el cambio opcional S tronic de seis velocidades, el Audi S3 Sportback sólo necesita 5 segundos para pasar de 0 a 100 km/h –cinco décimas más con la transmisión manual de seis velocidades–, y la velocidad máxima está limitada electrónicamente a 250 km/h. El sistema Launch Control permite arrancar desde parado con la máxima efectividad, al controlar de forma precisa el suministro de potencia al asfalto en función de la adherencia. El 2.0 TFSI recorre recorrer 54,9 kilómetros por galón (14,5 k/l ó 6,9 litros de combustible cada 100 km) si se combina con el cambio S tronic, y lo que supone una disminución de 1,5 litros cada 100 kilómetros respecto al anterior S3 Sportback.

En ambas transmisiones, tanto con el cambio manual como con la caja automática S tronic, la relación entre las primeras marchas está adaptada para un rendimiento deportivo, mientras que el desarrollo de la sexta marcha reduce el consumo de combustible. El cambio de doble embrague S tronic ofrece los modos automáticos D y S, y puede manejarse opcionalmente de forma manual a través de las levas situadas en el volante.

El Audi S3 Sportback equipa de serie la tracción integral permanente quattro, con un nuevo embrague multidisco que permite acelerar más pronto y con mayor seguridad a la salida de una curva, lo que lo convierte en un vehículo con un comportamiento dinámico y estable en cualquier circunstancia, incluso sobre asfalto mojado o con nieve.

En comparación con el modelo anterior, el eje delantero está desplazado 52 mm hacia delante. El nuevo motor 2.0 TFSI es cinco kilogramos más ligero que el anterior, y está inclinado hacia atrás 12 grados. Además de las elaboradas suspensiones con los reglajes específicos de la suspensión deportiva S –que reducen la altura de la carrocería 25 mm–, la distribución de pesos (un 59% en el eje delantero y un 41% en el eje trasero) y la nueva dirección progresiva contribuyen significativamente para lograr un comportamiento muy deportivo. La clave de la dirección progresiva radica en su relación de transmisión variable en función de los movimientos del volante: es más indirecta en la posición central y más directa cuando se gira el volante con rapidez. El resultado es una precisión sobresaliente durante la conducción deportiva, y un manejo más fácil y cómodo en maniobras de aparcamiento.

El nuevo Audi S3 Sportback cuenta con llantas de 18 pulgadas equipadas con neumáticos en formato 225/40 de baja resistencia a la rodadura, que ayudan a reducir el consumo de combustible. Las pinzas de los bien dimensionados discos de freno, que alcanzan los 340 mm de diámetro en el tren delantero, están pintadas en color negro –opcionalmente pueden solicitarse acabadas en color rojo–, y decoradas con el logotipo ‘S’.

El control de estabilidad electrónico (ESC) es de última generación, y el sistema Audi drive Select se incluye de serie. Este sistema controla las características del acelerador electrónico, los puntos de cambio en el caso de la caja automática S tronic, y la desmultiplicación de la dirección progresiva. Con sólo pulsar un botón, el conductor puede elegir entre los programas de funcionamiento ‘comfort’, ‘auto’, ‘dynamic’ o ‘efficiency’. En las versiones equipadas con el sistema MMI Radio o superior existe un modo adicional ‘individual’, y si el S3 Sportback equipa la suspensión opcional Audi magnetic ride, el tarado de los amortiguadores también se controla a través del sistema Audi drive select.

La construcción ligera también contribuye de forma significativa al comportamiento extremadamente dinámico del S3 Sportback. Este deportivo compacto de cinco puertas tiene un peso de 1.445 kilogramos, lo que supone una reducción de 70 kilogramos respecto al modelo anterior. La mayor reducción de peso se encuentra en la carrocería, con una célula de seguridad para el habitáculo realizada en gran parte con acero de ultra alta resistencia, mientras que para las aletas delanteras y el capó se utiliza aluminio.

El diseño exterior refleja claramente el carácter dinámico del nuevo Audi S3 Sportback, que mide 4.324 mm de longitud, 1.785 mm de anchura y 1.404 mm de altura. La parrilla deportiva del radiador, específica de los modelos S, está realizada en acabado con diseño aluminio e inserciones de color gris mate. El paragolpes incluye entradas de aire integradas con nervaduras dobles también en acabado aluminio, y tomas de aire simuladas en los laterales. Como alternativa a los faros de xenón plus que se montan de serie, Audi ofrece para este modelo compacto los faros completos LED, una tecnología procedente de la clase del lujo, que asegura que la carretera está siempre iluminada lo mejor posible.

Las carcasas de los espejos retrovisores en aluminio y las molduras especiales en las taloneras acentúan la vista lateral. El paragolpes trasero se ha rediseñado, y el difusor acabado en color gris alberga los cuatro tubos de escape ovalados con embellecedores cromados. También en los grupos ópticos posteriores se utiliza la tecnología LED. El spoiler trasero del S3 Sportback es una prolongación del techo, y está pintado del mismo color que la carrocería. Entre los 14 colores de pintura disponibles destacan el acabado con efecto cristal para los colores Negro Pantera y Azul Estoril.

El volante deportivo multifunción, forrado en piel, cuenta con un diseño achatado en su parte inferior. Los pedales y el reposapiés son de aluminio cepillado, y los relojes de la instrumentación están acabados en gris oscuro, con los indicadores en color blanco. El tacómetro incluye un indicador de la presión de soplado del turbocompresor. El sistema de información al conductor, con pantalla a color y sistema de alerta y recomendación de parada por fatiga, forma parte del equipo de serie. La pantalla multifunción, oculta en la consola, se despliega electrónicamente, y recibe al conductor con el logo ‘S’ cuando se acciona el encendido.

Las costuras en contraste realzan el acabado en color negro del interior del nuevo Audi S3 Sportback. Opcionalmente se puede elegir un acabado en dos tonos procedente de la oferta de Audi design, combinando Negro y Rojo Corso. Los asientos deportivos de serie con reposacabezas integrados incluyen el anagrama S, y opcionalmente también están disponibles en forma de rombos.

powered byDisqus