Los hitos: Hace casi 60 años que nació un mito... el recordado Volkswagen Kombi

Toda larga historia tiene un inicio. Hace más de 50 años, la fábrica de Volkswagen situada en Hanóver inició un interesante proyecto que luego traspasaría generaciones. En abril del año 1947, al importador holandés Ben Pon se le ocurrió una gran idea. Dibujó un tipo de vehículo que tenía una cabina avanzada, motor trasero y estructura en forma de caja. Este croquis se convirtió luego en un modelo que llegaría a contarse por millones: el Volkswagen Transporter, Kombiwagen o simplemente Kombi (más conocida por estos lados).

El 8 de marzo de 1950, la fábrica central emprendió la producción en serie de este modelo, el cual se convertiría en uno de los automóviles de mayor éxito de la historia. El comienzo de la historia concreta y real partió el 8 de marzo de 1956 cuando la línea de montaje de la nueva planta construida por Volkswagen para fabricar el Transporter o Kombi entregó sus primeras unidades; era un recordado 20 de abril.

Pasaron seis años, hasta mediados de 1962 cuando se fabricó en Hanover la unidad 1.000.000 del Kombi. Ya en 1967 la nueva generación del Transporter o Kombi llegó al mercado en un momento oportuno, justo en medio de una crisis coyuntural que había afectado a la economía alemana. El modelo ahora presentaba cambios: su parabrisas no estaba dividido y tenía una forma redondeada. Las ventanas de mayor tamaño permitían la entrada de más luz al habitáculo y también facilitaban las condiciones de visibilidad para el conductor y los demás ocupantes.

Hoy, en 2013, la Kombi dejó de producirse en Brasil, pero igualmente se mantiene como un modelo mítico y de culto (sobretodo en la era Hoppie). Un utilitario que ha inspirando a muchas generaciones y se ha convertido en un sello clásico del gigante alemán.

Fuente: VW Latinoamérica

powered byDisqus