Indio fabrica una réplica del Veyron a partir de un... Suzuki Swift

El Bugatti Veyron, a pesar que salió al mercado hace casi 10 años, sigue siendo un referente en cuanto a superdeportivos, y es igual o más cotizado incluso que cuando apareció. Por eso no es raro pensar que para muchos sigue siendo un sueño y quisieran tener algo así a toda costa, aunque tengan que sacrificar tamaño, espacio, potencia, velocidad, etc...

El Bugatti Veyron, a pesar que salió al mercado hace casi 10 años, sigue siendo un referente en cuanto a superdeportivos, y es igual o más cotizado incluso que cuando apareció. Por eso no es raro pensar que para muchos sigue siendo un sueño y quisieran tener algo así a toda costa, aunque tengan que sacrificar tamaño, espacio, potencia, velocidad, etc...

El taller prepador indio SF Carz hizo a pedido un mini Veyron, que fue fabricado sobre un pequeño Suzuki Swift de los 90, el mismo que se ofreció además con las placas de Geo Metro, Holden Barina, etc.

Aunque exteriormente sorprende por el buen nivel de detalle, que a pesar de tener un aspecto casi caricaturesco se ve bien hecho, por dentro la historia es diferente. Muy lejos quedó el motor W16 de 4 turbos y 1000 hp, ya que mantuvo el motor stock del Swift, un 1.3 de 85 hp en sus años mozos. Aunque no pueda quemar llantas ni batir récords, quedó bastante simpático el trabajo.

Fuente: Carscoop

powered byDisqus