Ford Ranger XLT 4X4 3.2L 197 CV 6MT: La nueva generación de camionetas aterrizó con fuerza

La nueva Ranger es una excelente opción, tanto para uso citadino e ideal para un manejo fuera de camino. Es es muy completa, más cómoda que antes y con un excelente equipamiento. Ahora, cae en algunas terminaciones, sobretodo en los plásticos de la consola central ue pudieron ser mejores, considerando su valor. Precio versión probada: CLP $17.778.600...

El segmento de las pickup ha marcado una clara evolución desde hace unos años. En su desarrollo y concepción ha pasado desde camionetas para el trabajo “puro y duro” hacia vehículos destinados para la familia y los tiempos de ocio. Y una de los exponentes y que logra "sacudirse" ese concepto “a la antigua” al integrar cambios estéticos con varios elementos de confort y diseño es la nueva Ford Ranger 2013 (y también su hermana, la BT-50 2013). Claro, porque este segmento ha sido objeto de una interesante renovación que ha abierto sus posibilidades de expansión hacia una gama de motores más prestacionales y con sustanciales mejoras en la calidad de vida abordo. En general la competencia también se ha ido renovando, y actualmente tenemos las nuevas Volkswagen Amarok, Mitsubishi L200, Ssangyong Actyon Sports, Toyota Hi-Lux, Mazda Bt-50, Nissan Navara y próximamente la nueva Chevrolet D-Max.

En Bólido probamos la versión tope de gama, denominada Ranger XLT 4X4 3.2L 197 CV 6MT, modelo que tiene un valor de CLP $17.7 millones (IVA incluído). Esta suma en su item de seguridad seis airbags (dos frontales, dos de tórax y dos de cortina en nuestra versión, el resto con dos) que se complementan con las barras protectoras laterales y las de cabina, a las que se suma la carrocería deformable para absorber las fuerzas que se generan en un impacto y la columna de dirección colapsable. A ello suma frenos ABS con EBD en las cuatro ruedas, lo cual rige para todas sus versiones. Y para revisar todo su equipamiento adjuntamos la ficha técnica en PDF.


PRECIOS FORD RANGER FEBRERO 2013:
Ranger XL 2.5L 4x2: CLP $ 11.412.100
Ranger XLT 2.5L 4x2: CLP $12.483.100
Ranger Limited: 2.5L 4x2  CLP $13.792.100
Ranger XL 4X2 3.2 Diesel: CLP $14.506.100
Ranger XLT 4X2 3.2 Diesel: CLP $ 15.815.100
Ranger XL 4X4 3.2 Diesel: CLP $16.410.100
Ranger XLT 4X4 3.2 Diesel: CLP $17.778.600 (nuestro test)

Suma dos nuevas motorizaciones. El primero es un bloque de cuatro cilindros bencinero Duratec 2.5 iVCT de 164 caballos a 5.500 rpm y un torque de 225 Nm a 4.500 rpm. El segundo es un bloque de cinco cilindros "Puma" en línea, turbo e inyección common-rail, y 3,2 litros, que eroga 197 caballos a 3.000 rpm y un par motor de 470 Nm entre 1.750 y 2.500 rpm, motor que tiene nuestra unidad de pruebas. Hay que destacar que ambos motores vienen asociados a una transmisión mecánica de cinco (bencineros) y seis velocidades para los di{esel. Se vende en versiones con tracción trasera o con un sistema 4WD electrónico, con posiciones 2H, 4H y 4L, y un diferencial trasero bloqueable electrónicamente.

DETALLES DE LA NUEVA GENERACIÓN

Fue desarrollada íntegramente como una plataforma global y fabricada en la planta de General Pacheco de la provincia de Buenos Aires (a diferencia de la Mazda BT-50 que llega desde Indonesia). Integra el concepto de diseño "Kinetic Design". La Ranger integra un diseño  desarrollado para ganar mayor eficiencia en el consumo de combustible, el cual, mejoró hasta en un 7% gracias a la menor resistencia al flujo de aire que ofrece la nueva pick up global.

Mide 5.373 mm de largo, 204 mm más que la generación anterior del modelo, convirtiéndose en la pick-up más larga del segmento. Además, dispone de 3.220 mm entre los ejes, tanto en la versión 4x2 como 4x4. Respecto de las otras medidas, mide 1.850 mm de ancho y 1.821 mm de alto, siendo 135 mm y 59 mm más grande que la anterior, respectivamente. Además tiene 236 mm de altura libre desde el piso, hasta 800 mm de capacidad de vadeo (600 mm en la versión 4x2), y ofrece ángulos de aproximación de 28,2° en ataque, 26,4° en salida y 25° en el ángulo ventral.

Debido a estructura con chasis reforzado, la Ranger ofrece una capacidad de carga de 1.068 kilos, siendo uno de los dos modelos del segmento que carga más de una tonelada. Su compartimento de carga es uno de los más funcionales, gracias a un largo de piso de 1.549 mm (19 mm más que la generación anterior), un ancho de 1.560 mm (más 104 mm) y una altura de caja de 513 mm, siendo estas dos cifras las mayores del segmento. Con estas medidas, el volumen máximo de carga es de 1.214 litros, el mayor entre sus competidoras. La caja incorpora una estructura doble en paredes y puertas, sin cubre pick-up de fábrica (acá se cayeron) y seis ganchos para amarrar la carga.

En el desarrollo, tanto la Ford Ranger como su prima hermana la Mazda All New BT-50 se buscó partir con un concepto desde cero, buscando diseñar una camioneta que conquistara a los amantes de los autos y les hiciese sentir orgullosos de ser sus propietarios, uniendo la funcionalidad característica de las pick-ups. Todas estas inspiraciones se tradujeron en un diseño exterior mucho más deportivo, en el que destacan sus focos delanteros anchos y con forma de boomerang, una máscara pentagonal atravesada por una barra cromada, y parachoques con apariencia más gruesa. Lateralmente destaca su perfil en forma de cuña, unos tapabarros delanteros y traseros prominentes entregando, además, la pick up con la mayor longitud y distancia entre ejes de su segmento, lo que entrega una apariencia equilibrada.

Se nota que acá sus diseñadores buscaron afianzar su apariencia moderna, menos "tosca" del general de las camionetas de anterior generación, con un parachoques delantero más envolvente, con ópticos rectos pero agresivos e integrado en la carrocería y unos guardafangos dimensionados para fortalecer su aspecto visual. Por los costados tiene una cintura más alta que la hacen incluso ver más alta y estilizada. Donde encuentro que no está tan bien lograda, es atrás, integrando los clásicos ópticos verticales que no suman muchos puntos a lo que modernidad se refiere.

UN INTERIOR MENOS TOSCO, Y CON MUCHO MÁS CONFORT

Adentro el confort es más alto, en los que destacan los tonos metálicos, los asientos con múltiples ajustes (aunque acá en la versión full faltó un climatizador independiente para el conductor y el copiloto como si lo tiene la nueva Mazda BT-50 en sus versiones full), acompañado arriba de un gran panel de audio. En general el equipamiento incluye varios elementos que la distinguen entre las camionetas del segmento. Suma, por ejemplo, un excelente sistema de audio con lector de CD y MP3, entrada auxiliar y puerto USB, conectividad bluetooth, mandos en el volante, parlantes delanteros y traseros, alzavidrios y espejos eléctricos, cierre centralizado, sensor de estacionamiento, llantas de aluminio aro 17, pantalla multifunción de 3,5 pulgadas, entre otros elementos.

Integra la nueva iluminación Ice Blue que Ford, elemento que se está incorporando progresivamente en sus plataformas globales evita la fatiga de la vista y decora el tablero de fácil lectura.En la consola central resalta su joystick central y el teclado numérico similar al de un teléfono celular. Además suma el Sistema de Control por Voz (V2C) ubicado en la parte izquierda del volante. Este mecanismo permite acceder a los dispositivos conectados a través de los puertos para I-Pod, USB, auxiliar o vía Bluetooth. Todos estos periféricos de audio y telefonía pueden controlarse por el V2C o a través de sendos controles ubicados en el volante, aunque necesitará un buen tiempo para acostumbrarse a su funcionamiento, o mejor recomendamos leer muy bien el manual, porque es complicado.

El interior en general es mucho menos sobrio que antes, hay muchos más botones en la consola y tiene buenas terminaciones. Ahora tiene un diseño más cercano al común de los Ford, incluso con un aspecto interior de los hatchback Fiesta/Focus, que más cercano a lo general de un vehículo comercial, se nota que es de una nueva generación, y eso se agradece. El espacio es ideal para cuadro ocupantes (pero un quinto no irá tan incómodo). En general las plazas delanteras sujetan bien, hay muchos espacios para guardar cosas, mucho más de lo común. Los asientos son más blandos, sin apoyos duros, algo muy importante a la hora de afrontar muchos kilómetros.

El puesto de conducción se siente más bajo que antes, pero normal para una pick-up, con una mucho mayor comodidad que antes, con todos los mandos y pulsadores al alcance, igual que cualquier sedán o hatchback estándar, un paso notable frente a las líneas rectas y lejana que tenían antes las camionetas, con plásticos sólo regulares en la consola central y plásticos de las puertas, además de terminaciones deficientes en las costuras de los asientos. En general están todos elementos de control a mano. Incluso, ahora la posición del freno está a un costado de la caja, y mucho mejor que antes.

DESTACA MUCHO POR SU MOTOR

La llevamos a Farellones luego de manejarla bastante por ciudad y carretera, siempre la camioneta siempre se comportó dócil, con muy buenas recuperaciones en donde pudimos lograr pormedios de 120 km/h a 140 km/h sin complicaciones y vibraciones extrañas. Fuera de camino es en donde más destaca, con una suspensión que absorbe de todo, sin limitaciones.

La protección del cárter, de la transmisión y del tanque de combustible en las versiones 4X4, el despeje mínimo del suelo de 237mm y la caja de transferencia 4x4 Electronic Shift on the Fly (ESOF), que permite colocar la doble tracción hasta a 120km/h. Ello se combina con los 800mm de capacidad de vadeo y las dos opciones de diferencial trasero lo que permite un excelente manejo off road. Además el diferencial autoblocante electrónico (eLSD) envía sólo la cantidad exacta de torque que puede ser transmitido al suelo permitiendo que toda la potencia disponible se transfiera a las ruedas con mayor adherencia frenando, completamente, aquellas que giren sin agarre, ideal para el manejo en tierra, donde la llevamos. Además tiene la ppción es el bloqueo del diferencial trasero al 100% (LRD), el cual, mediante un accionamiento mecánico, traba las ruedas traseras evitando el resbalamiento relativo entre ellas.

Con la tracción 4x4 Hi activada, había que hacer solo pequeñas correcciones con el acelerador para no perder las trayectorias (si va a frenar hágalo de forma sutil y sobretodo en línea recta o sino perderá adherencia lo que puede llevarlo a subrevirajes y también marcados subvirajes). La caja de cambios es corta y precisa, más que otras camionetas. El desarrollo de los dos primeros cambios es muy corto para generar fuera, el resto es mucho más holgado. En general los frenos responde bien, son muy contundentes y no "cabecea" nada la carrocería.

El motor 3.2 litros de 197 caballos me gusta mucho porque empuja desde muy abajo, como debe ser en el caso de un buena camioneta. Este propulsor cinco cilindros incorpora todos los avances tecnológicos actuales, como el turbo de geometría variable o la inyección directa common rail. Su nueva planta motriz es una de sus mejores armas para enfrentar a la competencia. Su explosivo motor turbodiésel eroga unos gigantes 470 Nm de torque, que se sienten en cada aceleración. Lo bueno, además, es que se eliminó el turbo-lag (demora en la activación del turbo) que tenía la anterior cambioneta Ranger 2.5 litros DuraTorq. En general sobre las 1.500 RPM es donde el torque se mantiene estable y las respuestas son ágiles y dinámicas. El paso de los cambios es algo duro al inicio, aunque al acostumbrarse hasta olvidará que está en frente de un vehículo comercial, lo que la catapultan hacia, a mi juicio, la mejor opción para el uso diario, cotidiano.

Como decíamos, los cambios están bien relacionados con el motor, y sorprende que a 120 km/h su andar sea más suave y preciso que a baja velocidad. Para las dimensiones de esta camioneta, su dirección es muy correcta. Sobre su consumo, no superamos en consumo mixto los  8 km/l, en carretera llega a los 12 km/l entre 100 y 100 km/h.

La nueva Ranger es una excelente opción, tanto para uso citadino e ideal para un manejo fuera de camino. Es es muy completa, más cómoda que antes y con un excelente equipamiento. Ahora, cae en terminaciones, sobretodo en los plásticos de la consola central que pudieron ser mejores.

¿Qué te pareció la nueva Ford Ranger 2013?, coméntanos...

Fotos y video: Jonas Van den Bosch, Betazeta

powered byDisqus