Los autos inteligentes del futuro a nuestro alcance

La industria automotriz está avanzando hacia el futuro de los autos inteligentes que buscan integrar seguridad o entretenimiento para los pasajeros.

Usualmente cuando se habla de nueva tecnología en los coches, pensamos en una pantalla central con navegador satelital, estéreo compatible con nuestro Smartphone y algunos otros lujos que si bien, hacen más placentero nuestro viaje, no son precisamente los “avances tecnológicos” más recientes. Sin embargo, esta idea está cambiando radicalmente y en lugar de que la industria automotriz se conforme con implementar algunas mejoras que bien podrían ser opcionales, las armadoras quieren hacer una simbiosis con la mejor tecnología móvil que puedan conseguir y que pueda ser fácilmente adaptable al mercado.

Un sueño casi hecho una realidad

El ejemplo más vívido de esto es el que Tesla Motors nos dio con la integración de la tecnología TEGRA dentro de su Tesla Model S. Gracias al procesador de Nvidia, el automóvil le da al conductor la oportunidad de tener acceso no solamente al radio y Google Maps; como ya había dicho, la pantalla de 17 pulgadas te deja modificar a tu gusto el clima, abrir y cerrar los seguros de las puertas e incluso hasta navegar de páginas web además de poder hacer ajustes que quieras hacer a tu panel de instrumentos. Si, al final todo es un lujo muy geek pero, es uno que va más allá de lo que usualmente vemos en cualquier otro tipo de coche.

El hecho de poder personalizar tu auto es algo que pocas empresas ofrecen, si, puedes escoger el color, el equipamiento pero ¿Cuántos te dejan personalizar la configuración del asiento por usuario? ¿Cuántos te permiten navegar por internet mientras buscas en Google Maps un buen restaurante para ir a comer? No sólo se trata de agregar lujo y comodidad, se trata de volver a tu medio de transporte una experiencia única e inteligente.

Nvidia es una de las empresas que está impulsando este futuro inteligente al expandir el uso de sus procesadores TEGRA más allá del de la telefonía móvil y los está llevando a las “Cabinas Digitales” que es el nuevo concepto para los automóviles inteligentes. La meta es que eventualmente, todos los autos del mundo tengan cabinas de este tipo o por lo menos algo parecido ya que obviamente dependiendo del precio que vayas pagar, será la experiencia que vas a recibir.

Panasonic es otra compañía que también está buscando la forma de integrar nuevos productos inteligentes con los automóviles que algún día entrarán en circulación. Aunque su propuesta es un tanto similar a la de Nvidia y Tesla creo que su nicho más bien sería el del automóvil familiar.

Lo que la japonesa busca no es solamente ofrecer una pantalla táctil al centro del tablero y un panel de instrumentos digital; su visión es un tanto más futurista agregando una pantalla adicional en el descansabrazos con espacio para colocar tu Smartphone y, una ranura del lado del copiloto para colocar tu tableta.

La idea es que puedas varias cosas al mismo, por ejemplo: que puedas realizar una llamada desde tu teléfono mientras que tu compañero de viaje programa la música. Como se pueden dar cuenta por las fotografías, el diseño de la cabina prototipo de Panasonic es un tanto futurista y aparentemente de proporciones muy grandes, pero la idea es que al usarse en un vehículo 100% eléctrico puedas aprovechar la falta del motor para meter todas estas pantallas sin sacrificar comodidad y visibilidad. Recordemos que GM ya tiene en puerta para el mercado norteamericano dos modelos de este tipo (totalmente eléctricos), el Spark y el Volt por lo que no sería raro un día ver paneles diseñados por la empresa japonesa.

Por este motivo Panasonic anunció una alianza con General Motors para empezar a trabajar en propuestas que se integren en ciertos modelos de la automotriz y claro, para evitar ser relegado en ventas como suele suceder.

Todavía no hay un app para eso

Claro que Tesla no es la única automotriz que está apuntando hacia los nuevos “automóviles inteligentes”, a la competencia también se suman Audi, General Motors, Ford, Subaru y Toyota entre algunas de las empresas que ya están trabajando de la mano con Panasonic, Google y Nvidia para diseñar los autos del futuro.

El uso de las apps hoy se ha vuelto casi indispensable y es que no solo de twitter y Facebook vive la gente. Una de las iniciativas que se está volviendo popular en la actualidad es la de crear aplicaciones que funcionen en conjunto con tu vehículo. Se preguntarán ¿Para qué crear apps? ¿Por qué no pueden ser todos los coches como el Tesla con una pantalla gigante al centro? La realidad es que cada quien se enfoca en lo que cree es una solución para el futuro.

Ford por ejemplo, acaba de abrir su programa de desarrollo enfocado a su plataforma SYNC. Este programa ofrece a personas y estudios la posibilidad de inscribir una idea, desarrollarla y ponerla a venta dejando la mayoría de la ganancia a la o las personas que la hayan concebido originalmente. La idea de Ford no es ganar miles de millones vendiendo apps, más bien, lo que buscan es que la gente de todas partes del mundo desarrolle sus ideas enfocadas al automóvil, que ellos hagan negocio y que quienes estén pensando en comprar un auto nuevo prefiera a Ford por la cantidad de aplicaciones que hay compatibles con los diferentes modelos de Smartphones.

Integrar tu Smartphone a tu coche es mucho más barato pues el Smartphone no necesariamente tiene que ser el más costoso de la tienda y, la pantalla que venga en el coche de fábrica tampoco tiene que ser la más grande ahorrando así algunos costos sin embargo, la experiencia de una pantalla de 4.3” no se compara con la de una de 17”.

Este tipo de sistemas tienen sus ventajas y es que por un lado, es son menos ostentosos y el golpe es mucho menor para tu billetera además que le sacas más provecho al teléfono que ya tienes. Eventualmente, será posible que algunas de las funciones que hoy presenta Tesla lleguen a tu coche en unos años en forma de app para otros modelos más económicos.

Automóviles ultraseguros

Una buena parte del desarrollo de los automóviles inteligentes está enfocada a la seguridad y es que como ya todos sabemos, cada año mueren miles de persona en todo el mundo por accidentes automovilísticos; estos accidentes van desde faltas de atención por parte del conductor hasta negligencia humana como puede ser el manejar en estado de ebriedad o por no revisar el estado de su vehículo.

¿Cuántas veces no hemos escuchado a la gente decir “Solo bajé la mirada por un segundo”, “Apareció de repente y en el segundo que me tomó reaccionar ya no pude hacer nada”. A veces parece exagerado decir que los accidentes pasan en cuestión de segundos pero es verdad, muchos de ellos ocurren porque no somos capaces de percibir todo lo que nos rodea, o en este caso todos los elementos que rodean el automóvil mientras manejamos.

Como quiera que sea, la mayoría de las tragedias ocurren por una omisión humana, claro, hay veces que las situaciones van más allá de las capacidades de una persona y no hay mucho que se pueda hacer, pero estos accidentes son los menos.

Para empresas como Toyota la seguridad es la prioridad número y su enfoque es ofrecer tecnología inteligente que salve tu vida. Las implementaciones que están haciendo van más allá de los frenos ABS, seguros automáticos y bolsas de aire, literalmente, se están tomando muy enserio nuevos avances en desarrollo y aplicación de hardware para crear autos mucho más seguros.

Uno de estos ejemplos fue el Lexus Active Safety Research Vehicle presentado por Toyota, un auto que integra cámaras y sensores que sean capaces, a través de un software, de detectar y analizar todos los elementos que le rodean para identificar aquellos que puedan convertirse en un potencial accidente.

Vaya, no es que el auto identifique a los peatones que caminan en la acera como un “peligro” pero, gracias a las cámaras y sensores puede saber si alguno de estos peatones se acerca demasiado al coche como para que se pueda dar un accidente; pensemos en ejemplo más común: Un niño atrás de una pelota.

Antes de que me enseñaran a manejar, uno de los mejores consejos que me dieron fue: “Recuerda, atrás de una pelota a la mitad de la calle siempre habrá un niño”. Aunque no siempre ha sido así pues también me he encontrado a adultos corriendo detrás de un balón, la regla es igual, de la nada una persona puede atravesarte en tu camino y si por alguna razón no lo ves aproximarse puede ser causal de un mal sabor de boca.

Por su parte Subaru integrará un sistema de seguridad llamado EyeSight que es un set de cámaras estéreo instalado en algunos de sus modelos Legacy, Forester y aparentemente la Outback 2013. Éstas se encuentran ubicadas detrás del espejo retrovisor y tienen como propósito detectar objetos que se aproximen al frente del automóvil. Si por algún descuido pisas el acelerador mientras hay un vehículo o persona delante de ti, el sistema no te permitirá avanzar. Otro ejemplo es el de frenado de emergencia. Si por alguna razón las cámaras detectan un objeto y no reduces tu velocidad, el sistema lo hará por ti con el objetivo de salvar tu vida y posiblemente la de otra persona aunque, también puede salvarte de arruinar tu coche por completo.

Hay otras tecnologías que están buscando llegar más allá de simplemente evitar una colisión y es que el común denominador en casi todos los accidentes siempre es el ser humano (arriba o abajo del vehículo), por ello, lo que empresas como Google y Audi buscan es eliminarlo casi por completo.

Audi presentó un modelo propio que se conduce casi solo, dejándole la mayoría de las responsabilidades a la computadora para que el propietario del vehículo se relaje y disfrute el paseo.

El Audi Adaptive Cruise Control (ACC) reconocerá los colores en los semáforos para saber cuándo puede acelerar y cuando debe de frenar; si se permanece en alto total por unos cuantos segundos el sistema automáticamente reanudará la marcha siguiente al auto de adelante, si por el contrario el alto total toma más tiempo, el conductor tendrá que pisar el pedal del acelerador para “despertar” el auto y continuar avanzando.

Otra medida de seguridad es que automáticamente podrá gobernar el impulso del vehículo para mantener la distancia apropiada con respecto al coche que va adelante y, puede detectar la velocidad de los mismos de cero hasta 250 kph.

Para lograr esto Audi utilizará uno o dos radares (según la versión que se adquiera) para saber la distancia y velocidad de un objeto ubicado adelante (hasta una distancia máxima de 250 metros), esto en conjunto con otros 30 procesos le permiten al sistema estar alerta de todo lo que lo rodea, ubicar posibles problemas y tomar la mejor decisión usando toda esta información.

El Audi Adpative Cruise Control es tan solo uno de los varios componentes que integrarán sus smart cars, también está el Audi Active Lane Assit que detecta con ayuda de unas cámaras las líneas en el pavimento, si el conductor no prende sus direccionales para cambiar de carril, un discreto sistema electromecánico gentilmente regresa el auto a su carril indicado. El Audi Side Assit tiene como función detectar a los autos que van quedando atrás y avisar al conductor cuando sea el momento oportuno para hacer un cambio de carril, si por alguna razón un conductor, de esos que son bien amigables, aparece de la nada y acelera para no permitirte el cambio de carril, el sistema te advierte con una señal en el retrovisor.

Un componente más es el Night Vision Assitant que consiste en una cámara infrarroja montada al frente y que tiene un rango de visión de hasta 300 metros. Las imágenes que obtiene la cámara son mostradas en el tablero como objetos blancos que desprenden calor y la ventaja es que no se ve afectada por destellos de luz como las cámaras regulares.

Audi tiene planeados más componentes que te asisten en el manejo y que tú puedas seleccionar al momento de adquirir uno de sus automóviles, tal vez quieras el Adpative Cruise Control pero no el Active Lane Assist.

Libres de responsabilidad

Teóricamente un auto que se maneja solo (o casi solo) debería ser más seguro que un auto manejado por una persona, de esta forma se respetaría el límite de velocidad todo el tiempo, no existirían elementos que pudieran distraer a la computadora ni arranques de ira que pudieran terminar en una tragedia; aunque, sin importar que tan inteligente sea un sistema, ninguno podría predecir el comportamiento humano.

Para manejar se necesita de cierto instinto, los que llevamos años atrás del volante sabemos perfectamente cuando algún loco se va a cambiar de carril imprudentemente; identificamos con 3 kilómetros de anticipación a la señora que trae camioneta y se cree dueña de la autopista y, ubicamos de inmediato las zonas conflictivas que, en el caso de la Ciudad de México por poner un ejemplo, hay una cada tres esquinas.

Además del elemento sorpresa (los malos conductores) hay otras variables que cuestionar, por ejemplo ¿Qué pasa si el cielo está nublado? ¿Qué pasa si el reflejo del sol en la ventana de un coche que va pasando le pega a la o las cámaras dejándolas ciegas por unos segundos? ¿Qué pasa si un salvaje te empieza a molestar con su coche?

En el estado de Nuevo León, particularmente en la ciudad de Monterrey, la gente empezó a actuar de manera incomprensible. Si de pronto al tipo de junto se le pegaba la gana querer rebasar o querer ganarle al rojo o algo así, te aventaba la camioneta o carro que trajera y si te pagaba se justificaba diciendo que “había sido una falla de los frenos”. Esta práctica se volvió común por un tiempo lo que olivó a muchos ciudadanos a manejar con extrema precaución. Mi punto es, llega un momento en el que no importa que tan avanzado sea un automóvil, las personas siempre tendrán la capacidad de echar a perder cualquier esfuerzo por hacer las cosas bien.

Ahora, hablando un poco de los sistemas que detectan las líneas en el pavimento y los colores de los semáforos. En el primer mundo donde las calles están cuidadas y los semáforos están bien instalados, este tipo de tecnología funciona muy bien pero en México y algunos países de América Latina esta tecnología no serviría para nada. En el distrito Federal, en México, hay avenidas importantes donde no existen las líneas blancas y no hay fecha para cuando las vayan a poner. De igual forma, hay calles donde las autoridades pusieron 4 o 5 semáforos apuntando en todas direcciones, si uno a veces se confunde ahora imaginen una computadora que en su campo de visión detecte dos verdes, un rojo y ninguna línea blanca en el piso.

Cuando alcancemos al futuro

Sin importar que sean enfocadas a la seguridad o al entretenimiento, todas estas tecnologías están ayudando a definir el futuro de la industria automotriz, vaya, aún falta mucho para ver pequeños autos voladores pero el hecho de que ya se piense en integrar de forma natural a la tecnología y no agregarla como un lujo adicional ya habla de un cambio de mentalidad.

Todo lo que se está haciendo en materia de seguridad es muy bueno, si bien es imposible eliminar los accidentes al 100% si se pueden tomar medidas para reducirlos lo más posible y ya sea que te decidas por un auto con cámaras estéreo o uno con todo un sistema de sensores, radares y cámaras, tu compra servirá para impulsar mejores proyectos para el futuro.

powered byDisqus