La UE autoriza a BYD a comercializar el K9, su bus 100% eléctrico

En los últimos dos años, el bus 100% eléctrico de BYD, K9, se ha convertido en uno de los protagonistas de las decenas de planes pilotos que se han implementado en el mundo, los que buscan potenciar el uso de tecnologías limpias en el transporte público de medianas y grandes ciudades.

Últimamente la marca china recibió la aprobación por parte de la Unión Europea para poder comercializar su bus eléctrico en todos los países miembros con lo que podrá vender su modelo sin restricciones ni la necesidad de alianzas individuales con cada uno de los gobiernos.

Paralelamente, y entendiendo la importante alza en la demanda por el K9, BYD tomó una importante decisión que le permitirá seguir expandiéndose por el Viejo Continente, firmando recientemente un acuerdo con la empresa búlgara Bulmineral, que tiene el objetivo de crear una sociedad conjunta para la fabricación de buses eléctricos de BYD en dicho país.

La fábrica estará instalada en la localidad de Breznik, y será clave para que BYD pueda responder a la alta demanda europea por contar con el K9, el cual hoy circula en países tales como Dinamarca, Alemania, Polonia y España, entre otros, como parte de planes de Gobierno por disminuir la contaminación de las grandes urbes y reducir los costos asociados al transporte público.

El K9, desarrollado íntegramente por BYD, utiliza tecnologías medioambientalmente amigables gracias a su batería Fe y un sistema inteligente de regulación de energía. Está dotado de un sistema de almacenamiento de energía que permite acumular la luz –a través de una serie de paneles solares instalados a lo largo del techo-, lo que se traduce en una reducción casi completa de las emisiones contaminantes.

De doce metros de largo, puede recorrer 250 kilómetros sólo con la carga eléctrica (sin utilizar la luz solar), y sólo se demora 30 minutos en recuperar su carga completa a través de un sistema especial de electricidad.

powered byDisqus