Citroen C-Elysée 1.6 VTi 115 CV Seduction: Una buena manera de entender un sedán "emergente"

PENDIENTE: El nuevo C-Elysée es ideal para quienes busquen un sedán familiar con un gran espacio interior, malero, precio competitivo, equipamiento (todos con ESP), y todo ello asociado a tecnologías "archi-probadas", tanto por su plataforma, tecnología como planta motriz. En contra algunas terminaciones muy "low cost". Precio versión probada: CLP $8.390.000...

Poco antes de fin de año, Citroen Chile lanzó en el mercado nacional su nuevo sedán para los mercados emergentes, y que es fabricado en la planta de Vigo, España, el C-Elysée. Este modelo llega con el objetivo claro de convertirse en un producto de altas ventas para los mercados de mayor crecimiento a nivel mundial (como China, Turquía, Rusia y Latinoamérica, por ejemplo) y fue probado durante más de 4 millones de kilómetros.

Por ello este nuevo C-Elysée (y también su hermano el Peugeot 301 que llegaría durante marzo de 2013) fue ideado, pensado y creado (para que quede claro) desde un inicio claramente como vehículo de entrada, un "low-cost", en donde la marca francesa no mantenía un producto hace año y donde tenemos, además, como competencia al Renault Logan, Fiat Linea, Toyota Yaris, Hyundai Accent, Chevrolet Sonic, el próximo Peugeot 301, Kia Rio4, entre otros.


PRECIOS CITROEN C ELYSÉE 2013:

  • Seduction 5MT 1.6 VTi 115 CV : CLP $7.590.000
  • Exclusive 5MT 1.6 VTi 115 CV: CLP $8.390.000 (que probamos y luego les contaremos)
  • Seduction 5MT 1.6 HDI 92 cv: CLP $8.690.000
  • Exclusive 4AT 1.6 VTi 115 CV: CLP $8.990.000

Recordemos que el mercado de los sedánes compactos es de gran éxito a nivel mundial (con 10 millones de ventas anuales) y Citroen no tenía un producto en este mercado desde el C4 Sedán. Llega con precios entre los CLP $7.590.000 hasta los CLP $8.990.000 en dos versiones con caja mecánica (y que varían según equipamiento), una automática full y una diesel HDi. La garantía es de 2 años sin límite de kilometraje y las mantenciones bordean los CLP $100.000 y son cada 10.000 kilómetros. Se ofrecerá con siete colores para la carrocería; dos tonalidades de azul y gris, blanco, negro y beige.

En las versiones bencineras llega con la motorización 1.6L VTi 115 CV y 150 nm a 4.000 RPM (la misma del Citroen C4 1.6 VTi pero con cinco caballos menos), asociada a un cambio manual o a una transmisión automática, que entrega un consumo mixto homologado de 15,6 km/l en la MT y de 14,8 Km/l en la AT4. La velocidad máxima es de 188 km/h. También montará el motor diésel HDi 92 CV, una motorización que ha sido muPM, un par elevado a bajo régimen) y por un consumo muy contenido (24 km/l de consumo mixto y 108 g/km de CO2). La velocidad máxima es de 180 km/h.

Su equipamiento suma aire acondicionado en todas las versiones, cierre, alzavidrios totales, espejos eléctricos, versiones con climatizador con pantalla digital, computador abordo, sensores traseros de ayuda al estacionamiento, regulador-limitador de velocidad y radio-CD mp3 con mandos al volante y con kit manos libres Bluetooth (para más detalles revisen la ficha técnica en PDF adjunta).

Entre los sistemas de seguridad disponibles en este modelo están, de serie, el ABS con AFU, ESP más ASR (Antipatinaje), o incluso cuatro airbags, en todas las versiones, menos el modelo de entrada (con dos). Adentro destaca especialmente el espacio para las piernas de los pasajeros traseros, tanto en anchura como en longitud (espacio para las rodillas de 120 mm).

LA TOMA DE CONTACTO

En su concepción, este sedán busca entregar respuestas a  clientes que buscan un sedán de tres volúmenes, que sea al mismo tiempo confortable, espacioso y por sobretodo accesible. Este auto fue pensado (desde un inicio y uno como una variante de un hatchback) como un sedán tricuerpo, lo que se aprecia en su diseño.

Y para ofrecer "más por menos" parte todo por sus dimensiones son: 4,43 m de longitud, 1,75 m de anchura y 1,47 m de altura. Su distancia entre ejes de 2,65 m, la más amplia de la categoría. En general la carrocería inyecta ángulos dinámicos y líneas que recorren toda la carrocería. Destaca adelante sus estilizadas nervaduras en el capó. Integra focos afilados (de aspecto casi gatuno), atrás dos grandes focos verticales acompañan por los costados a la gran puerta de la maletera.

Adelante presenta una amplia parrilla cromada que subraya un capó más voluminoso y perfilado (y que es bastante parecido al nuevo C4). Atrás encontramos un largo maletero acompañado por dos ópticos horizontales (de un aspecto casi gatuno) acompañado en los costados del parachoques por dos espacios para focos antiniebla y una pequeña malla delantera, al igual que su hermano 301. Sorprende, además, su  gran volumen de carga, 506 litros,también el más grande de la categoría.

Adentro sorprende por la amplitud y la anchura disponible es superior a lo habitual. Puede transportar a cinco adultos con total comodidad, incluso con personas sobre 1.80 metros en las plazas traseras, algo poco visto en modelos actuales.

La radio es original Citroen, tiene bluethooth, MP3 y USB que se puede controlar desde el volante con el típico control remoto Citroen/Peugeot atrás del volante. El audio es malo, con muy pocos bajos y aún menos agudos, lo probamos con un pendrive y mejora algo, pero igual la calidad es muy baja. Encontramos que en su configuración debieron preocuparse más de este aspecto más pensando el comprador de este sedán son mayoría familias jóvenes que buscan un buen equipo de sonido en sus vehículos. Otro ejemplo: no hay espacio para parlantes en las puertas, lo que resta mucho a la calidad final, si un espacio en el maletero. Abajo de la radio ( y muy abajo en la consola) está el control de calefacción (digital pero no es climatizador), es lento para calentar y algo ruidoso desde la posición "3" en adelante.

Adentro tonalidades grises y negras dominan las terminaciones, con plásticos con polímeros duros de una calidad sólo regular  y que transmiten buenas sensaciones. A la izquierda de la consola los botones para la apertura del maletero y del ESP (desconectable hasta los 40 km/h, el gran plus de este nuevo C-Elysée). El puesto de manejo es bastante cómodo, muy bien en altura, ancho y largo tanto en las plazas delanteras como traseras, que son muy cómodas y sorprende por su gran amplitud. Adelante el conductor tiene regulaciones de altura del asiento y del volante. Eso si encontramos que el asiento queda demasiado bajo y la superficie vidriada es poca con una visibilidad trasera algo limitada debido a los apoyacabezas y una pequeña luneta trasera.

El tablero integra relojes independientes de grandes dimensiones que suma velocímetro, tacómetro (fondo blanco) y el medidor del estanque de combustible digital, que suma además el odómetro, y que se ve muy, muy poco en días de sol. En el centro de la consola está el display central con fondo naranjo (como en todos los Citroen/Peugeot) que indica seis funciones del computador abordo: km/l instantáneo y promedio (mide en litros cada 100 kms), kilómetros del estanque disponible, velocidad promedio, tiempo de manejo y reloj.

Un punto que le resta mucho a la terminación final son los alzavidrios abajo de la consola central, mal ubicados y que nos demuestran un aspecto "low cost" que pudo ser mejorado, además de los apoyacabezas fijos atrás, que hace también disminuir la calidad apreciada de todo el interior.

SOBRE TODO COMODIDAD

Viajar en el C-Elysée es agradable, se pueden recorrer kilómetros sin mayor desgaste para el conductor. Dinámicamente su desempeño es bueno ya que su motor es ágil para moverse por la ciudad y levanta revoluciones muy rápido, ideal para recuperaciones en carretera. En general el auto es muy fácil de conducir pero su dirección es algo dura.

Por su parte, a diferencia de la mayoría de los autos del grupo PSA, el tacto del cambio es suave y preciso, lo que se agradece mucho sobretodo cuando se usa en ciudad. Por su parte, la suspensión es más bien blanda, con la puesta a punto típica de Citroen (y también en Peugeot), que busca por sobretodo la comodidad interior y un desempeño suave en ciudad y carretera.

Los frenos (con ABS) también merecen destacarse por su eficiencia a pesar de tener tambor atrás. La insonorización del habitáculo es buena, pero mejorable, en todo caso no se nota mayor rumorosidad bajo 3.500 RPM, sobre ese régimen el sonido del motor aumenta mucho, pero se nota claramente que con una sexta marcha el comportamiento general de este motor 1.6 VTi hubiera mejorado mucho, además de su eficiencia en el ahorro de combustible. En esta toma de contacto logramos promedios de  19,7 km/l a 120 km/h en carretera y de 21 km/l a 90 km/h, y en ciudad 12 km/l, muy eficiente para su tamaño.

El escalonamiento desde la segunda hasta la quinta marcha es muy largo, permitiendo llevar el auto con agilidad sobretodo en carretera, pero estirando eso sí las marchas más de lo habitual. A 120 km/h en 5ta va  casi a 3.300 vueltas, en cuarta a 3,800 y en tercera a 5.000 vueltas.

CITROEN C-ELYSEE 1.6 VTi: RPM POR CADA CAMBIO Y VELOCIDAD

A 130 km/h: 3.500 en 5ta; 4.400 en 4ta y 5.300 en 3era
A 120 km/h: 3.250 en 5ta; 3.800 en 4ta y 5.000 en 3era
A 110 km/h: 3.100 en 5ta; 3.400 en 4ta y 4.700 en 3era
A 100 km/h: 2.900 5ta; 3.100 en 4ta y 4.300 en 3era
A 90 km/h: 2.700 en 5ta; 2.800 en 4ta y 4.000 en 3era

En suma el C-Elysée es un interesante producto. Lo vemos ideal para quienes buscan espacio, buen precio, equipamiento y para los que busquen un producto con tecnologías "archi-probadas", tanto por su plataforma como planta motriz. En contra terminaciones "para mercados emergentes", que pueden ser perfectamente mejoradas sin inversiones desmesuradas.

¿Qué te pareció el nuevo Citroen C-Elysee?, coméntanos...

powered byDisqus