Mercedes Benz GLK 220 CDi BlueEfficiency 4Matic: Como rejuvenecer aumentando la eficiencia

Salió más compañía juvenil para el Clase A. Esta pequeña SUV de lujo del fabricante alemán tiene un equilibrio excepcional, tanto por rendimiento, espacio interior, capacidad de su motor CDi, como por su tecnología y confort. Un vehículo claramente modernizado y más divertido...

Mercedes Benz se está renovando por completo y con muy buenos resultados (y todos sabemos que era algo muy esperado, sino que lo digan los resultados el nuevo Clase A). Y parte de esta estrategia está en darle más "atractivo" a modelos que llevaban un tiempo en nuestro mercado, pero... ¿de que manera?, lógico, agregándole un aspecto moderno, mayor eficiencia y mucha entretención abordo. Por ello, gentileza de Kaufmann, representante de la marca alemana en Chile, probamos la renovación de su SUV/Crossover mediano, el GLK, modelo que compite en nuestro mercado con el BMW X3, Audi Q3 y el Volvo XC60, entre otros.

De momento llega a Chile en dos configuraciones, una diesel CDi 220 (la del test) con variaciones en equipamiento y una tope de gama GLK 250. Todas aplican como principal novedad una estética remozada pero sin perder esos rasgos que conjugan la figura que buscó Mercedes, una "angulosa de un todoterreno clásico con los elementos formales de las actuales sedánes de Mercedes-Benz". Esta renovación resalta sobretodo adelante, en donde presenta una nueva parrilla con luces leds de posición (que obviamente ya les detallaremos). El resto de la carrocería recibió pequeños cambios que buscan adosarle mayor deportividad y "musculatura". En Bólido probamos la variante con tracción permanente denominada GLK 220 CDi BlueEfficiency 4Matic 7G Tronic Plus. La gama de colores del GLK son: negro, blanco polar y rojo ópalo. Las metalizadas: negro obsidiana, marrón cuprita, gris tenorita, plata iridio, plata paladio, azul cavansita y plata diamante.


PRECIOS GAMA GLK DICIEMBRE 2012:

  • GLK 220 CDI BLUEEFFICIENCY: CLP $ 25.372.200 (nuestro test)
  • GLK 350: USD $ 67.620

DISEÑO MODERNIZADO

Conozcamos algo de su historia. Estamos en la mitad de vida de su primera generación. Desde sus inicios (fines de 2007) el concepto al que llegaron los técnicos germanos fue combinar las líneas rectas típicas de un todo terreno con el lenguaje de diseño que domina las últimas creaciones de la firma de la estrella. Ahora, y revisando en detalle el GLK, veremos que sus diseñadores buscaron conjugar elementos clásicos de los 4×4 con el lenguaje formal de la línea sedán de Mercedes-Benz (sobretodo el Clase C). Líneas rectas, unas amplias superficies cóncavas y volúmenes amplios en el frontal y en la zaga.

EQUIPAMIENTO EXTERIOR:

  •  Retrovisores exteriores abatibles eléctricamente.
  •  Barras longitudinales en el techo de aluminio.
  •  Paquete cromado exterior.
  •  Limpiaparabrisas con sensor de lluvia.
  •  Techo corredizo panorámico.
  •  Faldón trasero con franja de adorno cromada.
  • Parrilla del radiador con tres lamas cromadas lisas.
  •  Listón protector cromado.
  •  Faldones laterales del color de la carrocería.,
  •  Spoiler trasero aerodinámico.
  •  Tercera luz de freno integrada en la luneta trasera.
  •  Llantas de aleación de 10 radios R19.

Sus dimensiones son de 4.536 mm de largo, 1.840 mm de ancho y 1.669 mm de alto. Su batalla alcanza los 2.755 mm. Monta neumáticos de medida 235/50 R19 delante y 255/45 R19 detrás, todos equipados con llantas AMG de 5 radios dobles color plata.  En sus trazos veremos voladizos cortos,un frontalalto, un parabrisas casi vertical y una marca línea del techo. Según la marca, la configuración de la carrocería no obedece exclusivamente a criterios estéticos, sino que transpone a la categoría de los SUV compactos las ventajas típicas de un todoterreno.

Me gustaron bastante las ópticas delanteras más "filosas" que el modelo precedente, y que ahora incluyen los intermitentes de formas rectas más abajo. Otra novedad en este facelift es la llegada de la tecnología led para las luces diurnas (que viste mucho al modelo): se ubican en los extremos del parachoques y están encendidas de manera permanente para da cuenta de “nuestra” presencia en todo momento. Mirando la parte trasera, destacan especialmente la nueva forma de la protección de los bajos, con acabado cromado, y los embellecedores cromados de serie en las salidas de escape. Aquí los diseñadores modificaron completamente los grupos ópticos traseros, tanto en su forma como en su funcionalidad. Gracias al empleo de diodos luminosos y fibra óptica, la zaga del GLK brilla con un diseño nocturno característico y singular, acentuado por la nueva iluminación de la placa patente con luces LED.

VARIOS CAMBIOS EN EL INTERIOR

Adentro, apreciamos varios, varios cambios, como en los nuevos difusores de la climatización, que ahora redondos como en el Clase A. En el cuadro de instrumentos se integró un display color multifuncional y en los modelos con cambio automático de siete velocidades 7G-TRONIC, la palanca selectora DIRECT SELECT se montó ergonómicamente en el tubo de cubierta de la columna de dirección. De ese modo, la consola central quedó libre para conformar un compartimento portaobjetos.

La consola central tiene una estética más novedosa, mucho más actual y dinámica, sin perder la "clásica elegancia" de la marca. Los interruptores y mandos están mejor colocados y al alcance del conductor. Muy interesante es el volante multifunción, en el cual se pueden controlar la radio sin tener que levantar las manos del volante. Además se puede manejar el teléfono vía bluetooth y el computador de abordo. Además, el interior difiere del modelo anterior, con mayores toques más deportivos como algunos cromados en la consola, acompañado por una terminación negro brillante. El panel fue rediseñado y ahora cuenta con una pantalla de 7 pulgadas para diferentes funciones como navegador satelital (no disponible en Chile) radio, CD MP3, computador abordo, conexión ipod, etc, que encuentro queda mejor terminada que en un Clase A, que se ve muy sobrepuesta (cosa de gustos).

Adentro vemos muchos materiales premium y la aparición de nuevos detalles que optimizan el confort, sobretodo en el tablero. Además equipa un sistema de información y entretenimiento revisado que se controla desde una pantalla ubicada en la misma consola. Sobresale el volante deportivo de tres radios y la iluminación del habitáculo. Integra un indicador ECO incorporado de serie en el visualizador del cuadro de instrumentos que permite al conductor evaluar su estilo de conducción en cuanto al consumo actual de combustible y adaptarlo si es necesario.

El sistema se puede manejar desde a nuestro juicio poco intuitiva perilla “Command” ubicada entre los asientos. Nos costó encontrar ciertas configuración en la pantalla y la mejor manera de cambiar la radio, por ejemplo. Por ello recomendamos leer bien el manual antes de "sumergirse" en este display. Por su parte, el sistema de climatización de dos zonas tiene buena capacidad para enfriar el habitáculo y con rapidez. Es un poco ruidoso pero efectivo y está muy abajo en la consola, cosa que Mercedes Benz debería mejorar en nuevos modelos. Ahh, otro detalle algo complicado de accionar es la de la palanca de los señalizadores, pues se encuentra más abajo de lo que esperaba y cuesta acostumbrarse a su posición.

EQUIPAMIENTO DE SEGURIDAD

  •  Airbags frontales con dos niveles de activación para conductor y acompañante, windowbags
  •  Avisador de pérdida de presión en los neumáticos
  •  Alarma antirrobo con sensor volumétrico
  •  Sensor de estacionamiento Parktronic.
  •  Velocidad crucero TEMPOMAT con SPEEDTRONIC.
  •  Protección inferior del motor.
  •  Intelligent Light System con faros de bixenón, lavafaros, luz de giro,
  • y luces diurnas Led.
  •  Rueda de repuesto.
  •  Tracción integral permanente en las todas las ruedas 4MATIC.
  •  Sistema electrónico de tracción 4ETS.
  •  Adaptive Brake con ABS, ASR y ayuda de arranque en pendientes.
  •  Servofreno de emergencia BAS.
  •  Programa electrónico de estabilidad ESP.
  •  Reposacabezas delanteros Neck-Pro.
  •  Sistema de mantenimiento activo ASSYST.
  •  Tren de rodaje Agility Control con amortiguación selectiva.
  •  Tren de rodaje deportivo rebajado 20 mm.
  •  Luz de freno adaptativa intermitente.

Adelante tiene unos asientos de un excelente apoyo lateral. La posición de manejo se consigue de una manera algo complicada debido a que no todas las regulaciones son eléctricas (altura y respaldo solamente, el resto manual). El puesto de conducción es correcto, con unos asientos algo blandos, pero muy cómodos para viajes largos. Atrás hay buen espacio tanto en largo, ancho y alto, además está muy bien resuelta la entrada a las plazas traseras ya que las formas rectas de las puertas hace que los ángulos de entrada sean óptimos.

La visibilidad es buena pero con un Pilar A muy grande lo que dificulta algo la vista hacia los costados. Por su parte, los espejos retrovisores son de grandes dimensiones, lo que permiten una mayor visión de todo tipo de maniobras de conducción. La visibilidad hacia atrás es buena debido a una gran zona vidriada.

EQUIPAMIENTO INTERIOR:

  •  Tapiz de símil de cuero ártico.
  •  Molduras interiores de aluminio.
  •  Volante y palanca de cambio forrados en cuero.
  • Levas de cambio al volante.
  •  Volante multifunción y cuadro de instrumentos con computador.
  •  Climatizador automático independiente en zona THERMATIC.
  •  Estor cubreequipaje en el maletero.
  •  Apoyabrazos delantero y trasero abatibles, delante con compartimiento.
  •  Retrovisor con antideslumbramiento automático.
  •  Sistema de anclaje ISOFIX para sillas infantiles en la parte trasera.
  •  Radio AUDIO 20 para 1 CD/MP3/Aux-In/Bluetooth.

LA EFICIENCIA BIEN COMPRENDIDA

Una de las características que buscan los compradores de modelos diesel y sobretodo de los alemanes es la eficiencia, ecología y ojalá el silencio de funcionamiento. Estas "tres palabras mágicas" si las conjuga el nuevo GLK 220 CDi. ¿Porqué?, bueno, debido a que integra un abanico de sistemas de asistencia a la conducción y numerosas medidas BlueEFFICIENCY como la función de parada y arranque ECO (start-stop) en todos los modelos. También ayudan a mantener reducido el consumo los diferenciales de fricción reducida en los ejes, la dirección electromecénica y los neumáticos con menor resistencia a la rodadura.

El GLK 220 CDI BlueEFFICIENCY monta un propulsor con inyección directa desarrolla 170 HP entre las 3.200 y 4.200 vueltas y un par de 400 Nm disponibles entre las 1.800 y 2.800 vueltas, todo ello a partir de una cilindrada de 2.143 cm3. Este motor tiene toda esa tecnología aplicada que busca para reducir el consumo y las emisiones. Producto de ello logramos en test en que usamos el GLK por sobretodo en manejo urbano un consumo promedio de 13,8 km/l, bastante aceptable para un motor 2.2L turbodiesel, caja automática y tracción permanente. Este motor de 170 caballos es bastante ágil, sobretodo al partir desde parado, con el modo "Sport" activado. En modo "Eco" la suavidad en el paso de los cambios es excelente, además de un sistema start-stop bastente rápido. Ahora si usted lo quiere llevar en modo secuencial, aún mejor, pero cuando quiera restar cambios la electrónica de la caja lo limitará mucho. El letargo típico de los motores diesel en las partidas es literalmente imperceptible en este Mercedes. Ni siquiera en subidas muy pendientes se siente, además de un silencio de rodado y de vibraciones del motor diésel que son muy destacables.

Las recuperaciones son rápidas para su potencia, sobretodo en el rango medio de revoluciones, desde las 2.000 RPM hasta poco más de las 3.000 RPM.  El cambio automático 7G-TRONIC PLUS de siete velocidades tiene un muy buen funcionamiento y de accionar muy suave sobretodo desde las paletas al volante. El paso de los cambios se hace desde una pequeña "palanquita" que está atrás del volante, eliminando el clásico mando selector, aprovechando más el espacio interior, tan necesarios en este tipo de vehículos. El cambio 7G-TRONIC PLUS se distingue por el menor resbalamiento del convertidor y por un rendimiento optimizado. Entre los detalles más destacables cabe mencionar el nuevo amortiguador de torsión, que elimina con eficacia las irregularidades de giro y las vibraciones en la caja de cambios. En principio, cuanto menor es el régimen de revoluciones y el número de cilindros, más acentuadas son las vibraciones.

Dinámicamente sea en la carretera que sea este es muy poco sensible a los errores de conducción y tiene una suspensión muy bien calibrada y capaz de absorber bien todo tipo de irregularidades, a pesar de ser una SUV, acostumbradas a los "cabeceos" y movimientos extraños, acá olvídese de ello. Este SUV de la marca de la estrella es muy agradable de llevar, de conducir, su comportamiento general es óptimo. En la ciudad se mueve con toda capacidad y facilidad. Los frenos son bastante contundentes, eso si muy sensibles en las frenadas suaves.

Fuera de camino, el tamaño de las llantas y el perfil de los neumáticos y su altura hacen que transitar en este terreno si sea posible aunque algo áspero debido a su aro, pero para ser una SUV de ciudad, es suficiente para defender muchas de las capacidades del GLK, aunque sabemos que pocas veces será sacado de su "hábitat habitual" (sonó verso)... la ciudad..

Ya terminando un nuevo test drive en Bólido, situaremos al nuevo GLK como una pequeña SUV de lujo con un equilibrio excepcional. Tanto por rendimiento, espacio interior, capacidad de su motor CDi, como por su tecnología y confort. Un vehículo modernizado y divertido que le entregarán a Mercedes Benz una vitalidad que estaba perdida.

¿Qué te pareció el nuevo Mercedes Benz GLK 220 CDi?, coméntanos...

RESUMEN TÉCNICO GLK 220 CDI
Motor: 2.143 cm3
Potencia: 170 HP
Torque: 400 Nm a 1.400- 2.800 rpm
Aceleración: 7,6 seg 0-100 Km/h
Velocidad máxima: 205 Km/h
Consumo mixto: 14,4 Km/Lt
Caja de cambios automática 7G-TRONIC

powered byDisqus