Adiós maestro: AutoVaz deja de fabricar el 2105, aunque igual en Cuba se mantiene como uno de los más usados

La empresa automotriz rusa AutoVaz anunció oficialmente que dejará de fabricar el modelo más "clásico" del Lada, el 2015, un sedán duro como pocos, además de durable (de hecho en Chile en su apogeo decían que el 2105 que era para toda la vida porque no se podía vender más) que, sin embargo, parece atravesar aún buenos tiempos en Cuba, según desprende la agencia de noticias Ansa.

Los 2105 de Lada es conocido como un pequeño automóvil de turismo con motor de cuatro cilindros que se diseño a partir de un modelo base de la Fiat 125 italiana en la ya desaparecida Unión Soviética desde mediados de la década de los años 80 del siglo pasado, aún reinan en las calles y en el mercado cubano, pese a la competencia "moderna".

"Mientras, en las calles y carreteras cubanas los sencillos y populares automóviles siguen dando batalla junto a marcas más antiguas", comentó el diario nacional Juventud Rebelde al referirse a que esos carros "soviéticos" no se fabricarán más.

El periódico consideró que el "reinado" del modelo antiguo del Lada "termina también ante el empuje de modelos más modernos, pero a que a muchos choferes les resulta difícil desprenderse de un auto con merecida fama de fortaleza, y capaz de echar a andar con los más increíbles inventos", expuso.

El diario citó una frase que atribuyó a algunos propietarios del automóvil: "El Lada está hecho para tiempos de crisis".

La AutoVaz ya sustituyó hace algún tiempo al Lada original, fabricado en varios modelos. "Yo no quiero venderlo y voy a luchar con él hasta que se pueda", explicó Alberto, un habanero que lo utiliza como taxi. "Se rompe muy poco y cuando lo hace en cualquier esquina lo arreglo", aseguró.

Las autoridades cubanas autorizaron el año pasado las compras y ventas de automóviles de uso en el país, y las ventas de "carros" nuevos a personas autorizadas por diferentes motivos.

El mercado interno, no obstante, es intenso. "Un automóvil, incluyendo un Lada, por ejemplo, fabricado en 1983 puede valer ahora el triple", explicó Yosvany, un mecánico, joven propietario de un muy cotizado auto sudcoreano modelo 2011.

Rusia dejó de fabricar los automóviles marca Lada. La importante empresa rusa dedicará sus principales esfuerzos a garantizar el éxito de un nuevo modelo de bellas líneas, el Lada Granta, que comenzó a fabricarse en serie en julio pasado.

Las nuevas leyes fijan precios máximos para ese comercio que, sin embargo, en "la calle" se desarrolla a partir de la más cruenta -o conveniente, según se sea comprador o vendedor- ley de oferta y demanda.

No obstante, muchos cubanos rehúsan "soltar" el Lada. "Es solo un pedazo de metal, pero yo lo amo como si fuera de la familia", explicó Henrique, de 56 años de edad, que compró el suyo en 1989 por permiso de su centro estatal de trabajo. Su Lada, se mantiene impecable. Su carrocería roja brilla y el motor ronronea en tono bajo y balanceado. Tiene un aparato pequeño de aire acondicionado adaptado. "En la carretera puedo competir con automóviles mucho mas nuevos", afirmó. "Después de todo es un anciano, como de la familia", aseguró. Pero Henrique sueña ahora con comprar, de alguna manera, un Geely fabricado en China, cuyos modelos ruedan con cada vez más frecuencia en Cuba.

powered byDisqus