Raikkonen tras ganar en Abu Dabi: "Estoy feliz, pero tampoco es para estar dando saltos"

El finlandés Kimi Raikkonen fue fiel a sí mismo ayer en su día de gloria en Abu Dhabi, donde alimentó la imagen de "hombre de hielo" que se ganó durante su carrera en la Fórmula 1. "No mucho, la verdad", respondió el volante de Lotus aún sobre el podio a la pregunta del ex piloto escocés David Coulthard sobre si se sentía feliz tras su primera victoria en más de tres años, indicó la agencia DPA.

"Estoy feliz, pero tampoco es nada para estar dando saltos", explicó el finlandés de 32 años, que volvió esta temporada a la máxima categoría del automovilismo después de dos años de ausencia.

Al igual que cuando logró sus 18 victorias anteriores y su título mundial en 2007, Raikkonen apenas esbozó una sonrisa por el triunfo y prefirió encontrar palabras amables para los miembros del equipo Lotus.

"Estoy feliz por el equipo. Ha sido una temporada dura y últimamente no fue fácil. Ojalá esto dé a todo el mundo fe y cambie las cosas para que podamos ganar más carreras, si no este año, entonces el siguiente", dijo.

Raikkonen pavimentó el camino al triunfo subiendo del cuarto lugar en la grilla al segundo en una magnífica salida. Luego se encontró líder de la prueba cuando el británico Lewis Hamilton, que partió de la "pole position", tuvo que retirarse por problemas técnicos en su McLaren en la vuelta 20.

"Déjenme en paz. Sé lo que estoy haciendo", espetó vía radio a su gente en el muro de boxes cuando le dijeron que el hueco de cinco segundos que tenía con el segundo clasificado, el español Fernando Alonso, se estaba estrechando.

El finlandés demostró entonces que no sólo hace honor a su apodo de "Iceman" con el gesto adusto sobre el podio, sino también pilotando sobre la pista, pues mantuvo la calma, administró su ventaja y cruzó la meta 0,85 segundos antes que el de Ferrari.

La primera victoria de Lotus llegó al final de una semana en la que el equipo británico confirmó que Raikkonen continuará con un volante oficial en 2013.

Mientras su compañero, el francés Romain Grosjean, ha tenido una accidentada temporada, con un Gran Premio de sanción incluido, el finlandés ha sido todo un ejemplo de consistencia en su año de regreso.

Es el único piloto que ha terminado las 18 carreras disputadas hasta ahora en 2012 y se metió en los puntos en 17 de ellas. Antes de su victoria de hoy, se había subido además a seis podios.

Raikkonen suma 173 Grandes Premios desde su debut en 2001 con Sauber. Desde entonces, corrió para McLaren, Ferrari y Lotus. Su primera victoria fue en 2003, en Malasia, y la última hasta ahora había sido en 2009 en Bélgica.

powered byDisqus