Sus 10 mejores autos: James Bond cumplió 50 años siempre pisteando junto a bellas mujeres

El popular espía británico cumple este mes 50 años y en Bólido le hicimos un pequeño homenaje con sus autos más emblemáticos. Como olvidar el Aston Martin DB5, el Bnetley o el Lotus Spirit, incluso el popular agente 007 llegó a manejar un tanque ruso T-55, imperdible...

Hace una semana, precisamente el 5 de octubre, se cumplieron 50 años del estreno de la primera película de James Bond, “El satánico Dr. No”. Y como sabemos que al Agente 007 le gustan mucho los autos, en Bólido le haremos un homenaje con sus mejores autos, y algo de su historia. Partamos.

Recordemos que James Bond es un agente del servicio secreto de inteligencia británico (MI16) cuyo personaje nace durante la Guerra Fría. Es famoso por tener enigmáticos e impredecibles enemigos, y por lo mismo siempre está al borde del peligro. Siempre utiliza lo último en tecnología y armas, mientras conduce los mejores autos, todos modificados para sus necesidades. Todos estos ingredientes lo han transformado en un personaje de culto que ha trascendido por 50 años.

Ver en YouTube

En todas diversas misiones en su ya medio siglo, el agente Bond usó varios, mejor dicho muchos autos espectaculares, todos equipados con muchos elementos distractivos y armas escondidas que fueron clave para esas escapadas milagrosas. Todo comenzó a partir de los años de la Guerra Fría con el Sunbeam Alpine, para seguir luego con un Bentley en "Desde Rusia con Amor". Luego sería el aterrizaje del famoso Aston Martin DB5 de 1963 que estrenaría en Goldfinger. Luego, el mismo Sean Connery volvería a llevar un Bentley en la extraoficial "Nunca digas nunca jamás".

En los años 70 también destacó unespectacular Lotus Esprit blanco, que se convertía en submarino en 1977. Como resultado dde la aparición de este deportivo en una película Bond hubo listas de espera de más de un año para poder adquirirlo. Luego, en los 80's, el agente secreto volvió a llevar Aston Martin, pero en la noventera Goldeneye 007 abandonó los autos británicos por los buque insignia alemanes, pasando a pistear un notable BMW 750 iL.

En los últimos filmes, Ford tomó la delantera, gracias al cual Bond nuevamente llevó los Aston Martin, marca en propiedad de la casa norteamericana. Luego, tanto BMW, como Ford aprovecharon las nuevas aventuras del agente secreto para presentar el nuevo biplaza Z3 y el sedán Mondeo, respectivamente.

Ver en YouTube

Y, aunque Bond tuvo varios Aston Martin, en su antepenúltimo filme, Casino Royale, siempre el "clásico por excelencia" de toda las pelñiculs será el DB5 del  1963 de larga vida en la serie, ya que fue utilizado en las películas Goldfinger, Thunderball, GoldenEye y Tomorrow Never Dies y en la secuela de Casino Royale, lo que no es poco, ¿no?

ÉXITO EN LAS SUBASTAS

Hace un días, producto del aniversario nº50 se realizó una subasta benéfica de objetos relacionados con James Bond desde su debut en el cine, superando con creces la estimación más optimista. Según informó la casa Christie's, los ingresos acumulados de la subasta celebrada el pasado viernes y de la puja que se llevó a cabo durante 10 días en internet ascendieron a USD $ 2,64 millones, que tenía una estimación de más de USD $1,4 millones.

Ahh y como era de esperar, el precio más alto lo alcanzó el Aston Martin DBS que conducía Daniel Craig en "Quantum of Solace" (2008), con USD $ 390.000, muy por encima de los USD $240.000 esperados en una velada en la que el martillo pasó por manos de actores de la saga como el ex 007 Roger Moore y Judi Dench, que encarna a la villana "M". La recaudación de esta subasta, organizada en el marco de las celebraciones del 50 aniversario de la primera aparición en la pantalla del famoso espía creado por Ian Fleming, se destinará a 12 organizaciones benéficas, entre ellas UNICEF, Barnardo y Childline, precisó Christie's.

PERO NO ES EL RÉCORD

E incluso hace un par de años el clásico y notable Aston Martin DB5 de 1965 que condujo Sean Connery en las películas de James Bond “Goldfinger” y “Thunderball” fue subastado por el coleccionista estadounidense, Harry Yeaggy, que voló especialmente al Reino Unido para adquirir este clásico a un precio de liquidación de US$ 4.1 millones, récord total en los remates entre los artículos de esta serie.

Esta joyita cinematográfica incluía en su equipo anti-malandrines unas ametralladoras delanteras, escudo antibalas, matrículas giratorias válidas para diferentes países, dispositivos para lanzar aceite, clavos o cortinas de humos contra los vehículos perseguidores, entre muchos más.

SUS 10 MÁS RECORDADOS AUTOS

1.Citroen 2CV

Como James Bond, Roger Moore se escapa de unos Peugeot 504, incluso en un más lento Citroen 2CV durante una persecución en las montañas españolas en “Sólo Para Tus Ojos”. Esta popular Citroneta (o también conocida como 2CV) fue uno de los autos que mayores modificaciones de todos lo autos Bond. Casi todas las partes del vehículo original fueron reemplazadas por componentes de alto rendimiento; de lo contrario, se habría caído a pedazos.

2. Aston Martin V12 Vanquish

Durante la última parte de los ‘90, Bond cambió su clásico Aston Martin por varios BMW. Regresó al auto británico en “Otro Día para Morir”. El Aston Martin V12 Vanquish estaba equipado con trucos familiares como el eyector del asiento, lanzador de cohetes, ametralladoras y ruedas con clavos, así como también un misterioso aparato que transformaba el auto en invisible. En el pasado, las películas de Bond eran famosas por utilizar dobles en las escenas de riesgo. Ésta, sin embargo, utilizó efectos generados por computador y por ello no fue tan bien recibido.

3. BMW 750iL

El gigante buque insignia aleman BMW 750iL no fue menos espectacular durante una persecución alrededor de un estacionamiento en “El Mañana Nunca Muere”. Presentó una serie de mejoras previsibles, incluyendo un disparador de cohetes, ruedas reinflables y un cortador de cables. Una adición notable de Q es la capacidad del control remoto, permitiendo a Bond (Pierce Brosnan) maniobrar este gran sedán usando su teléfono celular.

4. Ford Mustang Mach1

Ya habiendo conquistado mentes perversas, la Unión Soviética y una que otra seductora en los primeros tres episodios, era una cuestión de tiempo para que el Bond de Sean Connery domesticara un musculoso auto americano. Corrió con un Ford Mustang Mach 1 por el Sunset Strip en Las Vegas, seguido por un batallón de policías locales.

En una de las más espectaculares escenas realizadas con dobles, el piloto coloca al Mustang en dos ruedas para escurrirse a través de un estrecho pasadizo.

5. Bentley Mark IV

El Bentley Mark IV es casi tan legendario como el DB5; aparece en muchas de las novelas de Ian Fleming. Desafortunadamente es tan ficticio como el agente mismo; Bentley nunca produjo dicho modelo. El vehículo en “Desde Rusia con Amor” es un Derby Bentley convertible.

6. Aston Martin DB5

Es el más famoso de los autos-Bond y uno de los más icónicos en la historia del cine es el Aston Martin DB5. Este fue el primer coupé Bond en el que Q presenta su toque único de armas letales, que se ha convertido en la marca registrada de la saga Bond, incluyendo ametralladoras, un derramador de aceite deslizante, vidrios a prueba de balas y patentes giratorias, así como el famoso asiento eyector. Desde ese momento, este tipo de armamento se ha convertido en un lugar común en las películas de espías.

7. AMC Matador coupe

Bond (ahora con Roger Moore) está arropado por un feo AMC Matador coupe que se transforma en un avión. Francisco Scaramanga (Christopher Lee) y Nick Nack (Herve Villechaize) utilizan el auto de 1974 para secuestrar a Mary Goodnight (la seductora Britt Ekland) y se escapan. En la película, la coupe Matador es convertida en un avión para volar desde Bangkok hacia una isla en el mar de China. El “auto-avión”se transforma cuando las alas y la cola se añaden al auto, que sirve de fuselaje y equipo de aterrizaje.

8. Toyota 2000 GT Convertible

En los ‘60, el Toyota 2000 GT era considerado por muchos como un genuino auto futurista. Con una producción limitada a 350 coupes y con una fabricación que usaba técnicas avanzadas de ingeniería como suspensión independiente, disco de frenos en cada rueda y un motor de seis cilindros, encajaba perfecto para Bond. Pero no para Connery –el escocés era demasiado grande-. Toyota elaboró dos piezas únicas para la película, lo suficientemente grandes como para que entrara el actor. Los artilugios incluyen un monitor de video, teléfono inalámbrico, y un sistema estéreo controlado por voz muy bien ya que son estándares de hoy).

9. Lotus Esprit

Bond (Roger Moore) escapa de sus perseguidores manejando un Lotus desde un muelle hacia el mar Mediterráneo, donde se transforma en un submarino completo. Esta equipado con misiles tierra-aire, cargas profundas, pantallas subacuáticas y torpedos, Moore fue capaz de deshacerse de un equipo submarino de atacantes y un helicóptero antes de salir a la superficie cerca de la playa. Tan popular fue el Lotus Esprit que regresó en la siguiente película y estuvo agotado por meses.

10. T-55 Tanque Ruso

A pesar de que el BMW Z3 es el auto oficial de Bond en la película, el T-55 se roba el show. Durante el desfile de tanques en San Petesburgo, la compañera de Bond Natalya Simonova (Izabella Scorupco) es secuestrada por el General Ourumov (Gottfried John). El agente 007 se cruza con un tanque y lo pide prestado para perseguirlos. Con un peso de unas 40 toneladas, el T-55 está armado con un cañón de 100 mm, dos ametralladoras y un motor de 580 caballos de fuerza. Bond (Brosnan) conduce por encima de autos y edificios e incluso le dispara a un tren en el camino.

Ahora los mejores videos de todas sus hazañas sobre ruedas:

Ver en YouTube

Ver en YouTube

Ver en YouTube

Ver en YouTube

Ver en YouTube

powered byDisqus