Más detalles del asistente de eficiencia predictor de Audi

Este sistema reconoce señales de la carretera, límites de velocidad y perfil del terreno para ahorrar combustible y gestionar de la mejor manera posible el grupo motriz...

El asistente de eficiencia le indica al conductor cuándo debe levantar el pie del acelerador y comenzar marcha por inercia
INGOLSTADT (Alemania), 24 de octubre. – En aras de la continua reducción del consumo de combustible, Audi apuesta por soluciones nuevas e inteligentes, como el asistente de eficiencia predictor (PEA) que ya se ofrece en Europa en algunos modelos de la gama. Este sistema se sirve de los datos de ruta procedentes del navegador y de los sensores de entorno integrados en el vehículo, a fin de reducir el consumo de combustible gracias a un modo de conducción que se anticipa a la carretera.

Más adelante será posible combinar el asistente de eficiencia predictor con el sistema iHEV que se encuentra actualmente en fase de desarrollo, y que permitirá espectaculares reducciones de consumo en los vehículos con motor de combustión.

Ver en YouTube

Las señales del límite de velocidad o las señales indicadoras de población que están situadas detrás de una curva o colina a menudo obligan al conductor a frenar con fuerza. Y en un automóvil convencional, frenar implica que la energía cinética se dispersa en forma de calor. Sería mucho más eficiente si el conductor levantara anticipadamente el pie del acelerador y dejara que el vehículo rodara por sí solo para llegar al punto en el que tendría que aplicar los frenos ya a una velocidad adecuada. Pero para ello es necesario poder prever de modo exacto los acontecimientos, las curvas, las señales de tráfico o el perfil del terreno por el que circulará el auto más adelante.

Precisamente en esta capacidad de análisis y predicción centra su atención el asistente de eficiencia predictor (PEA) de Audi. Su objetivo no es otro que utilizar la información de la ruta procedente del sistema de navegación, algo de especial importancia no sólo a la hora de ofrecer información al conductor para practicar una conducción eficiente, sino también para gestionar de la mejor manera posible el grupo motriz y qué modo de funcionamiento es el más adecuado en los nuevos vehículos de propulsión híbrida.

En la nueva fase de desarrollo del MMI navigation plus de Audi se han memorizado, junto a las limitaciones de velocidad permanente, datos de altitud. De este modo el sistema puede decidir si es mejor conducir por el tramo en cuestión con el motor acoplado o desacoplado de la transmisión (modo de navegación ‘a vela’ o marcha por inercia). El asistente de eficiencia predictor tiene en cuenta incluso cambios en el peso del automóvil o el transporte de elementos accesorios adicionales, como pueden ser portaequipajes de techo, portabicicletas o remolques. Además, también puede servirse de los datos del tráfico que nos precede recogidos por el radar del sistema de control de crucero activo adaptive cruise control (ACC).

El asistente de eficiencia le indica al conductor en un momento calculado previamente cuándo debe comenzar con la fase de marcha por inercia, es decir, cuándo debe levantar el pie del acelerador. El aviso puede tener lugar a través de un mensaje en el tablero del sistema de información al conductor o bien mediante una señal táctil, como por ejemplo una vibración del pedal acelerador. De modo alternativo, el conductor puede servirse de las diferentes funciones en combinación con el adaptive cruise control. En tal caso, las fases de inercia se inducen autónomamente para llegar a la velocidad necesaria ante un límite de velocidad o una curva. El aviso ayuda al conductor a conducir de un modo más eficiente y, en consecuencia, a reducir significativamente el consumo real.

Según el vehículo y su nivel de equipamiento, la fase de marcha por inercia puede tener lugar con la cadena de transmisión embragada o desembragada. En ambos casos, el motor de combustión continúa encendido, aunque en una fase de desarrollo más avanzada podrá apagarse el motor con la cadena de transmisión desembragada.

Un efecto parecido tiene la función de desacoplamiento del la caja de cambios de doble embrague S tronic que montan algunas variantes del Audi Q3 y del Audi A3. En función de la configuración de motor y caja de cambios, el desacoplamiento o marcha libre ahorra más combustible que el corte en deceleración convencional; sobre todo si se produce de un modo

powered byDisqus