Peugeot 208 Allure 1.6L e-HDI 92 CV 5MT 5p: El compacto de mejor comportamiento dinámico

El nuevo Peugeot 208 tiene muchas características de diseño, confort, equipamiento, tecnología que lo transforman en el nuevo referente del segmento de los hatchback compactos. Además, con el nuevo motor 1.6 e-HDi logra una dinámica de manejo muy bien lograda, aunque le hace falta un cambio de seis marchas. Precio versión probada. CLP $9.920.000...

Esta semana fue lanzado oficialmente en Antofagasta (extremo norte de Chile) un modelo que busca la renovación total de Peugeot tanto para Chile como para el resto del mundo, el nuevo 208. Aterriza en cinco configuraciones y en cuatro motorizaciones, dos bencineras 1.2L de 82 caballos (versiones Allure y Premier) y 1.6L VTi de 120 caballos (Allure) y las diesel 1.4L HDI de 68 caballos (Active) y la 1.6 e-HDI de 92 caballos (Allure). Puntualmente el Bólido partiremos con las toma de contacto del modelo tope de gama, el 208 Allure 1.6L e-HDI 92 CV 5MT 5p (CLP $9.920.000).

A rasgos generales compite dentro de un amplio nicho de mercado, en donde tenemos a modelos como el Renault Clio III, Citroen C3, Mazda2, Fiat Grande Punto, Toyota Yaris, Honda Fit, Hyundai Accent hatchback, Opel Corsa, Kia Rio3 y Rio5, entre varios más. En el segmento diésel es mucho más acotado en donde compite con el Citroen C3 HDI y el Hyundai Accent 5p CRDI. Es fabricado en la planta de Poissy (Francia).


PRECIOS Y VERSIONES NUEVO PEUGEOT 208:

Peugeot 208 Active 1.2L 5p 5MT 82 CV: CLP $8.320.000
Peugeot 208 Active 1.4 HDi 5MT 68 CV: CLP $8.920.000
Peugeot 208 Premier 1.2L 5MT 82 CV: CLP $8.920.000
Peugeot 208 Allure 1.6 VTi 120 HP 5P: CLP $9.220.000
Peugeot 208 Allure 1.6 VTi 120 HP 3P: CLP $9.520.000
Peugeot 208 Allure 1.6 e-HDI 92 CV 5p 5MT: CLP $9.990.000 (nuestra toma de contacto)


Todas sus motorizaciones son más eficientes en consumo, emisiones y potencia. Con una media de emisiones de CO2 reducidas en 34 g/km en relación al 207, el 208 se sitúa como líder de su segmento. Cabe destacar que en Chile este modelo 208 1.6 e-Hdi emitió 104 g/km CO2, el auto que ha registrado las emisiones más bajas en el Centro de Control y Certificación Vehicular (3CV). Estos bajos índices son parte de los positivos resultados obtenidos por una nueva familia de motores, cuya mayor particularidad es la arquitectura de 3 cilindros (para las versiones 1.2L bencineras), tecnología desarrollada por PSA- Peugeot con la cual se logran potencias equivalentes con motores más pequeños y eficientes, en un concepto también denominado “downsizing”.

Además el nuevo 208 cuenta además con 5 estrellas en la EURONCAP. En su segmento, el 208 ha sido el único auto en obtener la más alta calificación. Desde su versión básica, este modelo cuenta con un elevado nivel de seguridad con ABS, seis airbags (integra desde cuatro airbags, según versiones), anclajes isofix traseros, regulador y limitador de velocidad, columna de deformación progresiva y reposapiés activos. Asimismo, la estructura participa en la protección de los ocupantes gracias a la viga de absorción de aluminio y acero de alto límite elástico.

Otra de las novedades del 208 es el uso de un 25% de “materiales verdes” -reciclados o de origen natural- en la composición de su masa de polímeros. Por ejemplo, el grupo moto-ventilador y el parachoques trasero están fabricados totalmente en base a esos materiales, y sólo esta última pieza permite ahorrar 1.600 toneladas de petróleo al año.

LA TOMA DE CONTACTO DEL NUEVO LEÓN

Por historia, Peugeot siempre tuvo un modelo bien posicionado dentro de los hatchback compacto. No hay que mirar muy atrás para acordarse del 205 (que vendió más de seis millones de unidades) que fue reemplazado en 1999 por el exitoso 206, quizás el traspié estuvo en el 207, y que es lo que precisamente se busca mejorar con este totalmente nuevo 208. Aquí el nuevo y pequeño felino busca competir en el segmento B, en el que los rivales se multiplican como "hierba mala" año a año. Además, se busca reconquistar al público femenino, por lo que sus formas son más redondeadas, más suaves.

De hecho, cuando se inició la creación del nuevo 208, la premisa fue “más pequeño por fuera, pero más grande por dentro que el 207″. Claro, tenía que diferenciarse del anterior y mostrar una fuerte personalidad y gustar a todos con un fuerte “flechazo”, y lo lograron (según juicios más bien subjetivos).

Con el nuevo 208, la marca del león quiere volver a ser un “superventas” (aunque los valores del 208 en Chile son más bien altos). Con este 208 buscan ser el líder de su segmento. Y la apuesta es con todo, ya que para el desarrollo de este modelo se invirtieron casi USD 770 millones. La idea central era fabricar un vehículo de menor tamaño, menor peso, con menor consumo, pero optimizando y haciendo crecer al máximo el espacio y confort interior. Efectivamente, porque este modelo alivianó su carrocería en cerca de 110 kg en promedio respecto al 207, hasta 975 kilos (según versiones) sobrepasando las nuevas normas de seguridad europea. A su vez, la nueva línea aumentó el espacio interior en 5 cm y el maletero en 15 litros, para alcanzar los 285 litros. Exteriormente, el diseño compacto permitió disminuir en 7 cm la longitud y 1 cm la altura (versus el 207).

Visto por fuera, las diferencias con su antecesor saltan a la vista. Tanto adentro como afuera nos hablan de un modelo totalmente nuevo. Pero, fijándonos en detalle en sus trazos, en el frente vemos una parrilla "flotante", característica en los nuevos diseños de la marca, y que también aparece en el Peugeot 208. Adelante mantiene esa "cara de malo", muy felino que tanto gusta en los Peugeot. Afueralas parrillas son más estilizadas, unos focos grande con detalles particulares que le dan toques de agresividad. En la parrilla hay muchos cromados, como en los neblineros que le dan una mayor sofisticación a las terminaciones. Además, se notan muchas formas ondulantes por donde se lo mire, con un capó grande y el emblema del León al centro, como corresponde.

 

 UNA POSICIÓN DE MANEJO ALGO PARTICULAR

Al entrar al nuevo 208 nos encontramos también con varias novedades. Primero, que el volante es más pequeño y adelantado. También el tablero de instrumentos es mucho más alto que lo habitual, sobrepuesto en la consola central, con buena visibilidad en días con poco sol, de hecho durante esta toma de contacto hubo varias veces que no pudimos ver bien los relojes porque les llega el sol directo, lo que generaba demasiado reflejo. Además, la zona superior del volante resta visibilidad al cuadro de mandos, ya que está ubicada en una posición más elevada de lo habitual.

En general este display adelantado permite al conductor tener toda la información disponible sin desviar la vista de la carretera. Otra gran novedad es la pantalla táctil touch de 7 pulgadas. Esta fue pensada para estar al alcance de la mano y a la altura de los ojos, para una seguridad y un confort máximos y en armonía con el resto de elementos del interior. Permite acceder fácilmente a las diferentes funciones de radio, kit manos libres Bluetooth o lectura de ficheros musicales vía conexión USB o mediante la función streaming de audio.

Funciona bastante bien (ojo que se eliminó el CD como en el KIA Morning, Rio3, 4 y 5). Ahora todo se usa mediante una entrada USB y plug stereo que funciona bastante, bien, con un manejo intuitivo. Además, este accesorio fue premiado por un jurado internacional de periodistas por su ergonomía, rapidez, fusión de funciones e intuición en el “Automotive Interior Expo” realizado el pasado mes de junio en Stuttgart, Alemania. También destacamos el audio, bastante definido, y mejor que en otros modelos de Peugeot. Además, ahora los twitter están en las puertas.

En general conseguir la mejor posición de manejo no es complicada. El volante puede regularse en altura y profundidad, y llama la atención inmediatamente por ser un volante muy distinto a los tradicionales de Peugeot (que en general eran muy grandes). Este es más pequeño con una parte achatada inferior. Tiene dos botones el el volante (y con ello se eliminaron los de audio posteriores, tan clásicos en el grupo PSA y también en los Renault) por unos frontales, que también son intuitivos y más minimalistas (menos pulsadores).

La pantalla táctil funciona bastante bien y en general hay que desviar poco la vista para utilizarlo con pocos menús y submenús al utilizarlo. En general todo lo que hay en la consola es moderno (de hecho tiene unas terminaciones plásticas tipo notebook (brillosas negras en gran parte de la consola central). Además hay varios lugares bien puestos para guardar cosas. También los asientos son muy buenos, con mucho tacto deportivo y una sujeción lateral, notable y que recogen perfecto el cuerpo. Hay mucho espacio en alto, largo y ancho para ser un compacto, y de hecho creo que atrás irán muy cómodos dos ocupantes, sobre la media dentro de los HB compactos.

UN TACTO DE MANEJO MUY BIEN LOGRADO

Pero lo que creo que más les gustará a quienes lo prueben es su dinámica de manejo, de como se comporta. En general los periodistas que fuimos al lanzamiento en Antofagasta quedamos bien impresionados por su dinámica en este motor turbodiesel con sistema star-stop, el 1.6L e-HDI de 92 caballos (en el 308 e-HDI tiene 112 CV), y que es el más potente de la gama diésel en el país (hay una versión de 115 CV con caja sexta, pero no llega a Chile). Aquí, lo que faltó y mucho es una sexta marcha lo que hubiera contribuido mucho más a reducir el consumo. En los cerca de 250 kilómetros que lo manejamos logramos un promedio de casi 22,5 km/l, con la mayoría de uso en carretera entre 100 y 120 km/h.

En carretera las cinco marchas de la caja de cambios se acaban pronto y obligan a llevar el motor arriba de revoluciones para lograr el mejor torque (recomendable llevarlo entre las 1.500 a 3.500 RMP, no más). Sin embargo, ello repercutirá en que llegue algo de ruido algo excesivo en el habitáculo (bajo ese régimen el motor casi no se siente). Lo que no me gustó además es el tacto del pomo de la palanca de cambios, que la encontré muy grande. Además, sentí que la 3era y 5ta marcha eran algo cercanas y de un accionamiento impreciso, pero luego me acostumbré a su accionamiento, mejorando la manera de pasar los cambios.

Por su parte, las suspensiones están muy bien afinadas lo que permite que el 208 entre en las curvas con mucha precisión, sin balanceos excesivos. En general la conducción de reste 208 e-HDI es relajada y sencilla, siempre se siente bien equilibrado, con un muy buen balance entre potencia y peso.

En suma este nuevo Peugeot 208 tiene muchas características de diseño, confort, equipamiento, tecnología y andar que a mi juicio lo transforman en el nuevo referente del segmento de los hatchback compactos. Con el motor diésel logra un rendimiento óptimo, que incluso puede ser mejorado con una caja de seis marchas.

¿Qué te pareció en nuevo Peugeot 208 e-HDI?, coméntanos.

powered byDisqus