París 2012: El Skoda Rapid aparece bastante bien acompañado

El Skoda Rapid, en su primera aparición pública, llega como la nueva esperanza de la compañía, modelo que pretenden transformar en un símbolo de ventas y con el que pretenden ingresar a nuevos mercados o recuperar parte del terreno perdido en otros mercados.

El Skoda Rapid, en su primera aparición pública, llega como la nueva esperanza de la compañía, modelo que pretenden transformar en un símbolo de ventas y con el que pretenden ingresar a nuevos mercados o recuperar parte del terreno perdido en otros mercados.

Skoda quiere posicionar al Rapid como un vehículo honesto y sin muchas pretensiones, que cumpla con ir del punto A al B de manera cómoda y segura. El modelo está levemente basado en el Volkswagen Polo sedán, lo que lo sitúa como un sedán compacto. Así lo confirman sus dimensiones, de 4.48 metros de largo, 1.71 metros de ancho y 1.46 metros de alto, su maletero de 550 litros de volumen, y (según Skoda) amplio espacio interior para cinco pasajeros.

Este vehículo en su versión base tendrá disponible un motor 1.2 atmosférico de tres cilindros y 74 hp. Le seguirá el mismo motor pero con turbo, con potencias de 85 y 103 hp, y además un motor 1.4 turbo de cuatro cilindros, que genera 121 hp. También tendrá opciones diesel, un 1.6 TDI de 104 hp en un inicio, para posteriormente incorporar un 1.6 atmosférico de 89 hp.

Estos motores estarán disponibles con transmisiones de cinco o seis manual, y como opcional estará la DSG de doble embrague.

A principios de noviembre el Rapid comenzará su comercialización en Europa.

Fuente: Carscoop

powered byDisqus