Opel Corsa OPC Nürburgring 210 CV 1.6T 6MT: Un karting que sabe de efectividad y sensaciones

Esta versión transforma aún más al Corsa OPC es un real karting que permite un manejo deportivo como pocos y que hará, sin dudas, de las delicias de sus conductores. Sin embargo, su alto precio (CLP $17.490.000) lo posiciona peligrosamente cerca de sus rivales de los segmentos superiores...

Ya terminada la prueba del Opel Astra GTC, en Bólido seguimos probando la gama OPC/GTC de la marca alemana en Chile y que integra entre ellas un modelo radical, y muy orientado hacia las prestaciones deportivas, el Corsa OPC Nurburgring Edition, que tiene un valor de CLP $17.490.000. Destaquemos que el Corsa OPC (Opel Performance Center) llega en dos versiones, la que probaremos y la OPC a secas con un valor de CLP $14.490.000. Dentro de los que es el mercado chileno, la línea OPC del Corsa está dentro de un mercado muy acotado ya que compite solamente con el MINI John Cooper Works (unos CLP $25 millones) y está lejos de modelos con menor potencia como el Citroen DS3 y el Skoda Fabia RS, ambos también con valores más acotados y con un tacto mucho menos "racing".

La exclusiva versión Corsa OPC “Nürburgring Edition” (que en realidad ya no lo es tanto porque seguirá llegando durante todo 2013) destaca por estar potenciado a 210 caballos frente a los 192 CV del Corsa OPC "normal". Además, la tracción y estabilidad de la unidad está garantizada por un dispositivo mecánico de placas múltiples diferencial autoblocante, un nuevo chasis deportivo desarrollado por Bilstein y un sistema de frenos de alto rendimiento Brembo. Señalemos, además, que los nuevos integrantes OPC/GTC se suma al próximo Astra OPC que será presentado la próxima semana el Salón del Automóvil de Santiago 2012 (4 al 15 de octubre).


PRECIOS GAMA OPEL OPC/GTC EN CHILE: OCTUBRE 2012:
Opel Corsa OPC HB3 1.6T: CLP $14.490.000
Opel Corsa OPC Nurburgring Edition HB3 1.6T: CLP $17.490.000 (nuestro test)
Astra GTC Enjoy 1.6T MT6: CLP $13.990.000
Astra GTC Sport 1.6T MT6 CLP $16.490.000
Insignia OPC 2.8T AT6: CLP $25.990.000
Insignia OPC Sports Tourer 2.8T AT6: CLP $26.990.000

EL OPC TAMBIÉN ES PARTE DE LA GENERACIÓN 2006

Imaginamos que la mayoría de nuestros lectores conocen al Corsa. Esta es la IV generación (esta partió en 2006 hasta la fecha) y es ampliamente reconocida en el mercado mundial y sobretodo latinoamericano, debido a que el modelo se fabricó por muchos años en Brasil, Argentina y México. Este reconocimiento ha llevado a que actualmente se vendan más de 400.000 unidades al año en Europa y desde el lanzamiento de la primera generación en 1982 ya se han comercializado más de 11 millones de unidades. Estas cifras han convertido a Opel Corsa en todo un ícono mundial. Por ello esa necesidad de darle más "sabor" a la oferta actual, con dos versiones musculosas OPC, y en particular esta que nos facilitó Opel Chile, la Corsa OPC Nürburgring 210 CV 1.6T 6MT.  Es diseñado, desarrollado y fabricado en el Opel Performance Center (OPC) en Rüsselsheim, Alemania.

Este modelo integra todas las variantes del facelift 2011 del Corsa en el que tuvo leves cambios estéticos (además no hay una nueva generación contemplada por lo menos en dos años más). Pero en este OPC Nurburgring el cambio estético se ve radical dando desde su forma exterior un alto atractivo. Tiene un largo total de 3.999 mm, 1.713 mm de ancho y una altura de 1.488 mm y entre lo más destacable de su estética destaca esta el capó con una curva profunda. Adelante integra marcada por la rejilla delantera con dos semi-barras verticales y el logo Opel al centro. Por los costados dos ópticos de formas irregulares bastante atractivos, y abajo, acompañando a un faldón muy deportivo dos pequeños neblineros con un entorno cromado.

Destaquemos además que la mayor diferencia con el modelo OPC estándar lo hacen las dos salidas de escape en acero inoxidable -en lugar de la central del Corsa OPC-, las llantas en color grafito de 18” y la mítica silueta del trazado de Nordschleife (Nurburgring) en los marcos de las puertas. Por los costados una franja baja pintada calor carrocería recorre el entorno, acompañado por unos atractivos espejos deportivos que integran las versiones Corsa OPC.

En particular me gustaron mucho las llantas 18' de este OPC Nurburgring Edition pintadas en un gris grafito brillante, que encontré bastante más atractivas que las que tiene la versión OPC estándar, que le dan un aspecto mucho más "racing" a todo el conjunto con unos caliper de freno Brembo que nos indican que tenemos frenos de carrera.

 ADENTRO SE SIENTE RACING, PERO CON DETALLES

Adentro las variaciones del resto de la gama Corsa se ven marcadas por unos eficaces asientos Recaro, volante OPC, radio touch, climatizador y el techo de vidrio panorámico. Todo lo demás, incluida la  instrumentación, (que pudo ser mejor lograda, es demasiado parecida al resto de los Corsa. En general todas las terminaciones son correctas, excepto los de la consola con unos plásticos duros y algo pobres.

En general los asientos delanteros son menos duros como lo eran los de este tipo, con una sujeción lateral extraordinaria. Además hay muy buen espacio para los pasajeros delanteros, los traseros irán algo incómodos. Lo positivo, además, es que tiene una extraordinaria capacidad del maletero (para su segmento) de 285 litros que puede llegar hasta los 1.050 litros abatiendo los asientos traseros.

Agrega costuras blancas con el contorno del circuito arriba del respaldo, y que se ven bastante atractivas. Por su parte, el volante OPC se puede regular tanto en altura como profundidad con muy bien grip, aunque es demasiado parecido al resto de la gama Corsa. En el tablero encontramos relojes muy del tipo Opel, con el dibujo OPC en azul. Integra esferas con fondo blanco que enmarca solo tres relojes, uno pequeño con el estanque de combustible (sin uno de temperatura) y otros tradicionales con velocímetro y tacómetro. Al medio una pequeña pantalla central con el computador abordo (que se muy, muy poco en días de sol).

La consola central tiene la misma forma de los otros Opel con un plásticos brillantes (tipo notebook) de tonalidad negra que en algo mejora la calidad apreciada. Este suma varios botones pequeños en la parte superior (para medir la presión de los neumáticos, para el cierre central, on/off del ESP y dos calienta asientos. Abajo muchos pulsadores para regular la nueva radio  touch (de un audio excelente, que nos sorprendió). Más atrás los mandos del control de climatización (eso sí, de unos materiales que encontramos mejorables).

Arriba de todo hay un display con fondo de letras de fondo amarillo/anaranjado que nos indican distintos parámetros del computador abordo, como consumo promedio, instantáneo, distancia en kilómetros del estanque de combustible, todo con letras bien legibles. Además suma los de climatización, los que se ven poco.

No hay tantos espacios para guardar cosas sobretodo en la consola central, al lado del freno de mano no hay muchos lugares, si abajo de la calefacción, en donde además tenemos el puerto USB. Abajo al centro el pomo de la caja mecánica, con un tacto algo incómodo y con el dibujo "OPC" al centro.

TRAS EL VOLANTE RESPONDE COMO UN KARTING

Recordemos que este potenciado Corsa tiene un motor 1.6 litros de 210 cv a 5.850 RPM (torque de 250 Nm entre 2.250 y 5.850 rpm) con un turbocompresor modificado. Integra además un chasis deportivo de menor altura con suspensión Bilstein y los discos delanteros son Brembo de 305 mm. Sume a ello una doble salida de escape y un diferencial Mecánico de Deslizamiento Limitado. Logra una velocidad máxima es de 230 km/h y logra una aceleración de 0 a 100 km/h en 6,8 segundos.

Según homologa la fábrica, tiene un consumo mixto de 13 km/l, bastante bueno para lo que son estos compactos deportivos. En Bólido logramos 8,1 litros/100 kms promedio, es decir 12,4 km/l (15 km/l carretera y 10 km/l en ciudad).


El Corsa OPC Nurburgring sorprende desde que le damos contacto. Acá se siente un adictivo sonido de los dos escapes. Pero luego ello se suaviza bastante, en donde se escucha ya en movimiento muy poco el motor 1.6 turbo, ya que llega muy poca rumorosidad y vibración al interior.

Está muy bien puesta a punto y sin duda es una de las mejores que he probado. Es elástica, y tiene un rango de respuesta muy amplio.  De hecho lo llevamos a 1.500 RPM en marchas bajas y lograba recuperar de una manera notable, llega muy rápido a los 4.000 vueltas en donde se transforma completamente.

Sin forzarlo mucho, al acelerarlo con "dulzura", se logra un control total, no se siente ese motor nervioso que nos "invita" a correrlo, ya que no pega fuertes "tirones" a pesar de su estirpe. La rumorosidad esta bien lograda, con unas suspensiones que copian bien, a pesar de su puesta a punto deportiva. Además la dirección es muy directa y sensible. Ello permite que los adelantos y maniobras más ajustadas se hagan con total seguridad... el auto va donde uno quiere. A 120 km/h y a pesar de tener sexta velocidad va alto en RPM, a 3.100 rpm. Si tuviese un desarrollo de cambios más largos (claro, se privilegio el rendimiento deportivo) lograría una economía de combustibles muy satisfactoria, pero ello está dentro del área de la especulación y sabemos que estaría fuera de su ADN. Este motor tiene tanto torque que se lo puede llevar una marcha alta y así lograr buenas respuestas, el turbo es instantáneo y progresivo.

TABLA RPM OPEL CORSA OPC 1.6L 6MT NURBURGRING

A 130 km/h: 3.100 en 6ta; 4.100 5ta y 5.100  en 4era, 6.200 en 3era
A 120 km/h: 2.800 en 6ta; 3.800 en 5ta y 4.800 en 4era, 5.900 en 3era
A 110 km/h: 2.500 en 6ta; 3.500 en 5ta y 4.500 en 4era, 5.600 en 3era
A 100 km/h: 2.200 en 6ta; 3.200 en 5ta y 4.200 en 4era, 5.300 en 3era
A 90 km/h: 2.000 en 6ta; 3.000 en 5ta y 4.000 en 4era; 5.000 en 3era

EL CORSA OPC Y SU DIFERENCIAL AUTOBLOCANTE

Lo que trae este Corsa OPC Nurburgring y que se agradece mucho (sobretodo en las curvas) es que trae diferencial autoblocante (en este caso del tipo mecánico). Recordemos que este sistema permite que una rueda gire libre respecto a la otra según un grado de resistencia fijo que está predeterminado. Ahora, y perdiendo todo susto, recomendamos llevarlo con el ESP desactivado, ya que este cuando está conectado frena la rueda interior cuando patina, mientras que el diferencial autoblocante manda más par a la que tiene adherencia, lo que hace perder bastante eficacia.

Antes explicábamos el pomo de la caja de cambios, que es incómoda. Además sumen a ello que el recorrido del engranaje es muy largo con cambios muy cercanos lo que dificulta pasar los cambios, sobretodo en segunda, cuarta y sexta. Hubiéramos preferido un tacto de cambio más corto para ser más eficientes al pasarlos.

Me gustó bastante la suspensión, es muy equilibrada. Es intermedia -obviamente más dura que blanda- y va bien acompañada con un chasis muy rígido que transmite una sensación de seguridad. El tacto de los amortiguadores Bilstein son una delicia. Tienen un recorrido inicial suave para tragarse las pequeñas irregularidades y luego se endurecen. Por ello nunca OPC es una tabla, además con las ruedas siempre bien puestas y presionadas sobre el asfalto.

Por su parte, los frenos Brembo tienen una capacidad muy remarcable, con un tacto del pedal que permite regular muy bien la intensidad.  Siempre se logran frenadas de una manera recta, limpia y contundente, haciendo activar los sistemas de seguridad en frenadas bruscas pero dando sensación de seguridad en todo momento.

En suma, este Corsa 2012 es un real karting que permite un manejo deportivo como pocos, es un real misil. Lo que juega en contra es que esta generación partió en 2006 y ya han aparecido varios modelos que le compiten fuerte, y ello que son incluso de segmentos superiores (Renault Megane RS, por ejemplo). Pero, para los puristas de Opel y los fanáticos del manejo, este Corsa OPC Nurburgring hará las delicias de sus pies y manos. Sin duda que es una real apología a la efectividad y las sensaciones... un real deportivo compacto que pese a "algunos peros" le aseguramos que no podrá borrar la sonrisa de su cara.

¿Qué te pareció el nuevo Opel Corsa OPC Nurburgring Edition 2013?, coméntanos.

powered byDisqus