Las baterías de Zinc tendrían mayor autonomía y menor costo

Hablando de litio, actualmente hay varias investigaciones tanto de privados como de universidades extranjeras, donde están experimentando con otro elemento para hacer baterías, que están dando resultados bastante interesantes: el zinc.

Hablando de litio, actualmente hay varias investigaciones tanto de privados como de universidades extranjeras, donde están experimentando con otro elemento para hacer baterías, que están dando resultados bastante interesantes: el zinc.

Aunque aún le falta un buen camino como para transformarse en un reemplazo del litio, los resultados dicen que probablemente asi será. No pasará el próximo año, ni en cinco años más, pero las aplicaciones de baterías con litio están llegando a un tope, mientras que las baterías que utilizan zinc ya las han superado.

Las baterías de Níquel-Zinc (Ni-Zn) no son algo nuevo, ya que los primeros intentos con estas fueron hechos hace casi 90 años atrás, pero en aquel entonces tenían una vida últil muy corta, problema solucionado actualmente. La ventaja de estas baterías es su costo, casi la mitad de las de litio, aunque tienen menor densidad de carga (100 Wh/kg contra 160 wH/kg de las de litio) por lo que las hace ideales para vehículos híbridos.

En unas pruebas realizada en un Prius, donde se reemplazó la batería de Ni-MH por una de Ni-Zn, la autonomía en modo eléctrico aumentó cerca de un 30%, mientras que el precio de las baterías disminuye en un 25%. Además tienen otras ventajas, ya que no necesitan sistemas de refrigeración, son completamente reciclables, y no tienen metales tóxicos como plomo, mercurio, cadmio, etc.

Estas baterías de Ni-Zn son consideradas como ideales para reemplazar las baterías de los actuales vehículos híbridos o microhíbridos, generalmente de Ni-MH, que tengan sistemas Start/Stop, frenos regenerativos, o algún método de recuperación de energía para ayudas momentáneas.

Otro tipo de baterías que ha demostrado ser bastante atractivas son las de Zinc-Aire, que tienen como emblema de batalla su costo. Una batería de iones de litio actual cuesta cerca de 500 dólares el kWh, mientras que en una de Zinc-Aire la cifra se reduce a apenas 160 kWh. Además dicen que una batería de 70 kWh podría entregar energía para casi 500 kilómetros de autonomía, y tendría un precio de 11200 dólares. Para tener una referencia, el costo del kit completo de baterías del Nissal Leaf tiene un valor de casi USD$ 7000 para los 24 kWh, que equivale a 292 dólares por kWh.

Sin embargo dicen que este tipo de baterías aún está lidiando con un problema, es que no puede asegurar una cantidad de ciclos de recarga alta sin que muestre variaciones en el nive máximo de carga. Pero pareciera que ya han solucionado ese problema, ya que hay una empresa que tiene un modelo de batería listo para instalar en vehículos, que ya pasó la etapa de pruebas y prototipos, y que están buscando el financiamiento para fabricarla en masa.

Los defensores del uso del Zinc sobre el Litio afirman que este material tiene la ventaja de ser mucho más común y abundante, lo que lo hace más económico y fácil de conseguir, y además dicen que es menos tóxico que el litio.

Fuente 1, fuente 2, fuente 3

powered byDisqus