Hyundai Azera HG 3.0 GLS V6 6AT: Los sedánes ejecutivos coreanos también han evolucionado

Este "trasatlántico" de Hyundai cumple con lo que promete: comodidad, amplitud, equipamiento de sobra, asociado a un motor pujante y silencioso. Un gran salto en el segmento de berlinas de lujo del gigante coreano. Precios versión única: CLP $18.990.000...

Hace ya algunos meses que tenemos en Chile el totalmente renovado sedán de lujo de Hyundai,  el Azera, modelo que se encuentra por arriba del Sonata y más abajo del Genesis sedán y el gigantesco Equus. Básicamente, este modelo viene a complementar la oferta que tiene actualmente la marca coreana en Chile en donde Hyundai (Automotores Gildemeister) tiene una participación en el segmento de lujo de cerca del  4% en el mercado local y esperan llegar este año entre el 8 al 10% con la inyección de nuevos modelos como el que probaremos esta vez en Bólido.

Llega con un precio único de CLP $18.990.000 en la versión Azera HG 3.0 GLS V6 6AT y la competencia está en el KIA Cadenza, Renault Latitude, Peugeot 508, Toyota Camry, Mazda6 y Honda Accord, entre otros. Desde su lanzamiento en 2011, que la marca coreana proyectó vender 80.000 en el mercado coreano y otras 20.000 en otros mercados del mundo. Este 2012, cuando se planea un aumento de lanzamientos en mercados extranjeros, Hyundai proyecta 120.000 unidades a nivel mundial. Y sus atributos no son pocos, porque este es el sedán de lujo más vendido de la marca coreana y ahora aterriza en Chile en su quinta generación con una nueva motorización gasolinera de 3.0 litros, asociado a una caja automática de 6 marchas. La garantía es de 5 años ó 100.000 kilómetros.


El Nuevo Azera (conocido en otros mercados como Grandeur) llega al mercado seis años después de su antecesor (llamado Azera TG) lanzado en mayo de 2005. El Azera es el número 1 de los sedanes largos en Corea, con ventas acumuladas de 1.25 millones de unidades (980.000 a nivel nacional y 280.000 exportadas) desde el lanzamiento en 1986 de su primera versión. Antes del Azera fue conocido por el nombre de Hyundai XG. El Nuevo Azera es el resultado de tres años y medio de trabajo, pruebas, investigación y desarrollo, y una inversión de 450 billones de won con el código "HG".

Está equipado con una transmisión automática estándar de 6 velocidades. Integra la configuración motriz V6 DOHC DUAL CVVT (Lambda II) 3.0 MPI de 24 válvulas y 6 cilindros,  que entrega una potencia máxima de 247 HP a las 6.400 rpm, y un torque máximo de 28.8 kgm. a las 5.000 rpm.

Cuenta con ESC (Control Electrónico de Estabilidad), el cual está compuesto por ABS (Sistema antibloqueo de frenado), EDB (Sistema eléctrico de distribución de frenado), BAS (sistema de asistencia de frenado), TCS (Control de tracción) y HAC (Sistema de asistencia a salida en pendientes). El conjunto de todos estos elementos. Adicionalmente cuenta con EPB (Freno de mano eléctrico), el cual a su vez  permite la opción de “Auto Hold”. En el item seguridad suma nueve airbags (incluyendo uno para las rodillas del conductor).

Entre otros elementos de confort suma techo panorámico, asientos de cuero de Nappa, calefacción en los asientos delanteros,  un asiento eléctrico para el conductor que puede ser ajustado en 12 direcciones, llave inteligente, audio premium Infiniti. Además agrega encendido automático de luces, neblineros, sensor de lluvia, espejos eléctricos abatibles eléctricamente, 9 airbags, computador abordo, control crucero y pack eléctrico, espejo retrovisor electrocromático, sensor de estacionamiento trasero, asiento pasajero eléctrico y del piloto con memoria, techo panorámico eléctrico completo y asientos de cuero calefaccionados.

EL AUTO EJECUTIVO AHORA ANDA MEJOR

Los diseñadores de Hyundai siguieron el concepto de “Planeador Majestuoso” que busca crear una apariencia que evoca "un vuelo poderoso y elegante". Sus líneas proyectan un look coupé aunque con similitudes muy cercanas a su hermano mejor el Sonata. Tiene una longitud total de 4,910 mm; un ancho de 1,860 mm; y una  altura de 1,470 mm. Cuenta con un largo de distancia entre ejes de 2,845 mm (65 mm más largo que la versión anterior)

Adelante muestra una gran parrilla de grandes dimensiones y con una caída del capó bastante agresiva. Los faros principales muestran líneas horizontales con una curva que recorre el costado de la carrocería. Atrás dos ópticos también colocados horizontalmente dan la bienvenida a una gran maletero que se ve adornado por dos escapes dobles que nos señalan que estamos frente a un sedán ejecutivo con tintes más deportivos que antes.

POR DENTRO SORPRENDE SU CALIDAD

Mirando su interior, se ve bastante bien terminado. El equipamiento es interminable como asientos de cuero con masajes (uff, notable, con dos posiciones de manejo lumbar) y con dos memorias, techo panorámico completo, una serie de pantallas en tablero, consola centra y climatizador, doble escape cromado atrás, sensores de estacionamiento,  caja AT de seis velocidades, entre varios más. Como buen sedán señorial, abundan las tonalidades negras en tablero, consola, asientos y tapices. Lo diferente es que luces leds recorren el contorno del auto iluminando ciertas partes de las puertas y consola central con una luz de tonalidad azul que le dan un aspecto más futurista. La consola centra tiene incrustaciones de plástico brillante negro que acentúan el concepto de lujo de esta única versión. El climatizador (de un display color calipso muy fuerte que hay que regular desde la consola) funciona bien, no genera mucho ruido y no le resta efectividad al motor.

La calidad de los materiales y de las terminaciones abordo es excelente, además sobran lo espacios adelante tanto en largo y ancho. Sin embargo nos hubiera gustado un poco más de altura disponible adelante, que se ve bastante limitada por el sistema de techo panorámico.  Atrás es bastante espacioso, de los mejores de su segmento. También destacamos su notable audio Premium Infiniti, con 10 parlantes que genera una calidad excepcional.

EXCELENTE MOTOR

El motor gasolinero V6 DOHC DUAL CVVT (Lambda II) 3.0 MPI de 24 válvulas y 6 cilindros, que entrega una potencia máxima de 247 HP a las 6.400 rpm, y un torque máximo de 28.8 kgm. a las 5.000 rpm. Esta planta motriz es muy enérgica y tiene recuperaciones notables, sobretodo sobre 60 km/h. Siempre, pero siempre se muestra vigoroso y bastante ágil desde muy bajas revoluciones. El manejo no es tan "flotante" como esperábamos para un vehículo de sus características, con una excelente tenida de ruta, con un feeling de manejo predecible y no tan "aislado" con son en estas berlinas de lujo. Me gustó como se sentía aplomado y confiable en carretera.

Además la dirección está muy mejorada, me acuerdo en la prueba del anterior Azera esta se sentía muy poco comunicativa y con un exceso de asistencia, problema que se solucionó en esta nueva generación. Es muy precisa y con la asistencia justa y variable de acuerdo a la velocidad, es rápida y tiene un comportamiento urbano y por sobre todo en carretera bastante destacables. Además aplausos por como frena, tiene discos ventilados adelante y disco atrás, de una manera contundente y líneal. El tacto del pedal está bien equilibrado, en otros Hyundai que probé antes el freno era algo "nervioso" con un tacto poco modulable. En este Azera la cosa cambió, ya que responden muy bien.

Ahora, frente a maniobras violentas tiene una leve tendencia a cargarse en curvas cerradas y "cabecea" levemente en frenadas más fuertes, ello debido a la regulación más hacia una "berlina de lujo" en su suspensión. Además destacamos la insonoridad que se logra sobretodo en ruta. ¿Su consumo?, logramos promedios cercanos a 13.4 km/l a 100 km/h, a 120 km/h logramos unos 11 km/l. En general logramos promedios de 14 km/l en carretera, en consumo mixto logra 11 km/l y en ciudad 8-9 km/l.

RPM POR CADA CAMBIO Y VELOCIDAD

A 130 km/h: 2.400 en 6ta; 3.000 en 5ta; 4.000 en 4ta y 5.600 en 3era
A 120 km/h: 2.250 en 6ta; 2.700 en 5ta; 3.700 en 4ta y 5.100 en 3era
A 110 km/h: 2.000 en 6ta; 2.500 en 5ta; 3.500 en 4ta y 4.700 en 3era
A 100 km/h: 1.850 en 6ta; 2.300 en 5ta; 3.300 en 4ta y 4.400 en 3era
A 90 km/h: 1.500 en 6ta; 2.100 en 5ta; 2.900 en 4ta y 3.900 en 3era

En general y en carretera con pocas curvas el Azera no se muestra tran "flotante" como esperábamos para un vehículo de sus características, con pocos balanceos sino lo exigimos a fondo, con una respuesta sólida, es muy rápido en adelantamientos, ello acompañado por una caja de seis marchas automática que más bien se protege frente a rebajes bruscos en modo secuencial (como casi todas las cajas actuales).

Está pensado para un andar relajado, sin aceleraciones bruscas, no la considere como una caja para un manejo más deportivo (en modo secuencial), con una quinta y sexta marcha más orientada al desahogo, por eso la quita y sexta velocidad es sólo para bajar los indices de consumo.

Tiene el equilibrio justo para lograr una correcta comodidad de marcha tanto en caminos buenos como regulares. Las recuperaciones desde tercera y cuarta marcha hacia adelante son notables. En suma este nuevo Hyundai Azera es un auto menos “señorial” que el modelo anterior. A pesar de sus dimensiones, ahora tiene un mayor tacto deportivo (entendiendo que igual es un auto para uso ejecutivo pero ahora más "aspero") y con un excelente motor.

Este "trasatlántico" de Hyundai cumple con lo que promete: comodidad, amplitud, equipamiento de sobra, asociado a un motor pujante y silencioso. Un gran salto en el segmento de berlinas de lujo del gigante coreano.

¿Qué te pareció el nuevo Hyuindai Azera?, coméntanos.

powered byDisqus