Gobierno francés preocupado por lo posibles despidos del grupo PSA

La posible opción de cerrar la planta de Aulnay para una reestructuración le ha preocupado al gobierno francés, ya que no sería bueno agregar casi 8000 desempleados extras a un país afectado fuertemente por la crisis económica europea.

En el grupo Peugeot-Citroen las cosas no van muy bien. Por la baja de ventas han tenido que replantearse estrategias, priorizar ciertos modelos que son (o eran) casi "sandía calada", pero aún así no logran repuntar completamente, por lo que están pensando en el paso inevitable en estos casos: recortar puestos de trabajo.

Eso le ha preocupado al gobierno francés, ya que no sería bueno agregar casi 8000 desempleados extras a un país afectado fuertemente por la crisis económica europea, Por eso es que el el presidente Francois Hollande expresó su oposición al plan del grupo PSA de cerrar la fábrica de Aulnay.

Según el reporte, la planta ha estado trabajando al 61% de su capacidad desde el 2011, por lo que no se pueden seguir dando el lujo de tenerla a ese ritmo y necesitan reestructurarla, distinta situación a la de la planta de Madrid, que no ha sido seleccionada para la reestructuración.

De acuerdo al informe, la única solución posible para el grupo PSA es de formar alianzas con grupos grandes para disminuir los costos de diseño, ya que se encuentra atrapada entre los fabricantes premium y los de alto volumen, y por ahora no tienen nada para ofrecer que destaque por sobre la competencia.

Fuente: Autocar

powered byDisqus