Haima 2 1.3 GL Limited 5MT: Conoce a fondo la nueva propuesta china para el segmento juvenil

El Haima 2 es un producto que básicamente está dentro del promedio de su segmento de origen (aunque hay modelos que se han "destapado" como el Great Wall Voleex C10 y el JAC 137). En general es amplio y suave de conducir, con un motor algo justo y con unas terminaciones interiores mejorables. Precio versión probada: CLP $5.590.000.

Primero partamos por su historia. Corría 2010, durante la última versión del Salón del Automóvil de Santiago, cuando hizo ingreso a nuestro mercado la marca china Haima (empresa fundada en 1988), firma que logró durante 1994 ser el primer fabricante chino en obtener la certificación ISO 9000.

Además recordemos que Haima tuvo por años un acuerdo de colaboración con Mazda y actualmente posee dos fábricas ensambladoras y una planta donde producen sus propios motores. Puntualmente esta marca china comenzó sus exportaciones a mediados de 2007 , contando en la actualidad con presencia en más de una docena de naciones en Medio Oriente, América Central y del Sur, Europa del Este y África.

Haima llega a Chile de la mano de Fortaleza S.A. (empresa del Grupo Gildemeister) con un line up conformado por dos modelos que entran a competir en los segmentos más demandados, el Haima 2 (hatchback compactos y si, sabemos que es igualito al Mazda2) y Haima 3 (HB medianos). Luego se sumará el Haima 7, que competirá dentro de las SUV medianas.

PRECIOS HAIMA 2 EN CHILE 2012:
HAIMA 2 HB GL MT 1.3L: CLP $5.590.000
HAIMA 2 HB GL MT 1.3L Limited: CLP $5.590.000 (nuestro test)
HAIMA 2 HB GLX MT 1.3: CLP $6.090.000


Apunta a este fortalecido y por sobretodo competitivo segmento de los cinco puertas compactos, en donde tenemos modelos consolidados y otros que recién llegan como el Chery Face 1.3, Great Wall Florid 1.5 LE, JAC 137 Sport, Great Wall Voleex C10, y sin dejar de citar el líder del segmento: Chevrolet Aveo, de procedencia coreana. Cuenta con una garantía de 3 años o 60.000 kilómetros.

En Bólido tuvimos la oportunidad de probar la versión  intermedia de este modelo de origen chino, denominada Haima 2 1.3 GL Limited 5MT, que tiene un precio de CLP $5.590.000, este agrega a la versión base (que probablemente será descontinuada) espejos y manillas color carrocería, lo que es básicamente una actualización del modelo precedente 1.3 GL.

Las versiones llegan a nuestro país con el motor gasolinero desarrollada por la misma Haima de 1.300 c.c. DOHC VVT L4 de 16 válvulas, que cuenta con una potencia máxima de 91 HP a las 6.000 rpm y un torque de 121 Nm a las 4.000 rpm, asociado a una caja de transmisión mecánica de 5 velocidades. Cumple con la normativa de emisiones Euro IV.

Todos suman cierre centralizado, aire acondicionado, alzavidrios eléctricos delanteros, neblineros traseros, radio con entrada USB, y llantas de acero aro 14. En el item seguridad suman frenos con ABS y EBD, un airbag para el conductor (sería interesante una versión con más airbags), cinturones de seguridad de tres puntas para todos los asientos, alarma recordatoria para el uso del cinturón, sistema de anclaje ISOFIX para las sillas de niños, columna de dirección colapsable y barras de protección anti impacto en las puertas laterales.

¿A QUIEN SER PARECE?, BUENO, SI SABEMOS

Obviando su evidente semejanza con el Mazda2, en general este Haima2, a pesar de ser un compacto, tiene unas formas bastante generosas. Mide 3.890 mm de largo, 1.695 mm de ancho, 1.480 mm de alto, con una distancia entre ejes de 2.500 mm. El maletero, por su parte, cuenta con una capacidad de carga de 242 litros, o bien de 892 litros con los asientos traseros abatidos. Monta neumáticos con tapas de ruedas de medida 175/65 R14.

Copias más, copias menos, el diseño está bien logrado. Las líneas son en general afiladas. El capot suma dos nervaduras, coronada por el logo de Haima y un listón cromado. Me gusta más la parte delantera con esos grandes ópticos en forma de diamante que le dan cierta agresividad al frontal. Por el costado unas líneas de cintura alta en diagonal recorren todo su contorno. Atrás apreciamos dos ópticos semi ovalados que le dan una correcta terminación a la zaga y que invaden el portalón trasero, con unas dimensiones bastante generosas. Abajo una recina plástica negra recorre el ancho, acompañado por los costados con dos pequeños neblineros.

Adentro, tanto las terminaciones interiores y accesorios plásticos nos hacen "caer" a tierra rápidamente, aquí ya no es tanto un Mazda2. Está más bien dentro del promedio en terminaciones de los compactos chinos, con plásticos deficientes en las puertas y consola central, en donde encontramos polímeros duros por todo el contorno. Sobre su configuración interior, encontramos rápidamente que se busco un aspecto minimalista, con una ausencia casi total de botones, en donde está sólo lo "justo y necesartio"

Al centro apreciamos los botones y perillas del sistema de calefacción que suma tres circunferencia con botones al centro para la recirculación de aire y el On/Off de AC. Arriba una pequeña radio integrada que no tiene CD y si una salida USB. El display es demasiado pequeño (fondo verde) y el audio es de una calidad bastante pobre. Abajo de esta consola encontramos varios espacios para guardar cosas, que si es un punto a favor de este Haima 2. Por los bordes acompañan algunos cromados color grafito que le dan algo más de viveza al interior.

Otros aspecto que no me gustó son los relojes del tablero, poco legibles, con una tipología demasiado pequeña (fondo blanco y verde), el que suma cuatro esferas; dos pequeñas para la temperatura motor y otra para el marcador de combustible. Al centro los dos clásicos relojes del velocímetro y tacómetro muy pequeños. Además de noche al iluminarse el tablero este tenía un desajuste que hacía ver los números borrosos, extraño, claramente, faltó un control de calidad en su fabricación en este aspecto.

Sobre la posición de manejo, este permite al conductor un buena visión debido a las formas tipo "lanza" . Atrás dos pasajeros irán bien, no un tercero. Destacamos el espacio en altura para personas altas. Lo que faltó atrás es integrar alzavidrios y más espacios para guardar cosas. De hecho las puertas no los traen, lo que sí integran desde hace un tiempo varios modelos con los que compite (por ejemplo el Voleex C10). Obviando estos detalles, en general las terminaciones interiores no son tan malas, si todos sus plásticos. Por ejemplo al cerrar las puertas lo apreciamos más robusto que otros . En general el habitáculo es amplio, bien en altura y largo, no tanto en ancho. Además me gustaron el diseño de los asientos que sujetan bien por los costados, eso sí, son bastante duros para viajes largos.

SU COMPORTAMIENTO DINÁMICO

El Haima 2 cuenta con un motor DOHC VVT L4 de 16 válvulas, que cuenta con una potencia máxima de 91 HP a las 6.000 rpm y un torque de 121 Nm a las 4.000 rpm. Con esta propulsión el Haima anda bien y es posible disfrutar de cierta agilidad en ciudad, facilitado por sus pequeñas dimensiones.

En carretera, el Haima 2 no es tan elástico en recuperaciones ni a velocidades altas. Para sacarle más "chispa" al motor, hay que rebajar cambios. Una vez que rompemos la inercia se mueve bien, sobretodo en el rango de las 3.500 a 4.500 rpm. Si queremos sacarle partido a su pequeño motor 1.3, tendremos que forzarlo hasta las 6.000 rpm, dónde corta inyección. Sobre su consumo, en el test logramos 17.6 km/l en carretera, 14,6 km/l en consumo mixto y 12,1 km/l en ciudad, no muy destacables para un pequeño compacto.

E general bastante fácil de manejar, se siente más pesado, robusto que otros modelos chinos, sin movimientos extraños en ciudad y carretera, permite llevarlo sin problemas a promedios de 120 km/h (a 3.400 RPM en quinta). La suspensión es firme, y si bien se siente algo dura cuando transita por calles muy deterioras, no llega para nada a incomodar.

Lo que también es bastante positivo es que al accionar la caja mecánica esta tiene un tacto mucho más duro y preciso y no tiene ese clásico juego extraño a la hora de engranar marchas, como en otros vehículos chinos. La tercera y cuarta marcha son muy largas y quinta solo para llevarlo más desahogado, no para adelantamientos (en general esta es la puesta a punto de los compactos chinos).

La dirección tiene muy buen tacto, es bastante precisa y no tan "blandita". Además, los frenos son adecuados (discos adelante/tambor atrás), frenan bien y el tacto del pedal es bastante dosificable. El ABS no nervioso de reacciones, e integra EBD.

Ya resumiendo este test, el Haima 2 es un producto que básicamente está dentro del promedio de su segmento (aunque hay modelos que se han "destapado" como el Great Wall Voleex C10 y el JAC 137). En general es suave de conducir, con unas terminaciones, sobretodo interiores, muy mejorables, considerando su precio de CLP $5.5 millones.

¿Qué te pareció el nuevo Haima 2?, coméntanos.

powered byDisqus