Ford GT40 Gulf de Steve McQueen alcanza los USD $11 millones

El Ford GT40 original es un caro exótico. Si decimos que se usó para carreras y está pintado con los colores de Gulf, su valor aumenta. Si a eso le agregamos que es uno de dos modelos que quedan existentes, es aún más caro. Y si a todo eso añadimos el hecho que fue usado por Steve McQueen, bueno, tenemos una fórmula millonaria.

El Ford GT40 original es un caro exótico. Si decimos que se usó para carreras y está pintado con los colores de Gulf, su valor aumenta. Si a eso le agregamos que es uno de dos modelos que quedan existentes, es aún más caro. Y si a todo eso añadimos el hecho que fue usado por Steve McQueen, bueno, tenemos una fórmula millonaria.

Este vehículo es un Ford GT40 de 1967, que llegó a tener una lucrativa vida en las competencias hasta principios de los 70, cuyo debut fue en Spa el año 1967. Y es uno de dos modelos originales que aún sobreviven y que llevan un motor V8 de 440 hp conectado a una transmisión manual de cinco velocidades.

Con lo anterior es esperable que el vehículo llegue a al menos el millón de dólares, quizás unos 2 ó 3 millones en una subasta. Sin embargo, falta el detalle que este fue el GT40 que usó Steve McQueen en la película "Le Mans". Y aquí es donde la cifra se dispara.

Según las estimaciones, el vehículo se iba a vender en cerca de 8 millones de dólares, pero se quedaron algo cortos, ya que en la subasta pasada la barrera de los 8 millones dos personas se pelearon el vehículo, hasta llegar a los 11 millones de dólares, valor que no incluye las comisiones e impuestos.

Con esto el vehículo marcó un nuevo récord de venta, por ser el auto americano más caro jamás vendido, pasando al Duesenberg Model-J Long Wheelbase Coupe, vendido el año pasado en el mismo evento por 10.4 millones de dólares.

Fuente: Carscoop

powered byDisqus