Suzuki DZire Swift 1.2 GL AC Full: Cuando los compactos quieren tener aún más cuerpo

Agregar una maletera a un modelo que siempre estuvo pensado para ser un hatchback va a sonar controversial, extraño. Pero más allá de ello, el Suzuki DZire tiene un muy correcto comportamiento dinámico, eso sí, con un motor algo justo para tamaño. Precio versión probada: CLP $6.390.000...

Ya sabrán que acaba de aterrizar en Chile el nuevo sedán compacto de Suzuki (derivado del Swift) denominado Dzire y en otros países como "Swift DZire". Este sedán compacto llega a completar un espacio donde la marca japonesa no estaba presente y en donde tiene una competencia casi interminable, como el Kia Rio4, Hyundai Accent, Chevrolet Aveo, Chevrolet Sail, Changan CV2, JAC 137 Sedán, entre otros.

Cabe destacar que este modelo llega a seguir el camino de sedánes clásicos de la marca como el como Aerio, Baleno y SX4 sedán. Es fabricado en la planta de Maruti Suzuki en India, en donde también se fabrica el Celerio, Alto y Alto K2.


PRECIOS Y VERSIONES:
DZIRE 1.2 GA: CLP $5.790.000
DZIRE 1.2 GA AC: CLP $5.990.000
DZIRE 1.2 GL AC Full: CLP $6.390.000 (nuestro test)

 NOTA: La garantía es de 3 años ó 100.000 kilómetros.

Las tres versiones tienen el motor K12M de 1.2 litros con 16 válvulas VVT, capaz de erogar 85CV a 6.000 rpm. Su motorización está asociada a una caja mecánica de 5 marchas y tracción delantera 4x2. Sus medidas son de 3.995 mm de lago, 1.695 de ancho y 1.555 de alto. Su distancia entre ejes es de 2.430 mm y una capacidad de maletero de 316 litros. Los colores disponibles son: Rojo, Azul Pacífico, beige, plata, gris metálico, blanco perla. Todos los interiores son con tapiz beige, pero esperan cambiarlo en los próximos meses. De momento están descartadas versiones con 1.4 litros y con caja automática.

Su peso neto es de 960 Kg y su peso bruto de 1.415 kg. Los frenos son de discos ventilados en el eje delantero y de tambor, y zapata en el trasero. Por su parte, cuenta con suspensión delantera independiente tipo McPherson y barra de torsión con resorte en la parte trasera.

Sus tres versiones se diferencian por su equipamiento, el cual cuenta con doble airbag frontal, barras protectoras laterales, inmovilizador antirrobo, cinturones de seguridad delanteros con regulación en altura y limitación, seguro de niños en puertas y sistema de frenos ABS con EBD en su versión más equipada.

En su interior, este nuevo sedán cuenta con un completo equipo de audio con CD, MP3 y cuatro parlantes en las puertas, computador a bordo, cierre central de puertas con comando a distancia, aire acondicionado, volante regulable en altura y consola central porta objetos, entre otras características. En su diseño destaca la parrilla cromada  junto a faros y neblineros algo distintos al Swift. Su exterior también cuenta con señalizadores de viraje en los espejos laterales y luces halógenas, entre otras características.

NUESTRAS IMPRESIONES DE LA VERSIÓN FULL

Dentro de lo que fue la presentación de este particular nuevo sedán de Suzuki, tuvimos la oportunidad de probar bastante en extenso (unos 430 kilómetros entre Santiago y Los Vilos, ida y vuelta) la versión tope de gama, denominada DZire Swift 1.2 GL AC, y que ahora les contaremos más en detalle en Bólido.

Cabe señalar que su hermano hatchback, el Swift, es bastante reconocido en el mercado chileno (sobretodo dentro del segmento joven) y también a nivel mundial, en donde es uno de los modelos emblemas de la marca japonesa y que ha cosechado importantes éxitos desde su nacimiento.

En el diseño exterior tiene los mismos nuevos ópticos delanteros del Swift. además de los focos antinieblas y la mascarilla más redondeada  Por ejemplo la parrilla frontal es de nuevo diseño, con un re-diseño de ópticos más agresivo y deportivos que en su versión actual.

Para agregarle por lo menos color al interior, se le sumó un tapiz beige, de unas terminaciones que encontré inferiores que el Swift, por ejemplo en las costuras de los costados y en los apoyacabezas (ver fotos). Por su parte, algunos plásticos de las rejillas de calefacción son inferiores, como también el de las puertas. Pero aparte de las terminaciones, y al igual que el Swfit HB, el DZire tiene el mismo interior de la nueva generación SWift, en la que se le intentó agregar algo de color al interior, no lo decimos por las tonalidades sino gracias en parte a que cuenta con detalles de diseño inspirados en el Kizashi, como la consola central, el volante, los mandos, la radio con el mismo display. Además tiene varios espacios para guardar cosas en la consola central, puertas, tablero y en otros lugares.

Adentro el cuadro de instrumentos combina relojes de fácil lectura con una pantalla central de cristal líquido que integra un computador abordo que entrega consumo instantáneo, consumo promedo y lo que queda de combustible en kilómetros por litro. En el Dzire la luz del tablero es anaranjada y no roja como en el Swift. Los relojes son iguales.

El asiento del conductor es cómodo pero no tiene regulación de altura. Lo que me gustó mucho del DZire es que adelante hay mucho espacio sobre todo en alto y ancho. En largo encontré que tenía más espacio para los pasajeros de atrás que en el Swift y que está dentro de la media del segmento. Como anduvimos más de 400 kilómetros lo vemos como muy recomendable para viajes largos (considerando más la comodidad a los pasajeros de adelante).

Al igual que el Swift 2012 este nuevo DZire considera el nuevo sistema de de aire acondicionado (a Chile no llega con climatizador). Por su parte, el equipo de audio es de buena calidad y permite la conexión de dispositivos externos mediante USB. Como antes dijimos, el equipo de audio es muy parecido al Suzuki Kizashi. Es fácil regularla y tiene bastantes botones, todos intuitivos y bien señalados. En el DZire ninguna versión suma controles de radio al volante.

Según homologa Suzuki, el DZire tiene 316 litros de maletero, pero lo encontré algo pequeño, pero si con un largo mayor al promedio de su competencia, ello debido a las formas particulares de su portalón trasero, con mayor capacidad en altura que profundidad.

LO MEJOR: SU MANEJO

Tiene ABS en las cuatro ruedas con EBD. Los frenos son bastante contudentes y lineales. El pequeño motor 1.2L de 86 caballos es algo justo para la plataforma, más que nada considerando viajes con más de dos personas y equipaje. Cuando se va sólo el DZire responde bien sobretodo a velocidad de carretera entre 100 y 120 km/l. Sin embargo, si hay una pequeña pendiente la falta de potencia se siente de inmediato, lo que nos llevará a reducir una o dos marchas para lograr el vigor necesario afectando la economía de combustible. Ya más en el límite, el DZire recupera  bien en tercera y cuarta marchas con un mayor torque desde las 3.000 RPM, abajo de ello le cuesta mucho tomar impulso.

SUZUKI DZIRE SWIFT 1.2 GL: RPM POR CADA CAMBIO Y VELOCIDAD

A 120 km/h: 3.400 en 5ta; 4.200 en 4ta y 5.100 en 3era

A 110 km/h: 3.200 en 5ta; 4.000 en 4ta y 4.700 en 3era

A 100 km/h: 3.000 5ta; 3.700 en 4ta y 4.300 en 3era

A 90 km/h: 2.800 en 5ta; 3.300 en 4ta y 4.000 en 3era

Su plataforma está muy bien puesta a punto, no se siente "livianito" sino más bien un sedán de mayores dimensiones, permitiendo lograr promedios cercanos a los 120 km/h con total soltura, con un tacómetro a no más de 3.400 RPM a esa velocidad. En general el comportamiento del DZire en carretera es dócil, predecible, lineal, y siempre nos entregó buenas sensaciones. Por eso considero que el feeling de manejo es siempre de ir bien pegado a piso, sin cabeceos estraños o movimientos de carrocería a velocidades de carretera.

En el viaje de ida hacia Los Vilos logramos un consumo promedio de 15,8 km/l considerando tres personas abordo y completos de equipaje. De vuelta con medio estanque en el DZire logramos 15 km/l con cuatro personas adentro y full equipaje con promedios de velocidad algo mayores que en la ida.


Otra cosa que gustó bastante del DZire es la suspensión, que tiene el tacto justo, es algo más blanda que en el Swift, debido a que nuestra unidad tenía aro 15 y no 16 como en el Swift. Por su parte, al igual que en su hermano 5 puertas, el feeling de la dirección es bastante bueno, porque transmite bastante información al conductor y es muy rápida y con la asistencia justa en carretera.

Ya terminando esta toma de contacto al Suzuki DZire Swift, es muy parecido al andar del clásico hatchback compacto de Suzuki, con un motor algo pequeño para su plataforma pero con varias virtudes que pueden sumar varios puntos a su favor, como su buena tenida de ruta, su facilidad de manejo, y su comodidad y buena aislación interior. Claro, sus terminaciones son algo inferiores al Swift japonés, pero no decaen tanto por su origen indio.

Vemos a este DZire como un modelo interesante para los que se "inician" en la búsqueda de un modelo sedán compacto, obviando sus líneas algo particulares, que probablemente a algunos puede gustar y a otros no tanto.

¿Qué te pareció el nuevo Suzuki DZire?, coméntanos.

powered byDisqus