Nissan Juke Upper Turbo 1.6L 6MT: "Bicho raro" y llamativo con un comportamiento sobresaliente

Más allá de sus líneas tan particulares, el Juke Turbo un crossover compacto-deportivo muy interesante para quienes busquen una dinámica de manejo mucho más "alegre" que otros de sus segmento y con una respuesta de manejo digna de los compactos deportivos. Precios versión probada: CLP $13.590.000...

Sabemos que el discurso privado es muchas veces distinto al público. ¿Pero porqué lo digo?, bueno, básicamente por las reacciones que genera este nuevo Nissan Juke, uno de los modelos que he probado que sin duda ha llamado más la atención en las calles. A todos nos sorprende por su diseño, que muchos considerarán feo o "muy particular", por decirlo así. Pero entonces, ¿porqué vende tan bien en varios países?. Creo que la razón es simple, básicamente por ser muy innovador en sus formas y por su buen manejo, que ha generado que sus ventas sean muy altas... pero pronto se los explicaremos más en detalle.

Pero saliendo de esta área netamente especulativa, centraremos este nuevo test drive en Bólido sobre todos los detalles que entrega este nuevo Nissan Juke. Para ello, tuvimos la oportunidad de probar la versión tope de gama,  Upper Turbo 1.6L 6MT, gentileza de Nissan Marubeni.


¿PERO QUÉ BUSCA SU CONCEPTO?

La misma marca define al Juke como "el primer crossover pequeño del mundo", un modelo que sigue los pasos de sus hermanos mayores: Qashqai y Murano. El nuevo Juke es una interconexión entre un hatchback deportivo y un pequeño crossover pero con una mayor "masculinidad". Es un modelo muy rompedor,y  que promete no dejar indiferente (eso está claro) a nadie. Nos referimos al Juke, el nuevo cross-sport o crossover compacto de Nissan y que será complementario a otros modelos de la marca tales como el Qashqai y el Murano. Pricipalmente destaca por su estilo lúdico y diferente que está  influenciado por las motocicletas y los autos de rally.

Con el nuevo Juke, Nissan busca inaugurar un nuevo segmento dentro de los crossovers: el de los "Sport Crossovers Compactos". Este modelo fue concebido en el Centro de Diseño Europeo de Nissan (NDE) y afinado en el Centro de Diseño de Nissan en Japón. Es fabricado en la planta de Sunderland en el Reino Unido. Sus formas se apreciaron en el conceptual Qazana presentado en el Salón del Automóvil de Ginebra de 2009.

Y dentro de su estrategia de posicionamiento en Chile, Nissan Marubeni pretende, además, ofrecer una combinación entre el desempeño y la emoción de un auto deportivo con las características particulares de altura y visibilidad que ofrece un SUV. De ahí que sus principales rivales sean el Citroën DS4 y el MINI Countryman.

Llega en siete colores como Red Debil (rojo), Black Night (negro), Cool Gray (grafito), Silver Surf (plata), White Collar (blanco), Blue Blood (azul) y Metalic Rock (gris oscuro, casi negro). La garantía es de 3 años ó 100.000 kilómetros.


PRECIOS Y EQUIPAMIENTO NISSAN JUKE 2012:
Juke 1.6 Base CVT: CLP $11.890.000: Llantas de aleación 17'' con neumáticos Continental de medida 215/55 R17; Neblinero trasero central en parachoques; Aire acondicionado manual; Pack eléctrico: cierre, espejos y vidrios;  4 Airbags (2 frontales y 2 laterales); frenos ABS-EBD-BA y VDC; Dirección electroasistida; Computador abordo; Radio 2 DIN CD/AUX/MP3 con control al volante 4 altavoces y 2 tweeters; Conexión teléfono Bluetooth; Inmovilizador de motor y tapiz de tela.

Juke 1.6 Mid CVT: CLP $12.690.000 (agrega sobre la versión Base): Aire acondicionado con climatizador; 6 Airbags (2 frontales, 2 laterales y 2 cortinas); Tapiz de cuero; Asientos delanteros calefaccionados; Control de velocidad crucero; Sensor de lluvia; Sensor de luces; Neblineros delanteros; Sistema ICON.

Juke 1.6 Upper Turbo: CLP $13.590.000 (nuestro test, agrega sobre versión Mid): Motor Turbo de 190 CV, Caja MT de seis cambios, llave inteligente; botón de arranque; espejos abatibles eléctricamente; vidrios traseros laterales y posterior polarizados.

Cabe destacar que ninguna versión incorpora sensores de retroceso, luces de xenon, techo eléctrico ni puerto USB.

TIENE UN POCO DE TODOS LOS NISSAN

Llega en un inicio con dos motorizaciones. Dos versiones aspiradas (Base CVT y Mid CVT) de 1.6 litros y 117 CV de 158 nm a 4.000 RPM asociado a cajas automátivas (Xtronic CVT) de seis velocidades. Luego el tope de línea (Upper Turbo) tiene una nueva planta motriz de cuatro cilindros 1.6 litros turbo e inyección directa (DIG-T), que desarrolla una potencia de 190 caballos y 240 Nm de torque, asociado a una transmisión manual de seis velocidades.

Con este motor el pequeño crossover ofrece una alta performance, ya que logra los 0-100 km/h en 8,5 segundos y una velocidad máxima de 215 km/h. Los neumáticos de esta variante full son de medidas 215/55 R17 (igual en todas las versiones). En cuanto al consumo de combustible, la versión manual Upper Turbo promete un rendimiento mixto de 15,8 km/l (según fábrica) mientras que la CVT otorgará 16.8 km/l.

A grandes razgos, en sus líneas exteriores, las luces frontales están inspiradas en las de los autos de rally y las traseras tienen forma de bumerán, como en el 370Z. Entre sus influencias de diseño también destaca su perfil que nos recuerda al súper deportivo GT-R. Además la marca japonesa promete que este es el único vehículo con el sistema I-CON, que permite al conductor seleccionar el modo de manejo dependiendo del terreno. Los modos son Normal, Eco o Sport:

  • MODO NORMAL: Es para los trayectos cotidianos. Este modo equilibra el consumo de combustible con una respuesta moderada de los componentes motrices.
  •  MODO SPORT: Ideal para los trayectos en carretera. Este modo refuerza la respuesta de la transmisión y dirección, al tiempo que optimiza el nivel de accelación.
  •  MODO ECO: Esta pensado para los trayectos con congestión. Este modo regula el funcionamiento general del Juke, incluyendo las revoluciones de motor, la respuesta de la transmisión y la fuerza de tracción, para ahorrar combustible.

Entre su equipamiento cuenta con inmovilizador; airbags frontales; air bags laterales (asientos delanteros) y tipo cortina (en total 6 airbags dependiendo de la versión); cabeceras delanteras de seguridad activa; cinturones de seguridad delanteros y traseros de 3 puntas.

Se suman elementos como frenos delanteros de disco ventilado y trasero de disco sólido, sistema ABS, sistema de Asistencia de Frenado (BA), de Distribución Electrónica de Frenado (EBD), Freno Activo de Derrape Limitado (ABLS); así como Control Dinámico del Vehículo (VDC).

UNA MEZCLA TOTAL DE ESTILOS

El Nissan Juke nos ofrece una imagen novedosa frente a todo lo existente hasta ahora. Líneas redondeadas muy medidas y un alto rango de personalidad hacen del Juke un pequeño crossover que llama la atención.

Su imagen totalmente rompedora está presente desde el primer milímetro de su parte delantera hasta el último de su trasera. En este mini crossover el diseño fue tenido muy en cuenta, tanto en su exterior como en su interior con soluciones muy particulares, como por ejemplo en el sistema i-Con/climatizador, que ya profundizaremos.

Visto por fuera, encontramos que el Juke es una mezcla de la robustez de un SUV con un diseño deportivo. No son sólo los ópticos, los que lo hacen un crossover diferente, sino también su parrilla con unas muy bien diseñada, con entradas de aire en su parte central y otras más grandes a la altura de las luces antiniebla. Su parte inferior es la de un SUV puro con unos tapabarros anchos y una altura generosa (165 mm). Esto permite que el Juke tenga un aspecto frontal imponente y con una cintura elevada. Por el costado, la superficie vidriada está muy alta y con una caída de estilo abiertamente coupé. Este efecto también se advierte en las manillas de las puertas traseras cuyos pulsadores están escondidos (ver fotos).

En su frontal, primeramente nos encontramos con una parte alta, donde los grupos ópticos superiores contienen las luces de estacionamiento y los intermitentes, mientras que los faros principales redondos están ubicados más abajo, en su frontal y están inspirados en los faros auxiliares de los autos de rally de los sesenta y setenta. Ahora, a modo personal, considero que esta es la parte menos lograda del Juke, con muchas luces separadas entre si.

A rasgos generales atrás es menos sofisticado, pero más efectivo. Las luces "se estiran" hasta tomar parte del espacio lateral aprovechando un diseño en forma de "boomerang". La terminación del portón no es tan recta, si no que se ha intentado utilizar el mismo diseño utilizado en un coupé. El escape está a la izquierda y algo escondida (aunque como opcional en Chile está el cono de escape cromado) y en su parte más baja se incorpora una terminación en plástico negro donde también se integra la luz antiniebla trasera.

Por su parte, la parte trasera del techo, incorpora un alerón integrado que reduce la elevación aerodinámica para mejorar la estabilidad a alta velocidad. La forma de las luces reflejan la deportiva agilidad del auto, y mejor logradas que adelante.

En lugar de disponer los limpiaparabrisas de forma visible, incluso cuando no se usan, se prolongó la línea del capó hacia el parabrisas para esconder bajo ella las plumillas (limpiadores en otros países). Los tres acabados (Base, Mid y Upper) montan neumáticos de medida 215/55 R17 con llantas de aleación. Su longitud alcanza los 4.135 mm, 1.765 mm de ancho y 1.570 mm de alto. Su batalla alcanza los 2.530 mm.

El maletero puede albergar entre 251 litros hasta 830 litros con los asientos traseros abatidos. El maletero dispone de una bandeja superior, que está anclada al portalón y se eleva con éste al abrir el portalón (para esconder el equipaje o las bolsas de la vista de los "malandrines").

Ahora entrando más en las impresiones personales, realmente encuentro que todo su diseño exterior es innovador y muy particular. Y ello se nota, varias veces me pararon en la calle y quedaban mirando el paso del Juke, de verdad que llama mucho la atención. Es como una mezcla entre un “muscle car” o un deportivo compacto con una altura de un crossover en versión mini, muy especial y particular.

Y de verdad que logra su cometido. ¿Porqué?, básicamente este pequeño crossover más que buscar líneas "bonitas", está centrado, dirigido a un público joven que quiere algo muy diferente y al que los tradicionales SUV les quedan algo “grandes”. Además tiene una gran vocación urbana, ya que combina un diseño atrevido, tiene tintes de deportividad pero todo con un tamaño razonable para la ciudad.

 ADENTRO ESTÁ AÚN MÁS MEZCLADO

Al entrar al Juke todo es diseño, parece una obra de un artista moderno. En su interior, la deportividad se mantiene, con un habitáculo de estilo cockpit y una consola inspirada en los estanques de las motos. Con un acabado de alto brillo (que puede ser rojo metalizado o gris), le da un aire divertido al Juke, modelo que está basado en la flexible plataforma B de Nissan. La palanca de cambios está situada muy cerca del volante, en la parte superior de la consola y cerca del piloto. Por su parte, los relojes del cuadro instrumental están situados bajo una esfera flotante, que también se inspira en las motos de gran cilindrada. En el modelo Upper Turbo, que probamos, cuando se arranca el motor, los instrumentos cobran vida y las agujas hacen el recorrido completo ida y vuelta, tal como ocurre en las motos y en el Nissan 370Z.

Al centro, en la consola hay muchos espacios para dejar latas, botellas, o un smartphone. Al centro de ella, está hay algo que nos llamó mucho la atención y que es una de las cosas innovadoras de este Juke. Es el sistema con botones con doble función cuando se activa el climatizador o el sistema de gestión del motor I-CON (que en día de sol se ve muy poco), ya que estos mismos pulsadores sirven para una cosa u otra dependiendo si activamos los modos "Climate" o "D-Mode". Es un sistema muy ingenioso que permite no saturar la consola de displays o comandos, lo que facilita el uso intuitivo y limpia bastante el interior.

En general, adentro hay una combinación constante de negro con rojo, asociado a un atractivo tapiz negro con costuras granate. El tablero integra (desde la izquierda) el botón de desconexión del ESP que está muy escondido, al costado los mandos de los espejos retrovisores, también poco visibles. A la derecha el botón de partida, también poco visible. Por su parte, el volante, multifunción, integra control de audio, de teléfono y de control de crucero. Sus botones superiores funcionan bien, aunque algunos son muy pequeños (como el de volumen) y nos exigirán quitar la vista del volante para saber cual queremos presionar.

Al centro, el cuadro de instrumento suma dos esferas y un semicirculo,con un display naranjo muy completo (similar al del Nissan Versa). A la izquierda el indicador de rpm, en la derecha la de la velocidad y en un pequeño LCD central el computador abordo que suma temperatura del motor, autonomía, temperatura exterior, consumo instantáneo y promedio, entre otros. La forma de alternar de información es con un pequeño botón que está abajo del velocímetro, que es muy poco práctico ya que está muy lejos del conductor (ver foto inferior).

Por su parte, el espacio interior de Juke está muy bien logrado. Me sorprendió lo bien que anda en alto, ancho y poco menos es largo (bueno, es un crossover compacto). Además, los asientos de adelante tienen un muy buen soporte lateral que ayuda mucho a sujetar bien el cuerpo, y que se agradecen debido a la dinámica del motor. En general, casi todos los mandos son fácilmente accesibles desde la posición de conducción.

Lo que no me gustó es que integra una radio muy básica para lo que cuesta este Juke. Es la misma que integra el sedán Versa (con CD MP3 y entrada plug-in stereo), pero sin la posibilidad de USB, algo que encuentro que le resta mucho, muchísimo, debido a que los que comprarán este Juke son principalmente jóvenes, que son cada día más integrados a la tecnología. Por su parte, el audio es correcto, no sobresaliente, ya que le faltan más agudos.

Atrás, las puertas son algo más pequeñas de lo habitual, lo que limita un poco el acceso. Ya adentro, y según sea la altura del conductor, este quedará más o menos espacio para las piernas, aunque está dentro del promedio de lo que sería un hatchback mediano. En altura no existen problemas y en ancho es similar al espacio del Versa, no así en largo.

En cuanto a espacio de carga ofrece 251 litros de capacidad en su maletero, que encuentro poco, pensando en familias jóvenes con un hijo, por lo menos. Este es ampliable hasta los 830 litros si abatimos los asientos.

MOTOR EXCEPCIONAL Y UNA CALIDAD DE RODADURA SUPERIOR

Esta versión Upper Turbo intregra el motor turboalimentado (MR16DDT) de inyección directa (DIG-T), que es uno de los más potentes de su segmento al desarrollar 190 HP a las 5.600 rpm y 240 Nm de par. Esta combinación de inyección directa y turbo proporciona la potencia y la respuesta de un motor de 2.5 litros con la economía de consumo de un motor de 1.8 litros. Este motor transmite la potencia a las ruedas delanteras(en Chile no está disponible la versión de tracción permanente) por medio de una transmisión manual de seis marchas.

Por eso decimos, que más allá de sus líneas "particulares", lo que más resalta del Juke es su manejo, su dinámica y respuesta motriz. Es un item en que me sorprendió bastante, más que nada por las reacciones de su motor 1.6T de 190 CV con una carrocería que lo acompaña muy bien, debido a un centro de gravedad más bajo que la mayoría de los crossover/SUVs (aunque varios de su segmento han ido bajando su altura, para lograr un mejor comportamiento).

Como seguramente sabrán, esta nueva motorización está dentro del concepto mundial de bajar cilindradas, bajar consumo pero manteniendo o aumento la potencia, más conocido como "Downzising". Este notable y compacto 1.6 litros turbinado permite mover al Juke con mucha agilidad, permitiendo aceleraciones de poco más de 8 segundos de los 0-100 km/h y llegando a una velocidad máxima de 215 km/h, y realmente se sienten.

Es un motor muy elástico, que se "estira" muy bien (sobre todo en modo Sport). Si circulamos a velocidad de crucero (130 km/h en 6ta marcha) la aguja del tacómetro irá a 3.100 RPM, lo que lo lleva desahogado, aunque más alto en revoluciones que en otros vehículos con seis marchas. La mejor respuesta está entre la tercera y cuarta marchas llevándolo alto en vueltas, cuando el turbo se "destapa" con más fuerza permitiendo unas recuperaciones notables.

TABLA RPM NISSAN JUKE 1.6T 6MT
A 130 km/h: 3.100 en 6ta; 3.350 en 5ta y 4.100 4ta
A 120 km/h: 2.800 en 6ta; 3.250 en 5ta y 3.850 en 4ta
A 110 km/h: 2.600 en 6ta; 3.100 en 5ta y 3.600 en 4ta
A 100 km/h: 2.600 6ta; 2.900 en 5ta y 3.400 en 4ta
A 90 km/h: 2.400 en 6ta; 2.700 en 5ta y 3.200 en 4ta

Además de sus cualidades dinámicas, este motor turbo de 1.6 litros y 190 caballos (a las 5.600 RPM) está muy bien aislado. Es más un recuperador que un "velocista". En general no hay mucha demora del turbo (turbo-lag) y siempre hay torque con abundancia desde bajas revoluciones, por lo que se obtiene una excelente sensación de aceleración. El mejor rendimiento de este motor es de 240 nm entre los 2.200 a los 5.600 RPM.

Además sus prestaciones son óptimas, en todo el test logramos unos 11,5 km/l en consumo en ciudad, de 17,4 km/l en carretera entre 90-100 km/h y un mixto de 14,5 km/l. Que me parecen bastante adecuados para las dimensiones y espíritu deportivo del Juke.

Los balanceos de carrocería típicos de un todoterreno son prácticamente inexistentes y la sensación al volante es que vamos manejando un hatchback mediano algo más levantado.En general, al llevarlo al límite, el Juke se balancea muy poco, sobretodo en curvas cerradas. Dobla muy bien, plano y se siente tan ágil como el mejor de los compactos deportivos. Además el sistema de gestión del motor es bastante efectivo. Como explicábamos antes, este afecta a varios parámetros, dirección y climatización, asociado a tres modos de conducción: Normal, Sport y Eco, recomendamos llevarlo en Sport ya que el consumo no se dispara tanto y la dinámica de manejo se torma más entretenida, sin llegar a ser "racing". Por su parte, en ciudad el Juke es muy ágil, tiene un ángulo de giro buenísimo, lo que permite que estacionarlo se haga sin problemas.

Profundizando, se nota mucho la facilidad e inmediatez con que sube de vueltas cuando seleccionamos el modo "Sport". En modo Normal es más quilibrado, con una respuesta diría que 30% inferior al modo deportivo y un porcentaje 15% inferior en modo de economía total"Eco".

Al llevarlo más al límite, el ESP actúa rápido lo que permite controlarlo haciendo pequeñas correcciones al volante y acelerador. El esquema de suspensión utilizada es independiente MacPherson con muelles helicoidales en el eje delantero y trasera con barra de torsión y muelles multibrazo en el eje trasero de una excelente respuesta y con una rigidez justa. Por su parte la dirección es de piñón y cremallera asistida eléctrica con un tacto excelente, más considerando que este tipo de direcciones no eran precisamente las con mejor tacto para el conductor, lo que ha ido evolucionando con el tiempo.

En general la calidad de rodadura es notable, tiene andar de un vehículo "Premium", o más de un compacto europeo, aplausos para Nissan en este aspecto. Está muy bien aislado con un silencio ya al manejarlo muy bien logrado.

Por su parte, en ralentí, apenas se siente el motor prendido, como que tuviera integrado un sistema Start/Stop (que además sería bueno que lo incluyera). Por su parte, el tacto de la caja es algo áspera, lo que no me gustó mucho.

Concluyendo esta prueba del Juke Upper Turbo, lo vemos, y más allá de sus líneas tan particulares, como un crossover compacto-deportivo muy interesante, más para quienes busquen una dinámica de manejo mucho más "alegre" que otros de sus segmento, con una respuesta digna de los compactos deportivos. Para los que quieren un manejo más "placentero" opten por las versiones aspiradas Además tiene un consumo reducido para su potencia. Un auto distino que sorprende más que por sus línea, en como sabe responder.

¿Qué te pareció el nuevo Nissan Juke?, coméntanos.

powered byDisqus