Tecnobólido: La equivalencia a consumo de combustible de un auto eléctrico

Con la llegada de los vehículos eléctricos y de rango extendido, se abrió una duda que no se había pensado antes. ¿Cómo considerar y comparar el consumo de un auto eléctrico con uno convencional? En la gran mayoría de los mercados existe algún tipo de normativa donde se publica en los vehículos el consumo de combustible medido oficialmente, que sirve para que el futuro comprador haga la comparación entre uno y otro modelo.

Como no había una manera de hacer una comparación entre un auto convencional y uno eléctrico, en junio del 2010 fue aceptada la norma SAE J1711 para medir el consumo en autos híbridos y eléctricos, la que se comenzó a utilizar en noviembre del 2010. Esta nueva equivalencia para los vehículos eléctricos fue hecha por la EPA (la Agencia de Protección Ambiental de EEUU) Como en ese país el rendimiento se mide en millas por galón de combustible (MPG)la equivalencia se le llama MPGe, con la e por equivalencia a consumo de gasolina.

La conversión a MPGe tiene distintas formas, ya que hay fórmulas para cada tipo de vehículos, y es bastante más complejo de calcular que el buen "kilómetros por litro" de un auto convencional. Si bien esta denominación existe y funciona para todos los vehículos con energía alternativa, sea con hidrógeno, gas natural, etc, su uso más notorio e importante es para los vehículos puramente eléctricos, con rango extendido, o híbridos enchufables.

Para hacer la equivalencia se usa la energía almacenada en los combustibles. Así por ejemplo, al quemar un galón de gasolina (3.8 litros) se tienen 115000 BTU, y la cantidad de energia eléctrica necesaria para equiparar esa energia es de 34 kWh. Por lo tanto, en los vehículos netamente eléctricos, un MPGe es la distancia que puede recorrer con esa cantidad de energía eléctrica (34 kWh) lo que resulta ser equivalente a un galón de gasolina.

La ecuación que se usa en este caso es la siguiente:

En los casos de vehículos eléctricos con rango extendido, o híbridos con modos netamente eléctricos, se mide el rendimiento por separado, es decir usando sólo el combustible líquido, y las baterías eléctricas por separado, tal como se ve en la imagen de portada, que coresponde a la etiqueta del Chevrolet Volt.

Sin embargo, aún queda un tema por solucionar. Si bien la equivalencia aclara algo el tema respecto a rendimiento, no queda explícito el tema de costos de combustible, donde el vehículo eléctrico gana con creces. Para tener una idea, si se circula durante un año usando sólo energía eléctrica, y al otro año usando sólo gasolina, como podría ser el caso del Volt, resulta ser que manejar la misma distancia sale más de 3 veces más caro con gasolina que con energía eléctrica. Esa conversión a costo la debe hacer el mismo usuario, ya que al igual que con a gasolina y el diesel, la diferencia de precio no es igual en todos los países. Por ejemplo, en Chile la energía eléctrica es muy barata comparada con otros países, como Noruega por ejemplo, por lo tanto la diferencia de ahorro entre un combustible y otro varía a veces considerablemente.

Fuente: Wikipedia

powered byDisqus