Honda CR-V 2.4L 5AT EXL Full: Más moderna, eficiente, ecológica y urbana

La nueva CR-V 2012 se mantiene como lo que siempre fue. Una opción versátil, bien fabricada y de un manejo agradable. Súmele a ello un nuevo paquete tecnológico 2012 muy completo que la transforman en una opción recomendable. Precio: CLP $ 17.990.000...

Hace un par de semanas asistimos al lanzamiento y prueba de la nueva Honda CR-V. Y como hay plazo que no se cumpla y deuda que no se pague... ahora les contaremos en nuestro test drive de Bólido todos los detalles de la nueva generación de esta popular SUV que ya aterriza en su cuarta generación y que presenta un cambio importante en muchos sentidos. 

Además este modelo tiene una rica historia. La CR-V es uno de los vehículos más importantes para Honda en los últimos años ya que representa más de 2.6 millones de unidades vendidas en 160 países, desde su lanzamiento en octubre de 1995. En Chile es una de las SUV compactas más exitosas debido a su versatilidad, calidad y fiabilidad. 

Esta nueva generación del Honda CR-V busca más bien cautivar a familias jóvenes y mujeres en búsqueda de una SUV pequeña. Para ello ofrece atributos para quienes se preocupan por el medio ambiente (menor consumo de combustible), seguridad y para quienes buscan funcionalidad, tecnología, entretenimiento y un diseño atractivo.

A grandes razgos, la CR-V está cada vez más alejada de esa antigua imagen de líneas cuadradas y de la bienvenida a cada vez mayores curvas, un perfil levemente afilado, formas redondeadas y focos principales con un estilo prácticamente felino. Es que la época actual es para los 4x4 "light" para conductores que rara vez abandonan los caminos pavimentados y por eso este aspecto cada vez más de turismo, más citadino.


ENTREMOS EN DATALLE

El modelo que probaremos es la CR-V EXL con un motor 2.4 litros,de 185 CV acoplado a una caja automática de 5 velocidades. Su precio: CLP $17.990.000. Además se espera que a contar de junio arriben las unidades fabricadas en México con las versiones EX 4x4 (CLP $ 15.990.000) y el LX 4x2 a CLP $14.990.000. La competencia está básicamente en Kia Sportage, Hyundai Tucson, Toyota RAV4, Mitsubishi ASX, VW Tiguan, Mazda Cx-5 y Renault Koleos, entre otros.

EL full EXL ofrece de equipamiento climatizador bi-zona, asientos de cuero con ajuste eléctrico, techo eléctrico, volante ajustable en profundidad y altura y un extraordinario equipo de audio con lector de MP3/CD/ USB, seis parlantes y subwoofer, con controles en el volante, entre otros elementos de confort. Y al igual que el Civic Sedán y Civic Coupé Si 2012 incorpora la pantalla inteligente de información multiple (i-MID) de 5 pulgadas color como equipo de serie, la que se controla desde los mandos al volante.

Las versiones 4WD siguen empleando el sistema de tracción 4x4 Real Time (Intelligent Control System). Además ahora agrega el sistema Eco Assist (el mismo de los Civic, ver fotos), el que ubicado a ambos lados del velocímetro tiene arcos iluminados que se iluminan en color verde si se conduce eficientemente o blanco si no. El modo ECON es un botón de color verde situado a la izquierda del volante, el cual al presionarlo se modifican varios parámetros de funcionamiento del auto para mejorar el rendimiento de combustible.

En el item seguridad suma el sistema VSA, frenos con ABS y EBD, sistema de monitoreo de la presión de los neumáticos, bolsas de aire laterales con sensor de posición y estatura del pasajero (OPDS), airbags laterales tipo cortina con sensor de volcamiento y airbags delanteros de dos etapas. Además el diseño de los asientos delanteros ayuda a reducir la gravedad de las lesiones en el cuello en caso de ser impactado por detrás.

 

CAMBIOS EVIDENTES ADENTRO Y AFUERA

Para poder seguir competiendo en el ultracompetitivo mercado actual, Honda rediseñó esta SUV otorgándole un aspecto más deportivo, grande (aunque no lo es) y lujoso. Las nuevas líneas de la Honda CR-V tienen un estilo más refinado y urbano. Mide 4.530 mm de largo (25 mm más corta que la actual), mantiene intacto su ancho en 1.820 mm, mientras que su altura se redujo en 30 mm totalizando 1.655 mm. Su batalla alcanza los 2.620 mm. Monta de serie neumáticos Bridgestone de medida 225/65 R17 con llantas de aleación de cinco rayos. Además se redujo en 29 kilos su peso total.

Los cambios más evidentes parten adelante. El frente ahora es más protuberante, con una parrilla y grupos ópticos muy al estilo de los que estrenara el Accord. Esta cuarta generación el Honda CR-V adopta un estilo esculpido más profundo de las líneas de la carrocería y una vista delantera más audaz mediante una rejilla resaltada con tres barras horizontales y luces principales multirreflectoras colocadas más profundo.

 

Por el costado se nota una cintura algo más elevada y en la parte posterior adopta una nueva tercera luz de freno que va integrada al centro del spoiler trasero, los clásicos grupos ópticos verticales que ahora parecen adentrarse hacia la parte superior del portalón, adoptan un estilo mas tridimensional que complementa más el diseño.

Concretamente en esta nueva generación la firma nipona Honda buscó entregar un producto con formas modernas pero con una parte posterior quizás más difícil de digerir (cosa de gustos...) debido a esos grandes focos traseros montados a los costados le dan un toque bastante particular. Pero eso no importa tanto, ya que a la CR-V le hacia falta un cambio sobre todo desde el punto de vista estético ya que el modelo anterior ya tenía más de cinco años.

 

POSICIÓN DE MANEJO MÁS BAJA, CERCANA A UN TURISMO

Al abordarla, encontramos que tiene una posición de manejo ligeramente más baja y más similar a la de un auto, pero sin dejar de sentir que vamos en una SUV. Su interior ofrece más espacio que antes en todas dimensiones, especialmente para las piernas en ambas filas de asientos. El tablero y los mandos también fueron rediseñados, con plásticos duros. Eso sí, se hechan de menos más materiales blandos suaves al tacto. En general se nota bien armada y prácticamente libre de ruidos al circular por carretera.

Los asientos delanteros son bastante grandes (tapizados en cuero negro) y proporcionan una sujección satisfactoria. Atrás el espacio para pasajeros es bastante amplio, suficiente para llevar incluso a tres adultos, ideal para viajes largos. Además Honda no olvidó en esta cuarta generación que una SUV actual tiene que ser tanto deportiva como práctica, así que equipó a la CR-V con un espacio de carga amplio.

 

Las plazas traseras se pliegan en proporción 60-40 con la particularidad de que se puede plegar cada lado del asiento automáticamente hasta quedar casi plano al frente del área de carga empleando una de las pequeñas palancas que se encuentran cerca de la puerta trasera o con solo tirar una correa que está al lado del asiento.

Y como ya lo habíamos visto en el test del  nuevo Honda Civic, Honda integró dos monitores en la zona central del panel de instrumentos. La pantalla principal se encuentra en la zona central del tablero cerca del conductor. De esta manera se minimiza el riesgo de accidentes por distracción.

 

Este display incluye un indicador de combustible al instante y de autonomía e indicador de la temperatura exterior. En general la instrumentación es muy legible, con una gran circunferencia y un display central multifunción. En general todos los mandos están accesibles y tiene diversos detalles que hacen un vehículo práctico y agradable de utilizar a diario. Incluso se siente más amplio que el anterior sin ser más grande.

Además al costado izquierda de la consola integra un botón para el sistema ECON. Este mecanismo mejora el rendimiento del combustible. Para ello, en el tablero, concretamente en los costados del velocímetro, muestra unas luces de color verde si se está conduciendo de buena forma y por lo tanto ahorrando combustible, y una luces blancas si el manejo no es el más óptimo y se está gastando más de lo necesario. Al activar este sistema para la conducción se nota un que los cambios pasan a bajar RPM y una aceleración más calma (por lo que si no se está apurado, aprete el botón y consumirá menos combustible).

 

El volante tiene ajuste en altura y profundidad y lleva incorporados varios botones para manejar algunas funciones del equipo de sonido, Bluethooth y control de velocidad crucero. La caja automática está en el tablero y cerca del volante, lo que facilita su uso, al igual que el modelo precedente.

También destacamos el excelente equipo de audio, con subwoofer y seis parlantes, con un audio superior a la anterior generación. Además la conectividad con Ipod/iPhones y una serie de dispositivos USB es muy fácil y "amigable".

MÁS SILENCIOSA Y RESPONDE BIEN

Como explicabamos antes, su forma de manejo, su posición es cada vez más cercana a la de un turismo. Incluso tiene una altura menor al suelo (30 mm) que a pesar de esta disminución, le permite moverse por todo tipo de caminos sin mayores problemas. Por ello, en carretera, el Honda CR-V tiene unas reacciones cercanas a la de un sedán, con muy poco balanceo.

En carretera es donde más destaca, en donde es más agradable de conducir gracias a una significativa reducción del ruido en su interior. Para ello se aplicaron reducciones significativas al impacto del ruido, las vibraciones y la severidad (NVH) en toda la carrocería y el chasis para mejorar la tranquilidad y la calidad de desplazamiento, que realmente se sienten.

En ciudad también se desenvuelve bien ya que no tiene reacciones difíciles de controlar. Aquí la suspensión fue diseñada para ser cómoda más que deportiva y absorber las imperfecciones del camino con facilidad, aunque a veces se siente en exceso blanda.

FALTÓ CONTROL DE DESCENSO Y UNA SEXTA MARCHA

El CR-V funciona, en condiciones normales, como una tracción delantera pero, gracias al sistema Real Time, el eje posterior se conecta automáticamente en cuanto se detecta una pérdida de motricidad. Uno no puede elegir cuando la tracción que desee, es este sistema el que se encarga de determinarlo. Esto está, claramente, en la línea de crear un vehículo más eficiente que adapte su rendimiento al terreno en el que se encuentra.

 

Este sistema AWD también está encaminado a ofrecer mayor seguridad que a las incursiones off road. Fuera de camino responde bien al exigirla aunque hubieramos preferido un modo secuencial de seis marchas, ya que con las cinco automáticas (Directa, D3, Segunda y Primera) son de desarrollos muy largos lo que hace que frente a caminos malos en bajada sea necesario usar mucho el freno y no se puede controlar el descenso con los cambios, porque el Primera logra mucha velocidad, equivalente a una segunda marcha mecánica.

Por su parte, la dirección es suave, de fácil manejo y tacto. La suspensión también es muy destacable, casi ni se perciben los baches, lo que entrega un alto confort de marcha, con mucho aplomo al circular por zona de curvas ya que la carrocería no inclina tanto y tiende poco al subviraje; rueda plana y se nota muy estable. Por su parte, los frenos son excelentes y ofrecen un buen balance. 

EL CONOCIDO BLOQUE 2.4 LITROS, PERO POTENCIADO

Su motor es un bloque bencinero de cuatro cilindros y 2.354 c.c. de 16 válvulas DOHC con i-VTEC que ahora entrega 185 HP a 7.000 vueltas y un torque de 222 Nm a 4.400 vueltas. Mantiene la caja automática de cinco marchas. Los 19 caballos extras de potencia se lograron por medio de ajustes finos en partes y piezas del motor. Este tiene retoques al archiconocido 2.4 litros (el mismo del Accord) .

Si bien el motor de 2.4 litros se mantiene de la anterior CR-V, en este se nota el incremento de potencia de 166 a 185 CV, sobretodo en terrenos con pendientes o en mal estado donde se requiere un motor potente. La transmisión automática de 5 velocidades funciona bien en carretera, aunque se podría haber incluido una sexta marcha, sobretodo para llevarla más relajada y así economizar más.

 

Sobre su dinámica de marcha, destaca por su agradable suavidad, bajo nivel sonoro y la facilidad con la que alcanza altos regímenes. La planta motriz es lo suficientemente potente para un manejo divertido, pero no explosivo. Responde básicamente bien cuando se le pide y mantiene velocidades de carretera rápidamente.

El rendimiento promedio EPA para la versión 4WD es de 9,2 km/l en ciudad y de 12,6 km/l en carretera. Sería un error comparar su planta motriz con otras de más cilindros, pero aún así su desempeño es aceptable. Ahora en esta prueba logramos consumo razonable para una SUV, de 11,7 km/l en carretera y 8,5 km/l en ciudad. Además va a bajar RPM a 120 km/l, a poco más de 2.000 RPM lo que favorece los consumos.

 

En concreto la nueva CR-V 2012 se mantiene como lo que siempre fue. Una opción versátil, bien fabricada y de un manejo agradable, aunque le falta una sexta marcha con modo secuencial. Súmele a ello un nuevo paquete tecnológico más completo que la transforman en una opción muy recomendable para quien busque comodidad total para uso en carretera, en ciudad y que ocasionalmente circule por zonas no asfaltadas y sin llevarla a dificultades extremas.

 ¿Qué te pareció la nueva Honda CR-V?, coméntanos.

FICHA TECNICA RESUMIDA HONDA CR-V 2012 2.4L 5AT

Cilindros:  4 en línea, 16 válvulas
Cilindrada 2354 cc
Potencia: 185/7000 Cv/rpm
Torque: 220/4300 Nm/rpm
Transmisión Automática 5 velocidades
Frenos: (Del. - Tras.) Discos ventilados - discos
Suspensión delantera: Independiente tipo Mc Pherson.
Suspensión trasera: Independiente con brazos longitudinales y barra estabilizadora.
Largo: 4530 mm
Ancho sin espejos: 1820 mm
Alto 1665 mm
Peso 1523 kgs
Estanque de combustible 58 lts
Distancia entre ejes 2620 mm

powered byDisqus