Chevrolet Sonic LT 4P 1.6L 6AT: Los small sedán también saben responder

El Chevrolet Sonic sedán AT tiene algunos detalles mejorables en su equipamiento y en su caja automática. Sin embargo, sus atributos como la alta calidad constructiva, facilidad de manejo, aplomo en carretera, diseño moderno y la buena ergonomía interior lo hacen sumar varios puntos. Precio versión testeada: CLP $ 8.590.000.

Para tener una idea completa de lo que es la gama de Chevrolet Sonic, GM Chile nos facilitó esta vez la versión tope de línea de su modelo Sonic (Sedán 1.6 LT 6AT), nuevo integrante de la familia del corbatín dentro del segmento small y hatch y sedán. Básicamente estos dos modelos buscan consolidar el posicionamiento de la marca norteamericana en la parte alta de este nicho de mercado.

El Chevrolet Aveo es el reemplazante a corto plazo del Aveo y es básicamente su nueva generación a nivel mundial. Por ello, en algunos mercados como el chileno, se denomina Sonic para mantener al Aveo dentro de la oferta de productos de General Motors. Cabe destacar que en Chile el Aveo no desaparece todavía, pero si se acotarán las versiones disponibles para mantener al Sonic como un subsegmento de los compactos más equipados.

 

PRECIOS CHEVROLET SONIC 2012
SONIC HB 5P 1.6 MT: $ 6.890.000
SONIC LT HB 5P 1.6 MT: $ 7.690.000
SONIC LT HB 5P 1.6 AT: $ 8.490.000
SONIC NB Sedán 1.6 MT: $ 6.990.000
SONIC LT NB Sedán 1.6 MT: $ 7.790.000
SONIC LT NB Sedán 1.6 AT: $ 8.590.000 (nuestro test)

El nuevo Sonic sedán que probamos se posiciona también entre el Aveo y el Cruze en el segmento de los sedanes de entrada de la del corbatín. Al igual que el Cruze y el Spark, el Sonic en sus dos versiones es desarrollado por la filial de GM en Corea. Como competencia, el Chevrolet Sonic se enfrenta al nuevo Ford Fiesta Sedán y a los recién llegados Nissan Versa y KIA Rio4, Hyundai Accent y el Toyota Yaris Sedán, entre otros.

 

Y tiene una misión clara. Este nuevo integrante de la familia Chevrolet, busca consolidar el liderazgo de la firma norteamericana en el segmento de los small sedán y hatchbacks, y con miras a la parte alta de este nicho. Está orientado a clientes jóvenes de ente 27 y 35 años de edad, que buscan satisfacer necesidades de diseño, performance y equipamiento.

Todas las configuraciones con que llega el Sonic a Chile montan un 1.6L con doble árbol de levas a la cabeza (DOHC), con tecnología de variación de apertura de válvulas (VVT) y una potencia de 115 HP (torque de 155 Nm a 4.000 RPM), dependiendo de la versión, integran una transmisión manual de cinco relaciones o una automática de seis.


En el caso de la versión la LT, que es la que probaremos en Bólido, el equipamiento de seguridad consiste en frenos ABS y dos airbags. Eso si, es lo justo para nuestro mercado y creemos que debería estar disponible en todas las versiones, así como airbags de cortina y controles ESP, por lo menos como opción.

Entrando más en detalle, el equipamiento es el siguiente: dirección asistida, doble airbag frontal, cierre central, vidrios eléctricos totales, espejos eléctricos, llave con mando a distancia, volante regulable en altura y profundidad, apoyacabezas regulables en altura, radio CD con MP3 y conector plug y sin USB (debería traerlo pensando en su segmento). Además esta ersión LT suma aire acondicionado, faros antiniebla y ABS. El precio de la versión testeada del Soni LT NB Sedán 1.6 AT es de CLP $8.590.000.

 

DISEÑADO PARA LOS QUE CONSTRUYEN FAMILIA

En su configuración para Chile, en Chevrolet aseguran que el Sonic se orienta a dos segmentos: en el caso de la versión hatchback, a los jóvenes profesionales y universitarios que buscan un auto que los identifique y que además cuente con un buen diseño, performance y equipamiento. Mientras que la versión sedán se focaliza en aquéllos que están construyendo su familia y buscan comodidad y seguridad, sin dejar de lado el diseño.

Para los más "juveniles", les interesará que el diseño interior del Sonic y de su panel digital está inspirado en las motos y en donde se buscó darle un look deportivo junto a lo práctico, como la multiplicidad de espacios especialmente diseñados para el celular o reproductor de música (como una pequeña guantera en la consola) y que rompen los códigos tradicionales.

 

Mantengo lo que dije antes del Sonic HB, me gustan sus líneas, además no lo encuentro tan similar al anterior Aveo como pensaba a priori. Ahora siento que se transmiten más fuerza y un mayor espíritu deportivo. Exteriormente destacan sus líneas suaves, curvas, con un frontal nuevo, con nuevos grupos ópticos descobiertos (sin mica protectora y sus ópticos delanteros redondos y expuestos están inspirados en las luces de las motos). Al centro dos pequeñas tomas separadas al centro por el corbatín dorado de Chevrolet (tan característico) y de gran tamaño. La superficie del capó presenta una sutil línea divisoria central, así como rebotes laterales que se extienden desde el inicio del capó hasta su extremo final otorgándole un aspecto fluido y agresivo.

Para los más prácticos, les contamos que este modelo tiene un maletero con capacidad de 502 litros para el sedán. Por su parte, las medidas exteriores son de 4.399 cm de largo, con un ancho de 1.735 cm y un alto de 1.517 cm. En tanto, la distancia entre ejes es de 2.525 cm. En términos de estética, el Sonic luce un aspecto decidido y enérgico. Sus líneas transmiten fortaleza, estabilidad y espíritu deportivo e incluso sugieren movimiento cuando el auto está detenido. Monta de serie neumáticos Hankook de medida 195/65 R15 con llantas de aleación en esta versión (lamentablemente esas atractivas llantas R17 de cinco rayos que se ve en las fotos internacionales del modelo no llegan a Chile.

 

Atrás, el vidrio se prolongó buscando el techo, lo que se traduce en más espacio vertical para los ocupantes traseros, una mejora de la aerodinámica y mayor visibilidad general. El borde superior de la tapa del maletero incorpora un pequeño alerón que mejora el flujo del aire. Los ópticos posteriores llevan lámparas dobles, en donde la luz roja llama la atención sobre las luces de marcha atrás.

POSICIÓN DE MANEJO OPTIMIZADA

Al entrar al habitáculo se ve muy bien, aquí resalta instantáneamente el panel de instrumentos, que proviene del Spark, complementado con un computador abordo, mientras que el volante, tablero, consola central y botonería tienen una clara inspiración en el Cruze, es una especie de "grandes éxitos" de varios modelos de Chevrolet.

Adentro el Sonic exhibe el diseño de cabina doble, rasgo inspirado en el Corvette. Otro elemento importante es el panel de instrumentos envolvente, que se prolonga hacia las puertas delanteras. La posición de manejo entrega un volante con modificaciones de altura y profundidad, además de regulaciones en el asientos, lo que permitirá que muchos conductores encuentren la postura ideal.

 

Todos los materiales del interior son duros pero con una terminación agradable al tacto. Hay ciertos plásticos que tienen un acabado cromado. Los polímeros son duros pero de buena calidad y elevan al Sonic a terminaciones de autos de categorías más altas. Los detalles como las salidas del aire acondicionado, el volante de tres brazos, el diseño del tablero similar al Spark, hacen referencia al de una moto, que le dan un toque diferente, fresco y moderno (claro, cosa de gustos).

Otro detalle interesante es la doble guantera del lado derecho en la que se puede esconder el reproductor MP3 de una manera segura y dejando espacio en la segunda guantera (debajo) para papeles y otras cosas. Lo que sí, debieron integrar un puerto USB y controles al volante, más aún considerando que el Sonic está fuertemente orientado familias jóvenes amantes de la tecnología y que estos elementos los agradecen, y mucho.

Respecto a la redio, la calidad del sonido es bastante buena, con muchos agudos y bajos. Cuenta con AM/FM/CD/MP3 y 4 parlantes que ofrece una calidad sonora adecuada e incluso superior para su precio.

El tablero incorpora un gran tacómetro analógico combinado con un velocímetro asímetrico con una amplía pantalla digital LCD. Tanto el panel como el diseño de la columna central cuentan con iluminación en color "azul cielo". Otro aspecto negativo es el sistema de climatización, muy abajo en la consola lo que obliga a quitar mucho la vista del camino, pero en general es bastante intuitiva, y no costará mucho aprender a usarla sin quitar la vista del camino.

Sobre su ergonomía, el espacio es suficiente para cuatro ocupantes. Lo mejor está en sus plazas delanteras con espacio de sobra en todas las direcciones, en las traseras es particularmente amplio, con una buena altura longitudinal y sorprende en alto. Punto destacable es su gran maletera de más de 500 litros, suficiente para toda la familia, eso sí, con una boca de entrada del maletero algo pequeña.

MOTOR NO TAN ENÉRGICO DEBIDO EN PARTE A SU CAJA AT

Nuestra unidad de prueba está propulsada por un motor de gasolina de 1.598 c.c. de desplazamiento que eroga 115 HP a 6.000 rpm y entrega un torque de 155 Nm a 4.000 rpm. Se trata de un bloque de hierro fundido hueco y culata de cilindro de aluminio, que pesa un 3% menos que las anteriores generaciones de la misma familia de motores, teniendo una mayor firmeza y resistencia estructural.

 

Cuenta con 16 válvulas y doble árbol de levas con sincronización de válvulas variable continua. Este motor, en relación al Aveo dispone de mejores sistemas de gestión térmica y circuitos de agua. La culata de los cilindros se rediseñó para mejorar la transferencia de calor y la distribución de agua. La temperatura inferior del agua de refrigeración contribuye a mejorar la eficiencia en el consumo por medio de una reducción menor. Cuenta con una correa de distribución dentada que se reemplaza cada 10 años o 160.000 kms.

En general este 1.6L es suficiente para mover al Sonic, sobretodo cuando no se busca velocidad. Se comporta correcto, aislando el ruido del exterior en bajas RPM, eso sí, sobre las 3.000 revoluciones entra mucho ruído del motor. Cuando llega el momento de exigirle, este subcompacto se puede llevar con rapidez, pero menos que la versión con caja mecánica, además su motor no destaca por ser tan "torqueador". El 1.6 litros entrega interesantes 115 CV de potencia máxima. pero no da mucha fuerza para su potencia y varias veces me dio la sensación que le cuesta girar rápido.

 

Va asociado a una transmisión automática inédita en este segmento de seis marchas (HydraMatic), donde las cajas de engranaje están ubicadas sobre el mismo eje que la línea central del cigueñal del motor, lo que hace que la unidad del tren motriz sea más corta.

Gracias a la amplia relación de marchas, la caja tiene una primera marcha corta y una sexta muy larga. Encontramos que en el modo D (Directa) la respuesta de la caja era un tanto tardía a las órdenes dadas por el acelerador. Al exigirlo advertimos cierto grado de rumorosidad en el interior del habitáculo.

 

El modo manual se apoya en un botón en el pomo de la palanca de velocidades; no hay manetas para divertirse. Con esta potencia, torque y una transmisión de relaciones cortas –en tercera llega sólo a 110 km/h a 6,250 rpm–, el Sonic se mueve con suficiente soltura en cualquier tipo de situación. Para el 0–100 km/h le toma unos 12 segundos y su velocidad máxima es de 186 km/h.

Respecto al rendimiento de combustible, el nuevo integrante de Chevrolet tiene un rendimiento en ciudad en torno a los 10 km/l y en carretera de 16 km/l.

 

RENDIMIENTO KM/L CARRETERA
CAMBIO 6ta/5ta /4ta / 3era
120 km/h: 14,4; 13,8; 13,1; 12,6
110 km/h: 14,6; 14,1; 13,5; 13,0
100 km/h: 14,9; 14,4; 13,9; 13,2
90 km/h: 15,2; 14,7, 14,1; 13,5

 Esta falta de "alegría" la podemos atribuir a que los desarrollos largos en 5ta y sexta marcha, las dos primeras son muy cortas. Están hecho para que el vehículo alcance la velocidad máxima en quinta y la sexta para el total desahogo. Un desarrollo así de largo favorece que el Sonic no sea ruidoso a velocidad sostenida y que no gaste mucho, pero obliga a utilizar el cambio de marchas con frecuencia para sostener un determinado ritmo. Además la caja AT es algo lenta de reacciones, sobretodo en aceleraciones bruscas.

CHEVROLET SONIC 1.6L SEDÁN AT: RPM POR CADA CAMBIO Y VELOCIDAD

A 120 km/h: 2.500 en ta; 2.900 en 5ta; 3.900 en 4ta y 4.900 en 3era
A 110 km/h: 2.300 en 6ta; 2800 en 5ta; 3.600 en 4ta y 4.700 en 3era
A 100 km/h: 2.100 en 6ta; 2.500 en 5ta; 3.200 en 4ta y 4.300 en 3era
A 90 km/h: 1.900 en 6ta;  2.300 en 5ta; 2.900 en 4ta y 3.900 en 3era

Al igual que el hatchback, el Sonic Sedán se siente aplomado, incluso más que su hermano cinco puertas, con un buen tacto del camino, aunque no tan logrado como en el Cruze, en donde el Sonic está un par de pasos atrás, diría que similar a la sensación del un Kia Rio4, aunque el Sonic se siente menos liviano, más aplomado al manejarlo, con una saga menos nerviosa que en el hatchback, debido a su mayor peso atrás.

La tracción es delantera y cuenta con suspensión McPherson (independiente) mientras que para el eje posterior del Sonic tiene un eje torsional. Filtra bien las imperfecciones del camino sin ser muy suave y transmite al conductor toda la información que necesita. Por ello, el andar del Sonic es bastante equilibrado entre confort ycon cierto tacto deportivo, lo que a muchos les gustará.

El tacto de los frenos es firme, con disco adelante/tambor atrás, que integran ABS en la configuración LT. En frenadas extremas el sistema antibloqueo actua rápido, pero de una manera algo violenta. Encontramos que en su configuración se debieron excluir los frenos de tambor por unos de discos en el eje trasero, lo que permitiría una frenada aún más contundente. La dirección es de asistencia hidráulica que percibimos suave, comunicativa, directa, siempre transmitiendo una buena información al conductor (de un feeling muy similar al Cruze).

 

Concluyendo, mantenemos nuestra opinión del modelo hacthback. El Chevrolet Sonic tiene algunos detalles mejorables en su equipamiento (por ejemplo sin puerto USB y controles al volante) o un mejor sistema de frenos, o una caja AT que reacciones mejor en las aceleraciones, además de ciertos problemas de aislación a altas RPM, que lo hacen retroceder algunos puntos.

Sin embargo, sus atributos como la alta calidad constructiva, facilidad de manejo, aplomo en carretera, diseño moderno y la buena ergonomía interior lo hacen sumar varios destacados. Sin duda, un sedán compacto interesante para quien busque un vehículo económico y con una calidad satisfactoria.

 

 ¿Qué te pareció el nuevo Chevrolet Sonic sedán?, coméntanos.

 

 

powered byDisqus