Toyota Zelas 2.5 LEi 6MT: Nueva receta para salir del aburrimiento

Por tacto, sensación de manejo, el Zelas es un coupé compacto recomendable. Eso sí, carece de elementos de confort y un diseño muy "noventero" que le restan varios puntos. Precio: CLP $13.990.000...

Hace más de un año que el Toyota Zelas arribó al mercado chileno en búsqueda de satisfacer una relativamente pequeña pero constante demanda por coupés de carácter deportivo pero con un precio atractivo. En el mercado chileno la oferta se ha ido complementando y actualmente tenemos modelos como el Honda Civic SI (directo competidor del Zelas) y en menor medida el Kia Koup.

El Zelas se comercializa en Estados Unidos bajo la marca modelo Scion tC, el cual ha logrado cinco estrellas en seguridad, siendo la máxima calificación otorgada por la National Highway Traffic Safety Administration (NHTSA). Uno de los principales motivos del resultado es el abundante equipamiento en seguridad del Scion Tc/Toyota Zelas, con un total de ocho airbags (frontales, laterales, cortina y rodillas), asociados a los elementos de seguridad activa tales como los frenos ABS con distribución electrónica de frenado EBD, control de estabilidad, etc.

PRECIOS:
Toyota Zelas 2.5 LEi 6MT: CLP $13.990.000 (nuestro test)
Toyota Zelas 2.5 LEi 6AT: CLP $14.990.000

Y esta nueva oferta del fabricante japonés es interesante ya que desde hace bastante tiempo, mejor dicho varios años que Toyota no tenía entre sus filas a un coupé "de tomo y lomo". Rebobinando el tiempo, recordaremos el paso por nuestro mecado del Paseo 1.5 que llegó en 1993 (derivado del famoso Tercel), el clásico Celica (que creemos es el que realmente reemplaza este Zelas) y una que otra unidad del Supra.

Por ello es que la introducción de Zelas es visto más por la necesidad de marcar presencia en un segmento donde Toyota no estaba, a pesar de su pequeño volumen de venta, pero que le sirve mucho a la marca para generar una imagen mucho más juvenil.

Toyota Chile, aprovechando la sinergia que fluye desde su filial estadounidense Scion, decidió (hasta algún tiempo) sumar a su gama de productos un ejemplar que lograra interesar a los compradores amantes del formato dos puertas. Por ello presentó en Chile el Toyota Zelas, un coupé de diseño inofensivo, pero equipado con un interesante motor.


Esta interesante planta motriz 2.5 litros integra doble eje de levas DOHC VVTi, 16 válvulas de apertura variable VVT-i que desarrolla una potencia de 180 caballos a 6.000 rpm y un torque de 235 Nm a 4.100 rpm, asociado a una transmisión manual de seis velocidades Gracias a su tren motriz, la versión con transmisión manual acelera 0-100 km/h en 8 segundos.

En seguridad se dispone de ocho airbags, control de estabilidad (ESP), inmovilizador de motor y fijaciones Isofix. En el apartado de confort, cuenta con aire acondicionado (sin climatizador) mandos de radio en el volante, maletero iluminado y volante con doble regulación, entre otros ítems.

HATCH NOVENTERO

Por fuera el Zelas hace recordar a esos notables hatchbacks de los noventa, como el mismo Celica. A nuestro juicio, es ahí donde se inspiraron los diseñadores de Toyota, en los autos de fines de los 80 y principios de los 90s. Recordemos que el Zelas es por sobretodo un coupé compacto, un Scion tC rebautizado ( Scion es una división de Toyota estrenada en el año 2002 cuyo objetivo es comercializar modelos juveniles, donde el tC/Zelas, es el modelo tope de gama).

Pero volvamos a lo nuestro. En sus trazos el Zelas muestra un diseño exterior distintivo y angular. Su carrocería mide 4.425 mm de largo; 1.795 mm de ancho y 1.415 mm de alto. Su batalla alcanza los 2.700 mm. Adelante nos encontramos con un frontal que por sí solo habla de su estilo deportivo con grupos ópticos de forma trapezoidal que ocultan faros redondos , una gran toma de aire en la parte inferior de su paragolpes.

Abajo están los espacios para los neblineros (encontramos impresentable que a Chile llegue sin ellos, más considerando que es un deportivo y por escencia siempre traen). Visto lateralmente, destacan sus llamativos neumáticos 215/50 R17 con llantas de aleación, y sus faldones laterales. Las puertas son de gran tamaño y permiten un acceso cómodo a su interior.

Por el costado sus líneas son simétricas y proporcionadas. La zona vidriada es escasa lo que permite elevar la sensación de corpulencia, de deportividad.

Atrás nos encontramos con un portalón que se abre como los antiguos liftbacks  el que baja suavemente haciendo un suave pliegue en la parte alta, en cuyo centro, justo sobre el portapatente se ubica la tercera luz de freno de tipo LED.

Atrás los grupos ópticos llaman la atención por su llamativo color rojo. La zona inferior de éstos se introduce en la zona del portalón, que puede admitir una buena dosis de litros de equipaje, teniendo en consideración que sus asientos posteriores son abatibles en proporción 60/40. Cuenta con una salida de escape cromada al costado izquierdo inferior del paragolpes. Eso sí, encontramos que atrás le faltó una terminación más deportiva, más jugada, ¿no creen?.

INTERIOR CÓMODO, SIMPLE Y CON PLÁSTICOS MEJORABLES 

Adentro lo que primero llama la atención es su habitáculo amplio, el que puede albergar hasta cinco ocupantes, cosa poco común en este segmento. El diseño del interior es práctico y cómodo, super ergonómico, preciso y sobrio. La posición de manejo es perfecta y es muy fácil encontrar una posición cómoda a pesar de no tener butacas eléctricas.

Todos los mandos están orientados al conductor y la comocidad de las butacas (no tan duras) es admirable y por sobretodo hay mucho espacio para las piernas y altura disponible (mucho más que el Civic SI Coupé). Además integra un sunroof gigante que no limita la altura disponible adelante. Eso si, encontramos que en el interior se debieron mejorar el tacto sobretodo de los plásticos de la consola (muy duros y brillantes) y algunas de las terminaciones, sobretodo en las puertas.

Integra un volante de 3 puntas con inserciones simil de aluminio, desde el que se puede comandar satelitalmente el sistema de audio con cargador para 6CD/MP3 y 8 altavoces estratégicamente distribuidos en la cabina. El instrumental consta de tres relojes analógicos circulares, los que de izquierda a derecha son: tacómetro, indicador del nivel de combustible y velocímetro. No encontramos el indicador de temperatura del refrigerante del motor. Trae además un pequeño computador abordo que indica consumo promedio en litros cada 100 kilómetros (L/100 kms)

El conjunto de la consola que agrupa al equipo de sonido y los mandos de climatización. Entre los equipamientos de confort encontramos pack eléctrico completo, incluyendo el plegado de los retrovisores exteriores. En equipamiento faltaron varios elementos como velocidad crucero, sensores de lluvia y luz, sensores de estacionamiento, conectores USB e incluso neblineros, elementos claves a la hora de tomar una decisión de compra y que si integran modelos de la competencia como el Honda Civic SI, eso si, este vale CLP $2 millones más que el Zelas.

En lo relativo al equipamiento de seguridad, el nuevo Toyota Zelas viene con ocho airbags: dos frontales, dos laterales, dos de cortina y dos de rodilla, uno para conductor y pasajero, asientos posteriores con anclajes ISOFIX, sistema de frenos ABS con EBD y control de estabilidad y cinturones de seguridad de tres puntas en todas las plazas.

 LO MEJOR DEL ZELAS ESTÁ EN SU MOTOR

En el apartado mecánico el Zelas es muy convincente. Integra un bloque gasolinero de 2.5 litros (2AR-FE de 2.493 centímetros cúbicos VVTi) con 180 CV y 233 Nm, entrega buena dosis de energía, la que a su vez es administrada por una eficiente transmisión mecánica de seis velocidades.

Justo con el Civic SI, el Zelas tiene mucha elasticidad desde bajas RPM, me gustó mucho como parte con mucho torque y me impresionó como recupera, eso sí, hasta la cuarta marcha (de un desarrollo interminable). El motor es muy divertido manejarlo casi desde ralentí hasta las 4.500 RPM. Lo ideal es que gire arriba desde ahí y sin miedo de llegar hasta poco menos de los 6.000 RPM, cuando actúa el corte de inyección. Sobre el consumo, logramos uno un poco menor que el homologado de fábrica, es decir 10 km/l mixto, 13 km/l carretera y 8 km/l en ciudad.

Lo que podrá sorprender a muchos de este Zelas es su excelente tenida de ruta, como se para el auto sobretodo en carretera, ello, principalmente, gracias a la dureza de la suspensión. Tiene una dureza justa pero no llega a ser incómodo para pasajeros. La suspensión es independiente en ambos ejes, y los frenos de discos en las cuatro ruedas con ABS. Monta neumáticos 215/50 R17.

 

Por otra parte, la transmisión de seis relaciones  (eso sí son esos recorridos cortos como en el SI pero igualmente de buen tacto) sabe aprovechar bien el torque del motor. En carretera el motor gira muy alegre hasta la cuarta marcha, ya que la quinta y sexta están muy desmultiplicadas y le restan "alegría" al bloque motor, por ello recomendamos para un manejo deportivo utilizarlo sobretodo en los cuatro primeros cambios.

En curvas, el Zelas se muestra muy prededible sin subvirajes pronunciados.Responde muy bien con trayectorias limpias, ayudado por una dirección precisa y con una dureza muy deportiva, que se agradece. Los frenos responden de manera excelente, sin signos de fatiga.

 Resumiendo, el Zelas es un buen compacto, con un diseño un tanto espartano y con unos plásticos sólo regulares. Su look puede ser noventero, pero tiene un andar digno de un modelo que busca lucirse como un deportivo. El Zelas más allá de ciertos elementos lejorables, es es un auto divertidísimo de manejar por su agilidad, comodidad y su excelente tacto.

¿Qué te pareció el nuevo Toyota Zelas?, coméntanos.

 

RESUMEN TÉCNICO TOYOTA ZELAS
Motor: Tipo 2AR-FE
Cantidad de cilindros: 4 cilindros en línea
Válvulas: 16 válvulas DOHC
Cilindrada: 2493 c.c
Relación de compresión: 10.4
Potencia máxima: 180 Hp/rpm
Par motor - torque máximo: 233 Nm/rpm
Sistema de combustible: Inyección electrónica EFI
Sistema de válvulas: Twin Cam con DUAL V V T - i
Velocidad máxima: 205 Km/h
Aceleración de 0 a 100 Km/h: 8,0 segundos

powered byDisqus