La silla de juegos Red Bull

Antes les hemos mostrados sillas de juegos, principalmente para simuladores de carreras. Hemos visto artesanales, con marcos de madera, fierro, o en el mejor de los casos de aluminio. También hemos visto algunos muy especiales, con sistemas neumáticos para simular los movimientos del auto. Incluso hemos visto cómo han instalado el sistema dentro de la mitad de un auto, para hacerlo aún más real.

Pero como en varios ámbitos de consumo, al colocarle una marca a un producto promedio el precio se dispara a las nubes, gracias a una etiqueta. Este puede ser un caso más, ya que la marca de artículos para juegos Playseat se unió con Red Bull, para hacer una silla que emula la posición dentro de un auténtico Fórmula 1, claro que sin quedar tan apretado como en uno de verdad.

El problema es que es caro, muy caro. Playseat ya tiene otros productos a un nivel de precio similar, pero esos incluyen un juego decente de volante y pedales, como uno que ofrecieron para promocionar el juego Dirt 3, que venía con un Logitech G27 por casi 1200 dólares. Pero esta silla, sólo por el marco y asiento (la columna para el volante es ajustable) se paga 1500 dólares. Por ese dinero se puede comprar un auto rancio y jugar con él en algún lugar abandonado, lo que seguramente será mucho más entretenido que un juego virtual.

Ver en YouTube

Fuente: Jalopnik

powered byDisqus