Brilliance Splendor Wagon Cross 2.0L Deluxe 5MT: Para los campestres

Esta versión de look "fuera de camino" es atractiva visualmente, pero no tiene el funcionamiento para salir de la carretera que sus compradores podrían exigir o buscar. Precio: CLP $9.990.000.

El mercado chileno adolece de station-wagons, esas conocidas SW que invadieron nuestras calles antes que las SUV. Una de las marcas que detectó este "problema" es Fortaleza, representante de la marca china Brilliance en Chile, y que nos facilitó una una unidad de pruebas de la única versión disponible, llamada Splendor Wagon Cross Deluxe MT 2.0L 5MT, modelo que tiene un precio de $9.990.000.

Para los que no conocen Brilliance les contamos que el orígen de esta marca se remonta a 1991 cuando comenzó sus operaciones en tierras asiáticas. La competencia es escasa, pero podríamos considerar a modelos como la Subaru Legacy SW y la casi desconocida Mazda6 SW. ¿La garantía?, es de 60.000 kilómetros o 3 años.

Esta versión del Splendor llega en una carrocería station wagon con molduras que realzan un concepto fuera de camino y por ello fue denominada Wagon Cross. Viene equipado con un motor gasolinero de 2.0 litros, que entrega 139 HP de potencia a las 5.800 rpm y un torque de 195 Nm a las 4.000 rpm. Mide 4.763 mm de largo, 1.836 mm de ancho y 1.473 mm de alto, con una distancia entre ejes de 2.790 mm. Por su parte, cuenta con una capacidad total de carga en el maletero de 1.100 litros.

 

Como decíamos, la fórmula estética es similar a modelos como el Audi A6 Allroad, Subaru Outback y el Skoda Scout (no presente en el mercado chileno). Aunque guardando las distancias, este Wagon Cross tampoco tiene sistema de tracción integral, es siempre un 4x2.

Entre su equipamiento de confort integra cierre central, alzavidrios y espejos eléctricos, mando a distancia, techo eléctrico, asientos de ecocuero, radio con CD y lector de MP3, seis parlantes y aire acondicionado. Los asientos delanteros cuentan con regulaciones manuales y el volante es ajustable en altura. En el item seguridad cuenta con carrocería con sistema de absorción de impactos, puertas laterales con barras de acero, airbags delanteros, inmovilizador antirrobo y frenos ABS con EBD.

 

LOOK CAMPESTRE

Por fuera este nuevo Brilliance Splendor SW luce como una station-wagon con rasgos deportivos. Hay varias molduras plásticas que decoran el contorno de la carrocería, tapabarros ensanchados, barras de techo, molduras plásticas en los sócalos y un parachoques delantero con detalles cromados.

 En el frontal destacan sus focos alargados con dos pequeñas luces leds de posición en el mismo óptico que le dan un toque moderno. Abajo encontramos dos neblineros en los costados con cromados además los de la parrilla. Arriba un gran logo Brilliance centralizado.

 

En general me gustan sus líneas, sobretodo adelante con unos focos en posición horizontal, similares al Skoda Octavia Scout. Atrás integra dos grandes ópticos horizontales a los costados de la tapa maleta. Abajo un solo escape acompañado de molduras color gris. Arriba un gran portaequipajes nos señala que estamos frente a un vehículo con intenciones familiares.

Adentro lo que mejor tiene el Splendor SW es su amplitud y la comodidad de sus asientos con ecocuero, son calurosos y tienen un soporte blando. Sorprende por la amplitud y la anchura disponible, superior a lo habitual. Puede transportar a 5 adultos cómodamente, incluso con personas sobre 1.80 metros en las plazas traseras, algo poco visto en modelos chinos, con una altura disponible, por lo general, bastante limitada. Atrás es muy, muy cómodo, ideal para viajar largas distancias. Tiene una visibilidad hacía atrás muy limitada, ello debido, en parte a los tres apoyacabezas traseros y a una pequeña luneta trasera.

 

Los asientos de ecocuero (por suerte son de un gris claro y no el clásico beige) son algo calurosos además son algo duros de respaldo. Atrás es bastante más comodo que adelante. Tiene un buen espacio para conductores altos.

El puesto de manejo ofrece buenas dimensiones pero no me gustó mucho la postura. Primero porque el volante tiene una posición extraña, casi horizontal y aunque se regule queda cerca del conductor. Es una posición a la que costará acostumbrarse.

 

Segundo, al igual que el Splendor sedán, el tacto de la caja de cambios es demasiado dura y a veces cuesta entranar los cambios, sobretodo la primera y segunda marcha. Además encontramos que el volante es algo grande y con una empuñadura o grip pequeño.

El tablero también es igual que el sedán. Acá integra dos grandes relojes (velocímetro y tacómetro) y al medio un gran display digital con funciones del computador abordo y varios testigos más. La iluminación del tablero es azul. El la consola central encontramos una pantalla central para las funciones de la radio con un display color gris que se visualiza poco. Tiene indicadores bastante claros, que incluyen con un display central muy grande color blanco de buena lectura que da rendimiento en km/l de forma instantánea (esta es su única función y no es un computador abordo con más indicaciones). En la consola central encontramos una pantalla central para las funciones de la radio con un display color gris que se visualiza poco.

 

Además el climatizador está muy abajo y los botones no son para nada legibles. El AC enfría bastante bien, pero es algo ruidoso. El tacto de la dirección no me gustó nada, es muy blanda y el feeling es mínimo. Por su parte, el puesto de manejo es algo bajo con una zona vidriada pequeña lo que limita la visibilidad hacia el exterior.

Ya rodando, se siente bien aislado, tiene un andar muy cómodo y no percibimos sonidos excesivos ni de motor ni ambiente. El Splendor Wagon Cross tiene un buen trabajo de insonorización (mucho más que otros modelos de su origen). No se nota mayor rumorosidad bajo 3.500 RPM y sobre ese régimen el sonido del motor aumenta decibeles pero menos que otros productos chinos.

 

En general es muy fácil de conducir aunque, como decíamos antes, tiene una dirección algo imprecisa y lenta. El Splendor SW frena bien, tiene ABS y disco en las cuatro ruedas, y no apreciamos movimientos extraños en carretera. Lo que más destacaríamos es el tacto que tiene en carretera, permite ir a velocidades altas (120 km/h) con soltura y entrega un buen feeling de manejo. La puesta a punto de la suspensión es acertada, eso si algo blanda (claro, se trata de una station orientada más al confort de los ocupantes).

Está dotado de un propulsor gasolinero de 2.0 litros de origen Mitsubishi. Es capaz de entregar 139 HP de potencia (10 caballos más su hermano sedán) a las 5.800 rpm y un torque de 195 Nm a las 4.000 rpm. Este 2.0 litros del Splendor Wagon Crosss siente más pesado que en el sedán a pesar de tener esos 10 caballos más. La mejor respuesta es sobretodo en tercera hasta la quinta marcha, de desarrollos muy largos. Lo que nos gustó mucho es que el motor 2.0 litros se siente muy ágil en ciudad sobretodo sobrelos 2.800 RPM. El consumo mixto es de 11,7 km/l.

Además se siente algo más de sonido de rodadura en esta versión campestre debido a sus neumáticos más anchos y grandes.

BRILLIANCE SPLENDOR 2.0 SW: RPM POR CADA CAMBIO Y VELOCIDAD

A 120 km/h: 2.800 en 5ta; 3.600 en 4ta y 4.800 en 3era
A 110 km/h: 2.600 en 5ta; 3.100 en 4ta y 4.600 en 3era
A 100 km/h: 2.400 en 5ta; 2.700 en 4ta y 4.100 en 3era
A 90 km/h: 2.200 en 5ta; 2.500 en 4ta y 3.700 en 3era

 

Resumiendo, esta versión "campestre" Splendor Wagon Cross es atractiva visualmente aunque no tiene el funcionamiento fuera de camino que sus compradores podrían exigir o buscar. Es netamente para la ciudad. Sin embargo, puede ser interesante para quien no proyecte usarla en caminos en mal estado y sólo por un tema estético.

Es un producto que tiene mejoras en algunas terminaciones y plásticos versus otros modelos chinos pero que le falta todavía para llegar a la calidad constructiva de marcas tradicionales. Una station citadina de look rural que se mete en un nicho poco explorado en nuestro mercado y que espera atraer a varios compradores por sobretodo su look fuera de camino. Debe traer más equipamiento y modernizar la planta motriz hacia una turbo de baja cilindrada (está en estudio para el mercado chileno), para lograr competir fuerte con modelos consolidados en el mercado chileno, sobretodo pensando que su valor es de casi CLP $ 10 millones.

¿Qué te pareció el Brilliance Splendor Wagon Cross?, coméntanos.

powered byDisqus