Skoda Octavia 1.6 TDI 5MT Ambiente: Economía optimizada [Test Drive]

El nuevo Octavia 1.6 TDI llega co un precio de $10.490.000. Destaca, básicamente por su bajo consumo, terminaciones y un gran confort de marcha...

En nuestros tiempos en donde los combustibles suben todas las semanas, se hace cada vez más primordial buscar vehículos que tengan el mejor rendimiento. Uno de estos exponentes es el nuevo Skoda Octavia 1.6 TDI (antes 1.9 TDI), modelo de una alta autonomía que probaremos esta semana en Bólido. Compite no con muchos modelos en el mercado chileno, básicamente el Chevrolet Cruze diesel y el Peugeot 508 HDI, pero este tiene un valor más caro. Este modelo llega en dos configuraciones y el testearemos es el más básico (Ambiente 1.6 TDI 5MT) con un precio de $10.490.000.

PRECIOS SKODA OCTAVIA ENERO 2012:

Skoda New Octavia Ambiente 1.6 TDI 5MT : $10.490.000 (nuestro test)
Skoda New Octavia Elegance 1.6 TDI DSG7: $12.490.000
Skoda New Octavia Elegance 1.4 TSI 6MT: $10.990.000
Skoda New Octavia Elegance 1.4 TSI DSG7: $11.990.000

ACUMULADOR DE KILÓMETROS

El "acumulador de kilómetros", así denominaremos a este Octavia 1.6 TDI. Claro, porque este “maratonista” es un gran enemigo de las estaciones de servicio ya que tiene la gran virtud de consumir muy poco petróleo. (tiene una autonomía cercana a los 1.100 kilómetros a estanque lleno). Ello lo logra gracias a un nuevo muy eficiente motor 1.6 litros asociado a una caja mecánica de cinco relaciones.

Este Octavia diesel 1.6 TDI arribó hace unos meses a Chile en conjunto con el Yeti TDI integrando de paso la nueva gama diésel, a los que se suma también el Fabia 1.6 TDI. ¿Porqué llegaron?, simple, Maco (representante de Skoda en Chile) quiere tener el 80% de toda la gama del fabricante checo con modelos puramente diesel.

Y esta apuesta promete resultados porque el Octavia y el Fabia (rinde aproximadamente 24 km/l en carretera) utilizan el mismo motor, un 1.6 turbodiésel de 105 Hp (a 4.400 RPM) y 250 Nm entre 1.500 y 2.500 rpm, ambos con una mecánica de cinco marchas. Por su parte el Octavia tiene un consumo en carretera de unos 21 km/l a 100 km/h.


EL OCTAVIA TIENE UNA HISTORIA DIESEL

La apuesta diesel no es nueva. Este sobrio checo llegó a nuestro mercado hace un par de años con una motorización diesel 1.9 litros TDI que también tenía un gran rendimiento, y en los últimos meses se reemplazó por el nuevo motor 1.6 TDI, similar al que montaba la versión pasada. Y razones para complentar la gama petrolera tiene muy buenas razones. Una es que se conocen muy de lejos las estaciones de servicio. Por ello, quienes han tenido la oportunidad de manejar antes un Octavia diésel, conocían el valor de esta excelente motorización. Con esta eficiente planta motriz el Octavia TDI es capaz de lograr una autonomía de combustible de casi 1.100 kilómetros.

Estas pruebas de la gama diesel Skoda que haremos esta y las siguientes dos semanas buscan demostrar que los motores diésel son no sólo eficientes, sino que además eficaces en el aspecto dinámico. Claro, porque en Chile y en muchos países aún hay ciertas resistencias en torno a los motores diésel, probablemente derivadas de los viejos tiempos en que eran ruidosos y con un exceso de vibradores, además de ese feo humo negro.

Hoy, con modernas tecnologías, están siendo favorecidos por las normativas ambientales de Europa. Además el diferencial de precio entre los motores bencineros y los diesel ha bajado mucho, y hoy son prácticamente iguales, por no decir idénticos.

INTERIOR CÓMODO Y SIMPLE

Por fuera el Octavia es un poco más largo, 4.569 mm, más ancho (1.769 mm), más alto (1.462 mm), que la edición anterior (sus medidas eran 4.507 x 1.731 x 1.431). Se mantiene como un vehículo robusto, clásico, atractivo. Nos gustaron sus grandes ópticos delanteros, más agresivos que le dan una personalidad más marcada a este sedán checo.

En general su diseño bastante parecido al de su predecesor con una figura clásica y elegante. Está construido sobre la misma plataforma en la que se fabrica el Volkswagen Golf y el Audi A3. El espacio interior es de lo mejor del segmento. Destaca por sobre manera su maletero de 585 litros con un gran portalón trasero, que permiten guardar prácticamente de todo.

La calidad de los materiales es incluso mejor que la anterior versión. Todos los plásticos y polímeros tienen buen tacto. Sin embargo, aunque tiene unos buenos acabados y ajustes, es muy sencillo y básico. Los plásticos son de buena factura, pero el diseño acusa el paso del tiempo. Las plazas delanteras ofrecen un agarre y confort destacable, con múltiples regulaciones que nos permitirán conseguir la postura al volante adecuada.

El cuadro de mandos es completo a la par que ergonómico, interactuar con él es muy fácil. La información de los relojes y el computador abordo es clara y concisa (fondo blanco con display en verde, clásico de Skoda).

La postura al volante en cómoda. Los mandos están al alcance de la mano. Atrás hay un amplio espacio para dos ocupantes, más que para tres.

RENDIMIENTO OPTIMIZADO

Lo mejor del Octavia está es su nuevo motor 1.6 TDI de 105 caballos (y que empuja como que tuviera unos 30 CV más). Nos gusta como el motor sube de vueltas con decisión hasta las 4.000 RPM, en que entrega su potencia máxima. En realidad esto es casi un problema, porque acelerando con total normalidad, al engranar la quinta marcha (nos hubiera gustado con seis cambios pero no existe) ya se rueda a 140 km/h hay que levantar el pie para mantenerse en velocidades permitidas.

El Octavia busca más el confort que la deportividad, y este checo es básicamente un vehículo confortable y sencillo de conducir. En carretera es estable y permite ritmos bastante animados, en ningún caso de deportivo pero creo que sorprenderá a muchos por su capacidad de ir rápido. Las carreteras son su habitat natural, y como decíamos antes, acompañado por una excelente autonomía que supera largamente los 1.000 kilómetros, lo que lo convierten es un compañero ideal para los viajes largos.

Sin embargo encontramos que le falta algo de fuerza bajo los 1.500-1.700 vueltas, donde se muestra algo perezosa, pero nada preocupante. Alcanza una velocidad máxima de 192 kilómetros por hora. Respecto a la aceleración, logra los 100 km/h en poco más de 11 segundos.

Además el Octavia TDI debe estar entre los autos con mejor consumo de toda la oferta nacional. Como promedio su registro es de 19 km/l mixto, el que mejora a 22 km/h en carretera a 90-100 km/h.

RPM POR CADA CAMBIO Y VELOCIDAD

A 120 km/h: 2.250 en 5ta; 2.900 en 4ta y 4.300 en 3era
A 110 km/h: 2.000 en 5ta; 2.700 en 4ta y 4.000 en 3era
A 100 km/h: 1.750 en 5ta; 2.500 en 4ta y 3.700 en 3era
A 90 km/h: 1.500 en 5ta; 2.200 en 4ta y 3.400 en 3era

La unidad que testeamos Ambiente viene con el equipamiento básico y una caja mecánica de cinco velocidades, de un funcionamiento suave y muy preciso. El andar del Octavia es suave y confortable,con el típico tacto firme y aplomado del Grupo VW. La dirección, con asistencia eléctrica de dureza variable, es muy precisa y permite explotar sin mayor esfuerzo las posibilidades que ofrece y la suspensión aguanta bien, sin sacrificar suavidad (además esta unidad es más suave que las versiones Elegance porque tiene llantas 16'' y no 17''). Los frenos son notables y efectividad en todas las instancias.

En suma este renovado Octavia con el nuevo motor 1.6 diesel del grupo VAG es el gran reemplazante del recordado e incombustible 1.9 TDi, y que además ahora es mucho más suave y silencioso. En suma, hay buenas razones para comprar un Octavia: el habitáculo, su motor y la relación precio-calidad. Ideal para quienes les agrada la economía sin sacrificar una conducción con tacto deportivo.

Lo probaremos hasta este viernes 20 de enero (luego en las siguentes semanas vendrán los otros modelos de la gama Skoda TDI). Estamos atentos a tus comentarios.

powered byDisqus