Porsche Cayenne S Hybrid: Deportividad verde [Test Drive]

En nuestros tiempos el cuidado por el medioambiente es un tema cada vez más importante. Generalmente el común de la gente cree que el andar deportivo no conjuga con las bajas emisiones y menos aún con el ahorro de combustible. Pero están equivocados, a través de la combinación de un motor de combustión interna y un motor eléctrico, la versión híbrida del Porsche Cayenne permite reducir el consumo de combustible notablemente manteniendo una extraordinaria potencia.

Y es que el modelo más amigable con el medio ambiente (reduce las emisiones en un 22%) de Porsche es capaz de llegar de 0 a 100 km/h en 6,5 segundos gracias a un motor de combustión de 333 CV ( tiene 580 NM y una velocidad máxima de 242 km/h) y una máquina eléctrica que lo complementa con 47 CV. Bólido tuvo acceso a una de las  dos unidades de prueba del Porsche Cayenne S Hybrid, una Suv exclusiva que cuenta con todos los atributos de la marca, es decir deportividad, lujo, tecnología y prestaciones sobresalientes. Veamos.

El Cayenne S Híbrido hizo su debut en 2010 y que  acaba de llegar a Chile. De momento se traerá sólo a pedido y hay un par de unidades disponibles para prueba. Tiene un valor de US$ 119.900. Con esta motorización compite con el BMW X6 Active Hybrid y el Lexus RX 450 Hybrid. La garantía es de 2 años sin límite de kilometraje.

Entre su equipo incluye de todo: Focos bixenón direccionales con leds de luz diurna, llantas de 19'' modelo Cayenne Turbo Wheel, asientos de cuero eléctricos y calefactados, alarma con inmovilizador antirrobo, radio con pantalla táctil de 4.8 pulgadas, USB, audio Hi-FI Bose surround sound system y sistema Area View (sistema formado por cuatro cámaras de visión perimetral), acceso y arranque keyless y Bluetooth, entre otros elementos de equipamiento.

PRECIOS CAYENNE 2012:
Porsche Cayenne V6: US$ 83.900
Porsche Cayenne S: US$ 109.900
Porsche Cayenne S Hybrid: US$ 119.900 (nuestro test)

Además este modelo es uno de los SUV más seguros ya que incorpora el freno de estacionamiento electrónico y seis airbags (frontal, lateral y de cabeza), sistema de anclajes ISOFIX para sillas de niños, control de presión de neumáticos, entre otros elementos.

Esta segunda generación de la Porsche Cayenne aumentó 48 mm su longitud (4.846 mm), 6 mm en altura (1.705 mm) y 11 mm en ancho (1.939 mm). Su exterior también lo distingue, y da cuenta de una elevada dinámica. Por ejemplo, el alargado del capó define la parte frontal con una reminiscencia de los modelos de carrera de Porsche. Algo similar ocurre en la parte trasera, gracias a un spoiler que evoca el Carrera GT.


En general su estética presenta una fuerte personalidad de razgos deportivos en donde destaca una gran entrada de aire acompañado por los costados de dos entradas más pequeñas, que poseen en su borde superior luz de conducción diurna de LED y debajo de ellas las luces antiniebla, con un capó en forma de “V”, muy al estilo Porsche.

Por el costado un marco de aluminio recorre todos los cristales entregando un aspecto más refinado y abajo en el tapabarros un anagrama "Hybrid" nos indica que estamos frente al modelo híbrido de la Cayenne. Atrás su deportividad se ve acrecentada por un spoiler arriba de la luneta, acompañado por dos grandes grupos ópticos con tecnología Led. Abajo una moldura cromada recorre el ancho y abajo dos escapes rectangulares remarcan el aspecto deportivo Porsche.

ERGONOMÍA TEUTONA

Adentro la Cayenne Híbrida tiene mucha comodidad pero de una manera muy funcional.  Adelante las butacas son muy cómodas contando con una buena sujeción lateral y dos memorias para los asientos. La distancia a los respaldos de las butacas delanteras en 40 mm. La plaza trasera esta compuesta por una banqueta que se encuentra dividida en una relación 60/40 mientras que los respaldos pueden ser abatidos en una relación 40/20/40. ¿Lo malo?, la visibilidad hacia atrás, la que se ve reducida por el gran tamaño de los apoyacabezas.

Otro de los detalles de confort y que involucra a las plazas traseras es que las mismas pueden desplazarse en forma longitudinal en 160 mm y sus respaldos pueden inclinarse en tres posiciones, partiendo de una posición standard tres grados hacia adelante y tres grados hacia atrás, resultando muy cómodas. Tal vez la plaza central resulta un tanto más apretada por el tunel de la transmisión y la salida de aire central.

En general la calidad de los materiales es inapelable, con ajustes perfectos y de aspecto suave al tacto. El equipamiento de confort y de seguridad es completísimo, ubicándola en lo mejor del segmento. El maletero tiene una capacidad regular (580 litros a 1.690 litros con los asientos abatidos), contando con una bandeja retráctil extraible que permite cubrir la carga. La apertura y cierre de la tapa de bául es eléctrica, pudiendo accionarse desde el interior de la meletera o con la llave. En la misma maletera se encuentra la rueda de repuesto que quita algo de espacio (está desinflada para ahorrar espacio y se infla con un compresor incorporado).

Abajo de la maleta se encuentar una batería de níquel e hidruro de metal (NiMH) de 288 voltios, en la que se acumula la energía eléctrica recuperada al frenar y circular que luego es utilizada para alimentar el motor eléctrico.

MUCHOS INSTRUMENTOS

Como todo buen Porsche, la llave de contacto está al lado izquierdo. Esta al lado del freno de mano eléctrico (muy escondido quizás) y los mandos para las luces y neblineros. Al centro, en la consola encontramos el sistema de audio y comunicación de última generación, con pantalla táctil TFT de 4.8 pulgadas. Acá se despliega información sobre la radio, CD o USB, aspectos de consumo y otros del manejo híbrido, flujo de energía, visión de las camarás y sensores de estacionamiento, entre otros. Abajo los controles del sistema de audio (Bose) entre los que se ubica la ranura para una tarjeta de memoria (SD).

Bajo en la consola central encontramos los controles del climatizador por separado para cada zona. Más abajo los botones para regular el sistema de suspensión activa, el que modifica la dureza de la suspensión, pudiendo elegir entre los modos "Confort", "Normal" y "Sport", y aún más abajo los controles para regular la altura de la suspensión. Y hay muchos más botones pero para que se los vamos a explicar todos.

Volviendo al instrumental, la Cayenne híbrida tiene cinco relojes circulares. El central y más grande es el del las revoluciones (como en todo Porsche). Abajo un display digital que muestra la velocidad en en km/h en un tono gris grafito. A la izquierda el velocímetro (a veces poco legible) y abajo de este el marcador digital con el odómetro parcial y total. Más a la izquierda dos indicadores analógicos con el indicador de la potencia de la batería y la temperatura del aceite.

A la derecha tenemos una gran pantalla color que permite informar distintos parámetros resumidos (algo parecidos a los del display central) en donde podemos encontrar distinta información sobre el computador abordo, flujo de energía y la radio. Por su parte, el último indicador de la derecha vemos el nivel de depósito de combustible (que también se ve poco debido a la circunferencia del volante).

CARACTERÍSTICAS HÍBRIDAS

Como explicamos antes, la Cayenne S Hybrid cuenta con un motor con compresor V6 y 3,0 litros (el notable 3.0T que encontramos en Audi en el A6/A7 y S4) el que es secundado, en caso de ser necesario, por un motor eléctrico, con lo que alcanza valores de aceleración de un propulsor V8 con un consumo hasta un 22% menor, alcanzando un consumo urbano es 11,5 km/l, en carretera logra los 12,7 km/l y en ciudad unos 12,2 km/l.

La interacción entre el motor de combustión interna es mediante un embrague separador, una caja de cambios automática de 8 velocidades Tiptronic S, el motor eléctrico y la batería es regulada mediante un sistema electrónico de gestión del motor, que recibe toda la información sobre circulación y energía, y gestiona óptimamente ambas propulsiones.

Este tipo de tecnología híbrida posibilita la combinación de un motor de combustión interna con uno electrico alimentado por una batería, que es cargada por medio de la energía eléctrica proveniente de la energía cinética de los frenos y por el motor eléctrico que cumple la función de alternador cuando se desacelera.

Además integra una suspensión activa que Porsche denomina PASM (Porsche Active Suspension Management). Este mecanismo permite, básicamente, regular la dureza de la amortiguación mediante tres modos Confort/Normal/Sport. Además facilita el adaptar el nivel de altura del vehículo para sortear los distintos obstáculos. Ésta puede ajustarse manualmente entre los 147 y 300 mm, dependiendo de las necesidades del camino. Este sistema presenta regulación automática en función de la velocidad, dando mayor seguridad en carretera. Todo esto acompañado con tres tipos de amortiguación para hacer de la conducción una mejor experiencia.

A pesar de sus 2.065 kilos, es increíble la respuesta dinámica de esta Cayenne híbrida. Al poner contacto y luego la posición de la caja AT Tiptronic de 8 velocidades en la posición "D", se aprecian como las relaciones suceden con suavidad y una insonorización bastante lograda. Los cambios pasan rápido y en el momento en el que se ejerce algo más de presión en el acelerador, baja una o dos marchas (depende claro de la intensidad). En el modo secuencial (levas al volante) actúa con mucha mayor rapidez.

En un principio la usamos en modo "Sport" en la caja y con el PASM activado también en Sport. Sorprende el aplomo sobre todo el curvas rápidas, no se carga nada y tiene un comportamiento cercano a un vehículo más compacto. El torque de 440 NM llevan a la Cayenne Hybrid a tener unas recuperaciones instantáneas. La aceleración es interminable, inagotable y muy bien acompañada por la caja AT de 8 velocidades.

Aquí la séptima y octava marchas son de desarrollos largos, ello para lograr la mejor economía de combustible de descanso de la planta motriz. En modo "Sport" selecciona hasta la sexta marcha para permitir un manejo más deportivo. El Directa (D) se puede seleccionar igual las paletas al volante para rebajes o subir marchas.

AHORA EN MODO HÍBRIDO, MÁS PAUSADO

Luego la manejamos de un modo más pausado, para aprovechar el sistema híbrido disponible. Al comenzar a rodar no se escucha nada, claro, esto debe hacerse de un modo paulatino, lento, tranquilo, o sino se activa el motor bencinero. En este modo eléctrico el tacómetro se mantiene apagado lo que se aprecia en el tablero un indicador de flujo de energía que la bateria alimenta al motor eléctrico (ver foto).

Como decíamos, en el modo eléctrico la podemos llevar por unos kilómetros pero sin presionar mucho el acelerador y no debemos superar los 60 km/h. Si aceleramos más se activa el motor a combustión de una manera suave y casi imperceptible. Es en ese momento cuando podremos observar que se activa el flujo de energía va desde el motor hacia las ruedas y para cargar la batería. Por su parte, una vez que tomamos velocidad y dejamos de acelerar automáticamente el motor eléctrico pasa a trabajar como un alternador, cargando la batería.

Y como era de esperar, la Cayenne Hybrid integra el sistema Start&Stop que ayuda a economizar combustible, sistema que detiene el motor en ralentí y cuando volvemos a acelerar este se desactiva y nuevamente parte el motor. Si se acelera poco parte eléctrico, si lo hacemos mucho con el motor a combustión encendido.

En la ciudad la Cayenne híbrida responde bien, no se siente como un vehículo de grandes dimensiones, ello motivado por una dirección blanda a bajas velocidades y de respuesta rápidas. Eso si, lograr consumos ajustados depende mucho de la intensidad de las aceleraciones, es muy sensible al comportamiento dinámico. Logramos en carretera logra los 12,7 km/l y en ciudad unos 12,2 km/l.

Los frenos son excelentes, a pesar de sus 2.240 kg de peso, es notable su efectividad. Los discos delanteros son de 360 mm de diámetro y 330 mm los traseros, todos ventilados.

En suma, esta nueva Porsche Cayenne Hybrid sorprenderá a muchos por su despliegue tecnológico y tecnología híbrida, la que mejores resultados da actualmente en la industria mundial en el tema emisiones y reducción de consumo. Además tiene toda esta tecnología aplicada en busca de un manejo deportivo, sin restar el ADN clásico de Porsche.

¿Qué te pareció la nueva Porsche Cayenne Hybrid?, coméntanos.

powered byDisqus