Kia New Río4 1.4L EX 6MT: Se renueva pero con carencias

La renovación total del nuevo sedán compacto de Kia tiene virtudes amplias como su andar, comodidad y motor pero carece de elementos de equipamiento que le restan muchos puntos...

Actualmente la gama de sedánes compactos es amplia. Tenemos modelos como el nuevo Chevrolet Sonic Sedán, Hyundai Accent, Mazda2 Sedán, Ford Fiesta y próximamente el nuevo Toyota Yaris, entre varios más. Siempre ha sido un segmento apetecido por los compradores chilenos y también a nivel latinoamericano.

El Rio4 llega a Chile en tres versiones, todas con motorización de 1.4 litros (106HP a 6.300RPM) con caja de cambio manual de 6 velocidades o automática y cuyos precios van desde los $6.690.000 hasta los $7.790.000 (caja AT).

Este nuevo sedán destaca por tener un mayor espacio interior gracias a que creció 12.5 cm. de largo y 7 cm. de distancia entre ejes respecto a su antecesor. En el item seguridad no integra ni airbags ni ABS en la versión básica. Luego las dos restantes suman un airbag y sin la posibilidad de ABS. Luego se integran versiones 1.2 litros (el mismo motor del Morning y Rio5).

Sin embargo este nuevo Kia4 en su configuración destiñe. Ninguna versión trae control de tracción o estabilidad (ESP) y la versión full sólo incluye dos airbags, muy pobre para un sedán small que se acerca a los $7.5 millones (unos US$ 16.900) y más comparándolo con lo que ofrece en equipamiento y en seguridad el nuevo Ford Fiesta, e incluso modelos de segmentos superiores como el Renault Megane III (versión Expression a $7.690.000).

Ya está disponible una versión de entrada 1.2 litros. Nosotros probaremos la con un motor 1.396 cc que es capaz de desarrollar 106 HP y la más equipada disponible con caja MT en este momento en Chile, denominada Kia New Río4 1.4L EX 6MT AB ABS, con un precio de $7.290.000.

PRECIOS NUEVO KIA RIO4:
KIA RIO 4 UB EX 1.2L 5MT: $6.390.000
KIA RIO 4 UB EX 1.4L 6MT: $6.690.000
KIA RIO 4 UB EX 1.4L 6MT AC AB: $7.290.000 (nuestro test)
KIA RIO 4 UB EX 1.4L 4AT AC AB: $7.790.000


La carrocería inyecta ángulos dinámicos y líneas que recorren toda la carrocería. Destaca adelante sus estilizadas nervaduras en el capó. Integra focos afilados (de aspecto casi gatuno) acompañado en los costados del parachoques por dos espacios para focos antiniebla y una pequeña malla delantera, al igual que su hermano Rio5. Atrás dos grandes focos verticales acompañan por los costados a la gran puerta de la maletera.

Sus dimensiones son 4.365 mm de largo, 1.720 mm de ancho, 1.455 mm de alto con una distancia entre ejes de 2.570 mm. Por su parte, la capacidad del maletero corresponde a unos interesantes 430 litros, sobre el promedio de su segmento.

Adentro tonalidades grises y negras dominan las terminaciones, con plásticos con polímeros duros agradables al tacto y que transmiten buenas sensaciones. En general son de buena calidad y con un diseño exactamente igual a los del Rio5, no se notan diferencias en las terminaciones por ser la versión sedán.

El puesto de manejo es bastante cómodo, muy bien en altura, ancho y largo tanto en las plazas delanteras como traseras, que son muy cómodas y sorprende su gran amplitud. Adelante el conductor tiene regulaciones de altura del asiento y del volante. Eso si encontramos que el asiento queda demasiado bajo y la superficie vidriada es poca con una visibilidad trasera algo limitada debido a los apoyacabezas y una pequeña luneta trasera.

La versión que probamos no tiene frenos ABS, de hecho ninguna versión en Chile llega con ABS, lo que encontramos impresentable. Como máximo integran un airbag, volante colapsable, barras laterales de acero en las puertas y carrocería con deformación programada. En el item confort suma radio MP3 USB (pero sin CD), aire acondicionado manual, espejos, vidrios y cierre central eléctrico (sin control remoto en la llave, otro detalle de la configuración que debe ser mejorado) y espejos abatibles eléctricamente.

El tablero integra relojes indendientes de grandes dimensiones que suma velocímetro, tacómetro y el medidor del estanque de conbustible con tipologías con fondo blanco. En el centro tiene un display central con fondo color rojo (como en todos los nuevos Kia) que indica seis funciones del computador abordo: km/l instantáneo y promedio (mide en litros cada 100 kms), kilómetros del estanque disponible, velocidad promedio, tiempo de manejo y reloj y un económetro (función ECO) que indica el mejor momento para cambiar de marchas, que encontramos bastante útil a la hora de buscar una mayor economía de combustible.

El audio como en el Rio5 es malo, con muy pocos bajos y aún menos agudos.  Esta vez lo probamos con un pendrive y mejora algo, pero igual la calidad es baja. Encontramos que en su configuración debieron preocuparse más de este item más pensando el comprador de este Rio4 son mayoría jóvenes que buscan un buen equipo de sonido en sus vehículos.

Este equipo de audio incluye MP3 via USB y otro elemento que echamos de menos es que no tiene controles al volante. Por un valor de un sedán compacto que se acerca a los $ 8 millones si debería traerlo.

MUY SILENCIOSO Y ESTABLE

El andar del Rio4 es obviamente muy similar al Rio5, quizás con algo más lento en las partidas por su morro trasero, por su mayor peso atrás. Al mercado chileno llega con el motor Gamma (Kia/Hyundai) de 1.4 litro DOHC de cuatro cilindros en línea, 16 válvulas, en conjunto con una entrada de inyección de gasolina y sincronización de válvulas variable continua (CVVT, por su sigla en inglés). Esta planta motriz entrega 106 HP de potencia a las 6.300 rpm, asociado a una transmisión mecánica de seis marchas (acá también aplaudimos que le sumaran una sexta velocidad).

Es de muy suave funcionamiento y responde con cierta agilidad, pero lo justo. No sentimos de momento que sea necesaria una motorización 1.6 litros para este Rio5. A razgos generales es ágil, recupera bien y su consumo es reducido. El rendimiento del Rio4 es de 17,9  km/l en carretera a 90 km/h, a 120 km/h unos 16,7 km/l. En ciudad del rango de los 12-13 km/l.

TABLA RPM KIA RIO4 1.4L 6MT
A 130 km/h: 3.100 en 6ta; 3.400 en 5ta y 4.100 4ta
A 120 km/h: 2.900 en 6ta; 3.300 en 5ta y 3.860 en 4ta
A 110 km/h: 2.750 en 6ta; 3.100 en 5ta y 3.700 en 4ta
A 100 km/h: 2.650 6ta; 2.900 en 5ta y 3.500 en 4ta
A 90 km/h: 2. 500 en 6ta; 2.700 en 5ta y 3.400 en 4ta

El escalonamiento desde la segunda hasta la quinta marcha es muy largo, permitiendo llevar el auto con agilidad sobretodo en carretera, pero estirando eso sí las marchas más de lo habitual. A 120 km/h en 6ta va a 3.200 vueltas, en quinta a 3,600 y en cuarta a 4.600, tercera a 5.600 RPM. Es bastante suave y bien aislado sin movimientos extraños de cola como su hermano Accent, incluso diría que se siente más aplomado en carretera que el Rio5, por el mayor peso en la parte trasera lo que hace mejorar su comportamiento dinámico.

Tiene un andar muy suave además de lo bien aislado. En caminos en mal estado la suspensión soporta bien el castigo, es bastante blanda y que está claramente orientada al confort de los ocupantes. Por su parte, los frenos son regulares, pero la falta de ABS le resta demasiado puntos al frenado, ya que en la actualidad es primordial cuidar la seguridad de los ocupantes y el antibloqueo de frenos es un aspecto clave dentro del equipamiento de seguridad. Por su parte, la dirección es blanda sobretodo a bajas velocidades, algo nerviosa y con poco feeling para el conductor (común en las direcciones electro-asistidas).

Junto con el Rio5, vemos a este Rio4 como un buen producto, equilibrado, familiar, cómodo y con un andar muy agradable. Sin embargo,  sus faltas de equipamiento como más airbags o ABS le restan demasiados puntos a la hora de la calificación final.

¿Qué te pareció el nuevo KIA Rio4 sedán?, coméntanos.

powered byDisqus