Geely SL 1.8 GL 5MT: Sedán a la antigua [Contacto]

En el lanzamiento del nuevo sedán mediano-grande de la marca china Geely tuvimos la oportunidad de probar la variante de entrada del nuevo sedán de entrada de la marca china. Se trata del modelo SL 1.8L GL ($5.990.000) que además integra la versión full GT que suma asientos tipo cuero, techo y sensores delanteros, con un precio de $6.290.000.

Este modelo busca competir con modelos (básicamente por precio, no por tamaño) como el Chevolet Aveo y Sail, Nissan Tiida y BYD G3. Tiene una garantía es de 3 años 0 100.000 kilómetros.

Sus atributos están orientados hacia ofrecer una buena alternativa para las familias que buscan un interior amplio y cómodo, un mayor equipamiento con una buena relación precio-calidad. Sus medidas son 4.682 mm de largo, 1.725 de ancho, 1.485 de alto y una distancia entre ejes de 2.602, siendo las más grandes de su segmento. Asimismo cuenta con un maletero de 560 litros, ampliable gracias a sus asientos traseros abatibles 60/40.

En el item seguridad integra frenos de disco en las cuatro ruedas con sistema antibloqueo (ABS), Además su estructura está reforzada en caso de choque está conformada por barras laterales anti-impacto, refuerzos en los pilares, sistema de deformación programada para la absorción de energía de impacto y tanque de combustible con sistema anti explosión y anti derrame. Además, cuenta con sistema de inmovilizador de motor con alarma antirrobo, cinturones de seguridad delanteros pretensados para proteger a los pasajeros, airbags conductor y copiloto.

Llega equipado además con climatizador, cortina retráctil trasera, volante ajustable en altura, radio con lector de CD, MP3, lector tarjeta SD y conexión USB, junto a cuatro parlantes y dos tweeters. Sus luces delanteras son ajustables en altura y con sensor de encendido, los espejos retrovisores laterales se regulan eléctricamente y cuentan con señalizador de viraje LED. Sus llantas son de aluminio aro 16 y las manillas, bordes de máscara y maletero son cromados.

Cuenta con sensor de retroceso, y su versión GT incluye sunroof eléctrico con deflector de viento y sensor de estacionamiento delantero con indicador de distancia y asientos y volante revestidos de cuero.

BUEN ANDAR, PERO MAL AISLADO

El nuevo Geely SL tiene líneas demasiado tradicional, retro. Encontramos que se ve como un sedán antiguo, muy lejos de los parámetros de diseño actuales, con líneas cuadras que recuerdan a esos sedanes "noventeros". En el frontal destacamos sus focos en forma de diamante. Abajo encontramos dos neblineros en los costados de la parrilla acompañado de un pequeño cromado que resaltan la posición. Atrás integra dos grandes ópticos verticales (¿se parecen a los de Mercedes?) con una boca de maletero grande. Por su parte, cuenta con una capacidad de carga gigante, de 560 litros.

Adentro lo que mejor que tiene el Geely SL es su amplitud sobretodo atrás. Los asientos son cómodos adelante pero atrás el respaldo el mu inclinado con un apoyacabezas poco regulable en altura. Lo bueno es que atrás puede transportar a 3 adultos cómodamente, incluso con personas sobre 1.80 metros en las plazas traseras.

Los asientos de tela (para variar esa tonalidad beige tan de los autos chinos) son algo calurosos. El puesto de manejo tiene buenas dimensiones y nos gustó bastante la posición de manejo. El volante es grande y se ve antiguo pero tiene la posición perfecta. Segundo el tacto de la caja de cambios es dura pero lo necesario y los cambios entran bien.

La calidad de materiales (polímeros duros color beige en toda la consola) está dentro de lo que ofrecen en gran números los productos chinos, es decir con plásticos mejorable sobretodo en las puertas y consola. Lo que encontramos positivo es que tiene varios espacios para guardar cosas en puertas y consola.

El tablero tiene indicadores bastante atractivos para lo que se esforzaban los chinos en estas terminaciones (es de lo mejor del interior). Nos gustó su tablero que incluye con un display central algo pequeño y de mala lectura cuando le llega el sol que indica los medidores digitales de la temperatura motor y del estanque de combustible. Al medio un pequeño display que indica solamente el consumo instantáneo (pero lo mide en litros cada 100 kilómetros).

En la consola central encontramos una radio que se ve algo antigua doble din que integra USB y lector de memorias SD. El audio es superior a otros modelos de su origen pero son muy necesarios controles al volante, que si integra la versión full GT.

Abajo encontramos un atractivo display del climatizador que integra botones bastante legibles (revisar fotos). El AC enfría bastante bien, pero es algo ruidoso.

MAL AISLADO PERO DE UN BUEN ANDAR

El nuevo Geely SL lléga propulsado por un motor gasolinero de 1.800 cc con sistema de válvulas variable en tiempo continuo (CVVT), 16 válvulas y con una potencia de 137 HP a 6.200 rpm (el mismo del Geely EC7), logrando mayor eficiencia de conducción, mayor rendimiento y menores emisiones contaminantes.

El nuevo Geely SL tiene un andar muy cómodo pero lo que no nos gustó mucho es llegaban sonido del viento desde el vidrio delantero, al parecer nuestra unidad tenía problemas de insonorización. Todas las versiones del SL integran un motor 1.8 litros desarrollado por Geely de 137 caballos a 6.200 RPM y un torque de 172 Nm a las 4.200 rpm.

No se nota mayor rumorosidad bajo 3.500 RPM y sobre ese régimen el sonido del motor no aumenta tanto como otros chinos. En general el auto es muy fácil de conducir. Frena bien pero con pedal de tacto largo (hay que apretar mucho el pedal para lograr frenadas más contundentes), tiene ABS y disco en las cuatro ruedas.

Otro punto destacable es el aplomo en carretera. Permite ir a velocidades altas en carretera (120 km/h) con soltura a 2.900 RPM en quinta (mucho más desahogado que varios sedánes) y entrega un buen feeling al conducirlo. Por su parte, la puesta a punto de la suspensión es bastante acertada, también menos blanda que otros asiáticos aunque siempre orientada hacia una berlina pensada en el confort de los ocupantes.

El tacto de la dirección es muy mejorada frente a otros autos chinos. No es blanda y tiene el tacto justo. En general estás son muy poco precisas y en este caso encontramos que reaccionaba, que respondía bien, es mucho más precisa que otras.

Los desarrollos son largos. La mejor respuesta es sobretodo en tercera y cuarta marcha. EL motor responde muy pobre bajo los 3.000 RPM, luego se destapa rápido y obtendrá lo mejor de esta planta motriz cerca de las 4.000 RPM.

Su consumo homologado es de 16 km/l en carretera y de 13, 9 km/l mixto. Nosotros logramos 14,2 km/l en carretera y de poco más de 10 km/l en ciudad.

Geely SL 1.8 GL 5MT: RPM POR CADA CAMBIO Y VELOCIDAD

A 120 km/h: 3.000 en 5ta; 3.700 en 4ta y 5.000 en 3era
A 110 km/h: 2800 en 5ta; 3.400 en 4ta y 4.700 en 3era
A 100 km/h: 2.500 en 5ta; 2.900 en 4ta y 4.300 en 3era
A 90 km/h: 2.300 en 5ta; 2.600 en 4ta y 3.900 en 3era

El nuevo Geely SL no es un mal producto pero tiene un diseño muy poco acorde a nuestros tiempos. Si los compradores obvian este item encontran un buen sedán chino con un precio muy atractivo ($5.990.000 está bien para un modelo de sus dimensiones), sobretodo pensando en la fuerte alza de ventas que han tenido productos de este orígen. ¿Pero que le falta?, básicamente un mejor diseño y corregir detalles de insonorización.

¿Qué te pareció el nuevo Geely SL?, coméntanos.

powered byDisqus