Skoda Octavia Elegance 1.4 TSI AT DSG7: Checo all inclusive [Test Drive]

Al Octavia le ha costado ser recordado como uno de los mejores modelos de su segmento, porque de verdad atributos le sobran. Lo mejor está en su relación precio-calidad, motor, espacio interior y equipamiento. Precio: $11.990.000 (US$ 23.460)

Este sobrio y a nuestro juicio subvalorado (en realidad es la opinión de todos los que conocen bien la calidad de la marca) checo se renovó hace hace casi dos años, y ahora tiene una gama como debió aparecer al principio, es decir con dos motores bencineros turbo 1.4 TSI tanto en versiones mecánica y automática DSG y otra diesel 1.6 litros TDI de gran rendimiento. El débil motor 1.6 litros de 102 caballos se descontinuó, lo mismo pasó con el 1.8 TSI (una pena) y el 1.9 TDI. El que probaremos en esta oportunidad para Bólido es el excelente 1.4 TSI de 122 caballos acompañado por la caja DSG de 7 marchas.

El Octavia compite con pocos por su configuración hatchback-liftback de mayores dimensiones. Acá encontramos al nuevo Renault Laguna y el MG 750. La versión que testeamos se denomina Octavia Elegance 1.4 TSI DSG7 y tiene un valor de $11.990.000 ($12.490.000 a partir de diciembre porque tiene bono de $500.000 en noviembre de 2011).

PRECIOS:
OCTAVIA 1.4 TSI ELEGANCE MT6 $ 10.990.000
OCTAVIA 1.4 TSI ELEGANCE AT DSG7: $  11.990.000 (nuestra prueba)
OCTAVIA 1.6 TDI ELEGANCE AT DSG7: $ 12.990.000

El equipamiento de los Elegance suma climatizador bizona, radio-CD MP3 con plug stereo (les faltó USB), control crucero, alzavidrios eléctricos, guantera iluminada,computador abordo, cierre centralizado. Además suma llantas de aleación de 17 pulgadas, techo eléctrico, volante y pomo del cambio en cuero, apoyabrazos central, portalentess, asiento del copiloto con ajuste en altura, luces de lectura traseras, etc.

 

En seguridad activa tenemos frenos ABS, asistente a la frenada de emergencia, control de tracción, control de estabilidad ESP, distribución electrónica de frenada en curva, etc. Además los cinco cinturones de seguridad tienen pretensores, con sus correspondientes apoyacabezas y los delanteros son activos. Tiene airbags frontales delanteros, laterales delanteros y de cortina. En los asientos traseros hay anclajes ISOFIX.

CRECE EN SU REESTILING

Este nuevo Octavia enfrenta el restyling de la segunda generación, a primera vista cambia la parrilla frontal, los faros, los parachoques y los faros antiniebla. Respecto al lateral son idénticos, y en la parte trasera las diferencias son muy sutiles. Por fuera el Octavia es un poco más largo, 4.569 mm, más ancho (1.769 mm), más alto (1.462 mm), que la edición anterior (sus medidas eran 4.507 x 1.731 x 1.431). Se ve un vehículo robusto, clásico, atractivo.


Nos gustaron sus grandes ópticos delanteros, más agresivos que le dan una personalidad más marcada a este sedán checo. En general su diseño bastante parecido al de su predecesor con una figura clásica y elegante. Está construido sobre la misma plataforma en la que se fabrica el Volkswagen Golf y el Audi A3.

El espacio interior es de lo mejor del segmento. Destaca por sobre manera su maletero de 585 litros con un gran portalón trasero, que permiten guardar prácticamente de todo. Es un auto amplio y cómodo para cuatro adultos, sobre todo en relación a su tamaño.

En las plazas delanteras tiene el confort de siempre del grupo VAG, y detrás generosas plazas en altura, longitud y anchura. La altura es correcta para personas hasta 1.85 metros, sino topará con el techo, que en este caso se ve limitado por el techo eléctrico panorámico. Sino tiene este techo gana en altura disponible.

La calidad de los materiales es incluso mejor que la anterior versión. Todos los plásticos y polímeros tienen buen tacto. La postura al volante en cómoda. Los mandos están al alcance de la mano.

1.4 TSI MÁS CAJA DSG DE SIETE CAMBIOS: UNA DELICIA

Manejar el Octavia es muy parecido al tacto de un VW Golf nuevo o un Audi A3. El puesto de manejo es exelente, los mandos tienen buen tacto y precisión, la información mostrada en una gran pantalla central (integra el computador abordo, radio y distintas informaciones y configuraciones del auto) es muy útil para el conductor y se viaja en él de una forma muy cómoda.

Es suave y confortable, con el típico tacto firme y aplomado del Grupo VW. La dirección, con asistencia eléctrica de dureza variable, es muy precisa y permite explotar sin mayor esfuerzo las posibilidades que ofrece. Además la suspensión aguanta bien, tiene un tacto deportivo sin sacrificar suavidad. Los frenos son notables y efectividad en todas las instancias.

Nos gusta mucho su buen comportamiento en ruta, en carretera. La sensación que da es la de un vehículo muy bien fabricado. Además el aislamiento es óptimo, el motor 1.4 TSI en ralentí casi no se siente. Además el comportamiento del auto en carretera es predecible, la sensación o feeling de manejo es ir pegado a piso, tanto en rectas como curvas.

PEQUEÑA CILINDRADA CON UNA FUERZA INAGOTABLE

El motor 1.4 TSI de 122 CV es el segundo más potente de la gama en gasolina, por delante del indestructible 1.6 8v de 102 CV (ya descontinuado en Chile). Este 1.4 Turbo es muy conocido en el Grupo VAG pero se ha estrenó hace poco en el Octavia actual. Además este 1.4 TSI aumenta la potencia, la respuesta y disminuye el consumo notoriamente.


Este motor de 1.390 cc tiene un solo turbocompresor y entrega 122 CV a 5.000 RPM y un par máximo de 200 Nm a 1.500-4.000 RPM. Su curva de potencia es muy plana en un margen de revoluciones amplio. Esa es una de sus características más reconocidas. Con este motor logra una velocidad punta de 203 km/h, y acelera a 100 km/h en sólo 9,2 segundos.

El 1.4 TSI de 122 CV sólo es audible si se va rápido o en fases de acelación constantes y bruscas. Si se abusa del efecto del turbo este motor puede subir bastante en consumo al equivalente de un 1.6 ó 1.8 atmosférico de igual potencia, pero por lo general su rendimiento (prestaciones/consumo) es superior a la media y es de los mejores.

Gracias a los siete cambios el motor puede ir muy bajo de vueltas, pero sin pecar de mala respuesta y sin necesidad de bajar a quinta o cuarta en carretera. Este motor sorprende por su baja cilindrada y buena respuesta. Es muy silencioso y con casi nulas vibraciones. Por su parte, las recuperaciones son notables, es muy ágil y se siente que tuviera más des 122 CV. Es muy fácil llegar a velocidades sobre 120 km/h. Sorprende lo poco que se siente la velocidad a regimenes elevados.

Va a 120 km/h a unas 2.400 RPM en la 7ma marcha. En la sexta va a 2.900 RPM, en 5ta a 3.600 RPM. Es decir es un motor muy elástico y la caja lo hace llevar relajado siempre, por eso entrega una sensación de desahogo permanente, más en carretera.

Además la presencia de la caja doble embriague DSG (Direct Shift Gearbox) del Grupo Volkswagen corona un muy completo trabajo como producto. Su funcionamiento es rapidísimo y preciso.

TABLA DE CONSUMO SKODA OCTAVIA 1.4 TSI

A 90 km/h logramos 19-20 km/l
A 100 km/h unos 17-18 km/l
A 110 km/h unos 16.5 km/l a 18 km/l
A 120 km/l: 14,4-16.5 km/l

En suma, razones sobrar para comprar un Octavia: Habitáculo,  motor, relación precio-calidad, terminaciones, equipamiento y rendimiento. Ideal para quienes les agrada la economía sin sacrificar una conducción con tacto deportivo.

¿Qué te pareció el nuevo Skoda Octavia 1.4 TSI?, coméntanos.

powered byDisqus