Chery Fulwin 1.5 GL sedán 5MT: Aires modernos [Test Drive]

Este sedán-liftback tiene por sobretodo un diseño atractivo. Además tiene un andar suave, bien aislado, pero le falta algo de empuje al motor. Precio: $4.990.000 (US$9.960).

Hace un tiempo que la marca china Chery tenía un espacio que cubrir tras la salida de los modelos A516 y S21. Su representante en Chile (SK Bergé) debía cubrir la oferta con un modelo que copara el espacio disponible entre el Face y el Skin y más aún con la llegada del exitoso Chevrolet Sail y los recientes Great Wall Voleex C30, Great Wall Florid y Jac 137.

Y para buscar ofrecer la mejor alternativa posible, la gente de Chery Motors buscó ofrecer un modelo el tipologías hatch y sedán con el mismo equipamiento y motorización, ello acompañado de atributos como precio bajo, diseño atractivo y equipamiento full. ¿Qué resultó?, un nuevo producto con que la marca asiática ha logrado "desmarcarse" de otros de su origen ofreciendo un modelo atractivo sin la necesidad de copiar a otros fabricantes.

En esta oportunidad probaremos para Bólido la versión sedán denominada Fulwin 1.5 GL Sedán 5 MT, compacto del segmento B (sedánes y hatchback medianos) que tiene un valor de $4.990.000 (US$ 9.960). Su hermano Fulwin Sport hatchback vale $5.290.000 (US$ 10.556). El equipamiento es el mismo en las dos versiones.

Ambas están equipadas con un motor bencinero 1.5 litros, 16 válvulas de 107 CV y una transmisión mecánica de cinco marchas. Cumplen con la norma de emisión Euro IV.

Llega en colores rojo, blanco, gris plata, gris grafito y gris azulado. Por su parte, la versión Sport HB incluye además el color negro. El equipamiento integra cierre central, alzavidrios y espejos eléctricos, mando a distancia, radio con CD y lector de MP3, cuatro parlantes y aire acondicionado. Los asientos delanteros cuentan con regulaciones manuales y el volante es ajustable en altura (revisar ficha técnica en el PDF adjunto).

En el item seguridad cuenta con carrocería con sistema de absorción de impactos, puertas laterales con barras de acero, airbags frontales delanteros, inmovilizador antirrobo y frenos ABS con EBD. Este modelo recibió la certificación de seguridad de cuatro estrellas en los test de impacto realizados por la C-NCAP.


ATRACTIVO POR FUERA

Por fuera este nuevo Chery Fulwin ha dado un paso adelante. A nuestro juicio luce basante moderno, muy atractivo para el público joven, donde está orientado. En el frontal destacan sus focos alargados con dos pequeños neblineros en los costados de la parrilla y un gran logo Chery al medio. El capó tiene un ángulo pronunciado. Sus dimensiones son de 4.269 milímetros de largo, 1.686 milímetros de ancho y 1.492 milímetros de alto.

Adelante es llamativo con unos grandes ópticos delanteros casi horizontales que mezclan tanto formas curvas como rectas. Por los costados destaca una línea que recorre toda la carrocería la que va elevándose hasta llegar a la maletera. Atrás nos gustaron más los ópticos de la versión hatchback, algo mejor terminados y más grandes que en el sedán.

Por los costados varias líneas recorren la carrocería (revisen las fotos) que permiten un efecto de movimiento constante, algo similar a lo que hace Hyundai con su "Escultura Fluída".

La versión Sedán que probamos posee tres cuerpos pero tiene una particularidad, en realidad podría denominarse más como un “liftback” debido a su corto voladizo trasero que incorpora un maletero con vidrio trasero que se abre como un “portalón”, algo similar al concepto del anterior Citroen C5. Esta interesante solución, inédita en el segmento, permite un acceso más fácil a la maleta, sobretodo para cargas grandes, además de aumentar ligeramente la capacidad de carga (370 litros). Con los asientos abatidos entrega 1.400 litros.

Adentro sorprende por la amplitud y la anchura disponible, superior a lo habitual. Puede transportar a 5 adultos comodamente, incluso con personas sobre 1.80 metros en las plazas traseras, algo poco visto en modelos chinos, con una altura disponible, por lo general, bastante limitada.

El puesto de manejo tiene generosas dimensiones, sobretodo en la altura disponible. No cuesta lograr la posición ideal gracias a las regulaciones en algura del volante. Eso sí, este último es algo grande y con una empuñadura o grip de un diámetro pequeño. Por su parte la visibilidad hacia adelante está óptima, ayuda mucho la trompa delantera muy en punta.

La calidad de materiales (polímeros duros negro en toda la consola) es correcta (dentro de la calidad que ofrecen otros modelos como el GW Voleex C30) tanto como las terminaciones y además tiene varios espacios para guardar cosas. El tablero tiene indicadores demasiado pequeños, que incluyen con un display central que se aprecia poco a luz de día (tiene una iluminación roja poco legible). Arriba en la consola central está la radio y es la misma del Chery Skin (MP3 y USB) con un audio de discreto a regular. Abajo el control de la calefacción con tonalidades cromadas y tres grandes esferas en forma triangular.

MOTOR 1.5L CORRECTO, PERO DENTRO DEL PROMEDIO

El Fulwin ofrece un propulsor de bencinero de 1.5 litros con 107 caballos y 140 Nm de par máximo acompañado de una transmisión mecánica de cinco velocidades. Su planta motriz es algo lenta de reacciones bajo los 3.000 RPM, luego mejora ya cerca de los 3.500 RPM hasta el corte a los 5.500 RPM. Es bastante lenta en las partidas pero luego cuando sube de vueltas toma mayor vigor.

Está muy bien aislado (mucho más que otros modelos de su origen). No se nota mayor rumorosidad bajo 3.500 RPM y sobre ese régimen el sonido del motor aumenta decibeles pero menos que otros productos chinos. .Además no percibimos sonidos excesivos del ambiente en su interior, puntos a favor en insonorización.

En general el auto es muy fácil de conducir con una dirección algo imprecisa y lenta. Por su parte, el tacto del cambio es suave  y los cambios entran bien. Frena recto y bien, tiene ABS, EBD y disco solamente adelante (tambor atrás). No apreciamos movimientos extraños en carretera y me gustó como doblaba y mantenía las trayectorias a velocidades de carretera (100-120 km/h).

La mejor respuesta de este motor 1.5 litros es sobretodo en tercera y cuarta marcha, de desarrollos bastante, bastante largos. Igualmente se siente un auto relativamente ágil al estirar las marchas pero por sobretodo está orientado al confort de sus pasajeros. Sobre el consumo, logramos promedios de 12,3 km/l en circuito urbano, 16,2 km/l en carretera y un consumo mixto de 14,3 km/l.

RPM POR CADA CAMBIO Y VELOCIDAD

A 120 km/h: 3.200 en 5ta; 4.000 en 4ta y 5.200 en 3era
A 110 km/h: 2900 en 5ta; 3.500 en 4ta y 4.900 en 3era
A 100 km/h: 2.700 en 5ta; 3.100 en 4ta y 4.500 en 3era
A 90 km/h: 2.500 en 5ta; 2.900 en 4ta y 4.100 en 3era

Este Fulwin está bien terminado, es cómodo y está pensado para quienes busquen un modelo con un diseño atractivo, buen equipamiento con un precio atractivo. Más allás de las diferencias con marcas de otros orígenes ya consolidas, hay que reconocer que algunas marcas chinas han mejorado respecto a modelos previos.

powered byDisqus