Consejos para la supervivencia en el desierto

Original por: John E. Akers. Traducción y adaptación por Mario Bórquez Brahm

Inmenso, atrayente

Nuestro norte se caracteriza por una zona amplia desértica. En ella, miles de caminos que la atraviesan permiten aventurarse y descubrir de todo, partiendo por paisajes increíblemente hermosos, pasando por pueblos un poco olvidados, y principalmente, adentrarse en un mundo esencialmente alejado de las comodidades de la civilización moderna. En resumen, ir al desierto puede ser una aventura muy entretenida, pero un percance puede transformarse en algo más que una molestia...

He aquí algunos consejos para que una posible dificultad no se transforme en una complicación. Es posible que el paseo requiera pasar una o más heladas noches lejos de una cama, y algunos días donde la temperatura es derechamente agresiva, pero con un poco de preparación y principios sencillos, todo será más soportable.

Antes de salir: Prevenir

Lo primero es ir preparado desde un principio. Asegúrate antes de salir que tu 4x4 está en buena condición. Revisa la batería, mangueras, neumáticos incluyendo el de repuesto, correas de ventilador, herramientas necesarias, fluidos, y combustible y aceite de reserva. Otros repuestos y agua extra para el radiador son también importantes. Verifica que todos los indicadores y marcadores del vehículo estén funcionando bien.

Al planear un viaje al desierto, siempre informa a alguien de dónde irás, la ruta que tomarás y cuándo esperas volver. Y apégate a tu plan. Pronto te echarán de menos, saldrán a buscarte, y comenzarán por los puntos más probables (o sea tu plan de ruta). Este solo acto puede significar anticipar tu rescate un par de días.

Prepara una lista de las cosas que llevarás, y revisa que esté todo en el vehículo, en contenedores adecuados.

Conoce tu 4x4. Familiarízate con el control de tracción, el uso de la caja de cambios. siempre enfrenta las subidas perpendicularmente a la pendiente. Practica usarlo en offroad para que sepas de sus capacidades, y también adquieras destrezas.

En lo posible, no salgas solo. La probabilidad de que dos vehículos fallen simultáneamente es más baja.

Conociendo el desierto: La ropa apropiada es fundamental

El desierto es un lugar muy caluroso de día y muy frío de noche. Por ello, llevar la ropa adecuada es fundamental. En el día, ropa amplia, de colores claros, camisas de manga larga, sombrero de ala ancha. Las claves son: cobertura y ventilación. Para la noche, polar, gorros. Siempre usa zapatos muy cómodos. Si te sacas la camisa, el sol evaporará demasiado rápido la transpiración, impidiendo el normal proceso de enfriamiento.

Usa los anteojos de sol en todo momento durante el día, y cubre tu cuello con un pañuelo. Usa un bloqueador solar potente.

Consejos para el camino

Mantente atento a las condiciones meteorológicas. Si te encuentras con una tormenta de arena mientras manejas, sal del camino. Apaga las luces de conducción, y enciende los flashers de emergencia. Pon la cola del 4x4 hacia el viendo para disminuir el golpe de las partículas de arena en el parabrisas.

Antes de entrar en zonas arenosas prueba la firmeza del terreno. Caminar por un minuto puede ahorrar horas de trabajo duro.

Revisa tu teléfono por señal de cobertura. Si debes comunicarte y no lo logras, tal vez baste regresar un par de kilómetros.

A menos que conozcas muy bien la zona en que estás, mantente dentro o cerca del camino. No lo pierdas de vista

Siempre que encuentres personas en el camino, comunícales tus planes de ruta.

Cuando llegues a un lugar habitado, rellena tu provisión de comida, agua y combustible. Si has tenido un pinchazo, repáralo.

Ooops!: Ocurrió un desperfecto

Si tu 4x4 queda en panne, quédate cerca de él. Tus elementos de emergencia están allí. Tu 4x4 tiene muchos artículos útiles en una emergencia. Levanta el capot para señalar que estás en problemas. Un vehículo puede ser avistado desde kilómetros de distancia, pero es muy difícil ver una persona a pie.

Mientras estás allí, quédate en la sombra, o construye alguna sombra con alfombras, frazadas, cubreasientos, y cualquier otra cosa para reducir la exposición a los rayos del sol. Saca los asientos del vehículo para estar más cómodo

No te sientes o acuestes directamente en el suelo. Puede estar 30 o más grados celsius más caliente que el aire.

No abandones el vehículo a menos que sepas positivamente qué ruta tomar para obtener ayuda.

Manténte vestido. Ayuda a mantener baja la temperatura del cuerpo, y reduce la tasa de deshidratación. Cubre tu cabeza, Si no tienes un sombrero, improvisa con lo que sea: Un pañuelo o un cartón te servirán. Usa ropas claras y holgadas

Haz fogatas. Haz fuego humeante en el día, y llameante en la noche. Tres fuegos en triángulo significan "necesito ayuda"

Un camino es un signo de civilización. Si encuentras un camino, permanece en él.

Si su agua es limitada, mantén la boca cerrada. No hables, no comas, no fumes, no tomes alcohol, no ingieras sal. No te irrites.

Puedes juntar agua de la humedad de la noche excavando un hoyo en el terreno y poniendo encima una pieza de plástico, a la que harás un agujero en el centro. Fíjala con piedras en los extremos, y pon una piedra pequeña en el centro. Debajo, pon un vaso. Juntarás aproximadamente 1/2 litro de agua cada 24 horas.

Si debes moverte

No vayas caminando solo. Que alguien te acompañe. Si en el grupo hay personas en mala condición física, que se queden en el vehículo. Marca en el GPS las coordenadas en que está el vehículo y el grupo que se queda. Si no tienes GPS, haz un croquis con al menos tres puntos particulares del paisaje (cerros, quebradas)

Si debes caminar, descansa al menos 10 minutos cada hora. Si no estás preparado físicamente, descansa hasta 30 minutos por hora. Busca la sombra, siéntate y levanta los pies. Ajusta tus calcetines y zapatos. No te saques los zapatos. Puede que no puedas volver a ponértelos por los pies hinchados.

Evita caminar durante las horas de sol. Hazlo temprano en la mañana y al atardecer. Durante el día, busca sombra.

Si llevas GPS, marca un punto cada media hora, y también cuando tomes una bifurcación.

Si tienes agua, bébela. No la raciones. Recuerda que has llevado mucha agua extra. (Analiza fríamente tu condición: Distancia probable a un centro poblado)

Desconfía del agua que puedas encontrar, sobre todo si está estancada. Si es absolutamente necesario, primero fíltrala y hiérvela. Asimismo, nunca bebas el agua del radiador

Si caminarás por el desierto, equipa a cada persona, especialmente a los niños, con un pito que suene fuerte. Tres pitazos significan "Necesito ayuda".

Mantente en el camino. Te llevará a algún lugar donde hay personas, comida, agua, y ayuda.

En un próximo post veremos una lista de elementos básicos para llevar en una aventura por el desierto. Mbb.

powered byDisqus